Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las razones para que Banxico incremente la tasa de referencia

Analistas y el propio banco central mexicano coinciden en que hay presiones para subir, de nueva cuenta, el precio del dinero.
mar 28 noviembre 2017 06:00 AM
Con o sin gobernador
Con o sin gobernador la Junta de Gobierno de Banxico observa presiones para incrementar la tasa de interés. (Foto: traveler1116/Getty Images)

Quedan tres días para que Agustín Carstens se vaya del banco central mexicano, aún no se sabe quién quedará en su lugar, pero hay un panorama claro: la inflación no cede con la rapidez que se esperaba. De ahí que el incremento de la tasa de interés de referencia se vislumbre como la primera decisión de política monetaria que tome la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), con su nuevo gobernador.

El Banxico reconoció, en su último informe trimestral , que la inflación bajará a niveles de +/- 3% hasta el último trimestre de 2018, y no en el tercero como se tenía previsto.

También hay un factor externo que presiona: una mayor posibilidad de que la tasa de referencia en Estados Unidos incremente en diciembre, advirtió la mayoría de la Junta en la última minuta de decisión de política monetaria .

Otro de sus integrantes subrayó que hacia adelante podrían requerirse nuevos aumentos en la tasa de interés por la normalización de la política monetaria en el país del norte, su reforma fiscal, y las elecciones en México en 2018.

El pronóstico de instituciones financieras como Invex, Banco Base y Santander, coinciden en que la tasa subirá de 7.0% a 7.25% en México, el próximo 14 de diciembre, un día después de la junta de decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

“En Estados Unidos y México hay un escenario macroeconómico que pide cierta dirección de política monetaria, independiente a quién lleve las riendas”, comentó Joan Enric Domene, analista económico en Invex.

Publicidad

Los factores que retrasarán la baja de la inflación en México son cuatro, de acuerdo con Banxico: una depreciación adicional del peso mexicano, el incremento de algunos productos agropecuarios, presiones al alza en los precios de energéticos como el gas LP, y aumentos en los costos unitarios de la mano de obra por el incremento al salario mínimo.

La depreciación del peso está latente por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se extendió hasta el primer trimestre de 2018 y también por la propuesta de reforma fiscal en Estados Unidos, comentó el analista económico en Invex.

Lee: La reforma fiscal de Trump ejercerá presión en México

Si la Fed incrementa su tasa, la probabilidad de que Banxico la suba es de 70%, si la Fed la mantiene, la probabilidad baja a 54%, pero nuestro panorama está más enfocado en el sí de la institución estadounidense, comentó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco Base.

Aunque el alza en la tasa de referencia puede parecer negativa, Siller explicó que un incremento en el precio del dinero (tasa de referencia), ayuda a desacelerar la economía, es decir, que las personas gasten menos, tras el objetivo de controlar las alzas de los precios (inflación).

Un alza en la tasa, también ayuda a que se mantengan los capitales en México por un mayor rendimiento, y que ante una alza en la tasa de interés en Estados Unidos, el dinero invertido en México no emigre al país del Norte.

“De esta manera ayudas a que el tipo de cambio se mantenga más controlado, y es un efecto menos del cual preocuparse”, dijo Domene.

Publicidad
Publicidad