Publicidad
Publicidad

Transporte de carga, ¿a discusión en la ronda 4 del TLCAN?

El equipo de negociadores de Estados Unidos puede buscar eliminar la libre circulación de esos vehículos que no se ha cumplido cabalmente.
Problema añejo
Problema añejo El libre tránsito transfronterizo del autotransporte de carga no se ha dado cabalmente en los 23 años de vida del TLCAN. (Foto: kupicoo/Getty Images)

Las tensiones en la ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no terminan, ya Estados Unidos formalizó un par de propuestas agresivas y podría haber otras más. .

En la cuarta ronda de negociaciones para la modernización de este Tratado, el equipo técnico estadounidense ya puso sobre la mesa subir el contenido regional para la industria automotriz de un 62.5% a un 85% para gozar de libre arancel. También trascendió que la delegación de ese país presentó la 'cláusula de expiración', que considera poner a revisión el contenido del tratado cada cinco años para determinar si se continúa con él por más tiempo o no.

Lee: EU pone en la mesa de la renegociación del TLCAN una 'cláusula de caducidad'

Otros temas podrían salir a la luz antes del próximo martes que termina esta ronda, como la eliminación del apartado que habla sobre el libre tránsito de camiones de carga entre los países socios.

Publicidad

Lejos de que este proceso de renegociación pueda ser una oportunidad para terminar de implementar la apertura de ciertos sectores como el de autotransporte de carga, Estados Unidos podría presentar su intención de eliminar su libre tránsito transfronterizo, que no se ha cumplido de manera integral, refirió Citibanamex en un análisis.

México no debe de aceptar esta propuesta porque atenta contra lo que ya está establecido en el TLCAN, dijo Sergio Kurczyn, director de Estudios Económicos de Citibanamex.

Aunque fue un proyecto que no ha prosperado, en gran parte por Estados Unidos, representa un instrumento para hacer más competitiva a la región. El hecho de que se presente la propuesta de eliminar este apartado en el proceso de negociación y que fuera aceptada por México sería “bajar la guardia”, agregó.

El texto original del tratado consideraba el libre tránsito de camiones de carga a partir del año 2000, pero no sucedió así.

Publicidad

El tema ha pasado por distintas etapas, incluido un panel que ordenó a Estados Unidos cumpliera con lo que dicta el tratado, y hasta la firma de un memorando de entendimiento que establece que las empresas transportistas de ambos países pueden circular libremente. Sin embargo, son pocas las empresas transportistas con permisos y no ha logrado darse un apertura total.

En la actualidad, los transportistas de ambos países deben recurrir a terceros para entregar sus mercancías a través de un proceso denominado “transfer”, que consiste en cambiar de camión en la zona fronteriza, lo que incrementa el costo logístico para el intercambio de mercancías entre Estados Unidos y México.

Fernando Ruiz, director del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (COMCE), consideró que de desaparecer esta parte, debería buscarse compensar su eliminación en la negociación de temas de facilitación comercial y aduanera.

No obstante, si se acepta la opción de eliminar el libre transporte de carga, se cierra totalmente la posibilidad de que camiones de carga mexicanos puedan pasar a Estados Unidos para entregar mercancía, y que camiones de carga de Estados Unidos pasen a territorio mexicano, explicó Ruiz.

Publicidad

Contenido regional automotriz

Para la industria automotriz Estados Unidos propone incrementar el contenido regional de 62.5% a 85%, para gozar de libre arancel. Además de que pide fijar el porcentaje mínimo de 50% a los componentes que provienen de Estados Unidos, de acuerdo con la agencia Bloomberg

Desde antes que iniciaran las rondas de negociación para modernizar el Tratado, los sectores público y privado de México han rechazado esta propuesta. El argumento es que las exportaciones mexicanas pueden ser menos competitivas, pues tendría que aumentar la proveeduría en territorio nacional , y dejar de importar componentes asiáticos, lo cual incrementaría sus costos.

Publicidad

La propuesta afectaría a la industria de los tres países, además de que va en contra de un acuerdo regional de libre comercio, consideró Sergio Kurczyn.

“No creo que México vaya a pasar esta propuesta", opinó Kurczyn. El efecto sería incrementos en los precios de las pick ups, el vehículo que prefiere el consumidor estadounidense, que llevaría a mayor demanda de autos que camionetas.

Incluso el empresariado de Estados Unidos ha mostrado inconformidad.

“Vemos que si este porcentaje sube, la industria va a importar más componentes directamente de Asia, es una pauta para apertura de negocios al otro lado del mundo”, dijo Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, el martes pasado de visita por México.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad