Publicidad
Publicidad

Inversiones de impacto, un mercado de 250,000 mdd

Ahora, los inversionistas quieren medir el impacto ambiental o social de sus activos, y las grandes firmas financieras abren fondos para atenderlos.
Interés creciente
Interés creciente Las generaciones más jóvenes de inversores dan peso a las acciones de las empresas en favor del mundo. (Foto: iStock/SusanneB)

Ganar dinero es el alma de Wall Street. Hacer del mundo un lugar mejor, no tanto.

Ahora, eso está empezando a cambiar a medida que algunos de los nombres financieros más importantes ajustan sus negocios para reflejar la creciente demanda de inversiones de impacto.

“Es un mercado de 250,000 millones de dólares y está creciendo rápidamente”, dijo Michael Baldinger, un veterano que lleva 30 años en la industria, que se unió a UBS Asset Management como director de inversiones sustentables e impacto, un nuevo cargo, hace poco más de un año. “Realmente puede ser un agente de cambio para la industria financiera”.

Los bancos y los gestores de activos están pensando seriamente en cómo atender a los inversionistas que desean un rendimiento medible social o ambiental de sus inversiones, así como ganancias de capital, dividendos de acciones o pagos de intereses.

“En el pasado vendías productos a tu cliente, ahora le permites a tu cliente crear el impacto deseado, dijo Baldinger. “Como industria, hemos tenido que reconsiderar todo lo que hacemos: impacto y sustentabilidad son el Silicon Valley de las finanzas y queremos ser Google”.

Opinión: El futuro de las finanzas en la próxima década

Publicidad

¿Mercado millennial?

Las inversiones de impacto alguna vez fueron del dominio de los superricos. Las personas y las familias se unían para identificar oportunidades prometedoras de ganar dinero y hacer el bien al mismo tiempo.

Pero eso también está cambiando rápido.

“El 76% de los millennials ven las decisiones de inversión como una forma de expresar sus valores sociales, políticos y ambientales”, dijo Jackie VanderBrug, directora gerente de la división de gestión de inversiones en patrimonio de US Trust, Bank of America.

“Cuando tres cuartas partes de la población dicen 'esto es importante', eso es enorme”, agregó.

Publicidad

Antes de unirse a U.S. Trust en 2013, VanderBrug ayudó a iniciar una empresa de impacto centrada en el desarrollo profesional para jóvenes desfavorecidos. Ella fue fundamental en el establecimiento de Good Capital, un fondo de inversión social.

Ahora identifica las oportunidades de inversión de impacto, incluidas carteras con una inversión mínima de 12,000 dólares hasta estrategias totalmente personalizadas para clientes más grandes.

Barclays es otro importante banco con grandes ambiciones en esta área. Lanzó su Multi-Impact Growth Fund en septiembre, dirigido a los inversores más pequeños.

Damian Payiatakis, director de inversiones de impacto en Barclays, dijo que el banco británico quiere integrar el espíritu de la inversión de impacto en todo lo que hace.

“Nuestro interés no es agregar productos de impacto a un estante de inversiones”, dijo Payiatakis. “Una vez que comienzas a ver el mundo de esa manera, se vuelve obvio y te preguntas: '¿por qué no?'”, dijo.

Más trabajo por hacer

Publicidad

Aún así, es posible que exista aún camino por recorrer antes de que la inversión de impacto se convierta realmente en una tendencia masiva incluso a medida que continúa creciendo.

“Aunque la idea de que la única función de una empresa es maximizar los beneficios financieros para los accionistas todavía está bastante arraigada, creo que tenemos el viento a nuestro favor en la forma de nuestras generaciones más jóvenes, que tienen mayores expectativas”, dijo Deval Patrick, director gerente de la división Double Impact de Bain Capital, con sede en Boston, y ex gobernador de Massachusetts.

“Muchas de esas mismas personas están mirando a través de un lente similar los dólares en sus inversiones y con una expectativa de responsabilidad social, por lo que espero que el campo siga creciendo”.

Para Baldinger de UBS, parte del crecimiento se puede atribuir a una mayor transparencia sobre las inversiones de impacto, que le da al inversor una opción.

“En la década de 1990, solía ir a Starbucks todas las mañanas a tomar mi café con leche y mi muffin. Luego comenzaron a mostrar las calorías que había al lado y eso disparó algo en mí, así que me detuve”, dijo.

Publicidad

“Crearon transparencia para el cliente. Puedes ignorarla, pero tienes la información y tienes una decisión”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad