Publicidad
Publicidad

Las sanciones de EU terminan con el negocio de este oligarca ruso

El Tesoro estadounidense prohibió a Oleg Deripaska hacer negocios con estadounidenses, lo cual golpeó a su holding EN+ y a su productora de aluminio Rusal.
Sanciones
Sanciones Las sanciones estadounidenses afectan directamente a negocios rusos. (Foto: Sergei Karpukhin/REUTERS)

Hace unos meses, Oleg Deripaska estaba disfrutando del éxito.

El multimillonario ruso volvió pública su creciente compañía holding industrial, EN+, en Londres a finales de 2017. Semanas después, el hombre cercano al Kremlin fue tema de conversación en Davos, donde presuntamente organizó una fastuosa recepción encabezada por el cantante pop, Enrique Iglesias.

Ahora, la fiesta ha terminado por completo. Deripaska recibió la semana pasada nuevas y duras sanciones estadounidenses que lo apuntan a él, y a los negocios que posee o controla, incluido el productor de aluminio Rusal.

Bajo esas sanciones, a los estadounidenses se les prohíbe hacer negocios con esas compañías, y las personas de otras nacionalidades podrían enfrentar sanciones propias si facilitan las transacciones para esas empresas.

Publicidad

Lee: EU impone nuevas sanciones a ocho oligarcas rusos

Las sanciones harán que sea extremadamente difícil para Rusal hacer negocios en dólares.

“El Tesoro de Estados Unidos simplemente decidió eliminarlo”, dijo Anders Åslund, alto miembro del Atlantic Council, acerca de Deripaska. “Él acabará en la quiebra por esto”.

Rusal no respondió a una solicitud de comentarios.

Publicidad

La compañía dijo en un comunicado la semana pasada que las sanciones probablemente “serían materialmente adversas” para sus “negocios y prospectos”. Dijo que continuaría cumpliendo con todas las leyes y regulaciones aplicables.

Rusal produce el 7% del aluminio mundial, según el Tesoro de Estados Unidos. Sus compradores internacionales, sus socios comerciales y las bolsas de materias primas están apresurándose para romper lazos con la compañía.

Algunos cortes son más profundos que otros.

EN+ y Rusal serán eliminadas de los principales índices bursátiles. Dos directores renunciaron al directorio de Rusal, mientras que Moody's Investors Service y Fitch Ratings retiraron las calificaciones crediticias de la compañía.

Publicidad

Más problemático para Rusal es la decisión de London Metal Exchange, el mercado clave de la industria, de dejar de aceptar aluminio de Rusal a menos que el propietario demuestre que hacerlo es legal bajo las sanciones.

nullLa medida evitará que los propietarios de aluminio sancionado lo vendan a precios artificialmente bajos, pero también subraya los obstáculos que enfrenta Rusal para seguir realizando negocios en muchos mercados internacionales.

El operador global de materias primas Glencore, que posee acciones en Rusal y compra aluminio de la empresa, dijo en un comunicado que estaba “comprometido a cumplir con todas las sanciones aplicables en su negocio y está tomando todas las medidas necesarias para mitigar cualquier riesgo”.

El precio de las acciones de Rusal se ha desplomado 56% desde que se anunciaron las sanciones.

Publicidad

“Creo que este es el final de Rusal”, dijo Åslund, un ex diplomático sueco que más tarde se desempeñó como asesor económico del gobierno ruso.

Glencore también dijo que no procederá con los planes de intercambiar su participación en Rusal por acciones en EN+.

Deripaska, con entrenamiento en Física, se ha ganado la reputación de ser un sobreviviente.

Emergió de la caótica lucha por activos tras el colapso de la Unión Soviética con una fortuna masiva, que Forbes estimó en 28,000 millones de dólares en 2008. Poco después, una fuerte caída en los precios de las materias primas durante la crisis financiera hizo que su patrimonio neto cayera en picada.

Publicidad

Cuando el Financial Times le preguntó en 2010 qué tan cerca estaba de ir a la quiebra, Deripaska dijo: “Muy cerca”.

Recuperó su balance y miles de millones de su fortuna en los años que siguieron.

Más recientemente, Deripaska se ha convertido en el tema de una intriga política en Estados Unidos debido a que tiene una larga relación con el presidente ruso Vladimir Putin. También es un ex socio comercial del presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort, quien ha sido acusado formalmente como parte de una investigación por el fiscal especial de Estados Unidos, Robert Mueller.

Manafort se ha declarado inocente de todos los cargos en su contra.

Publicidad

Lee: ¿Por qué los oligarcas rusos son distintos a los millonarios?

Al anunciar las nuevas sanciones, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que Deripaska había “dicho que él no se separa a sí mismo del estado ruso”.

Deripaska describió las sanciones de Estados Unidos como “infundadas, ridículas y absurdas”.

El oligarca ahora podría necesitar ayuda del gobierno de Putin para evitar el colapso de Rusal.

Publicidad

El ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, dijo a principios de esta semana que el gobierno estaba dispuesto a proporcionar un salvavidas financiero a Rusal. Según los medios estatales, dijo que se necesitaban operaciones estables para proteger a los 170,000 trabajadores de la compañía.

Denis Manturov, el ministro de Industria y Comercio, dijo que ya habían sido trazados los planes.

“Tan pronto como Rusal pida apoyo, inmediatamente intentaremos proporcionarlo”, dijo el jueves, según la agencia estatal de noticias RIA Novosti. “Apoyo significa un proceso específico, medidas específicas que deben tomarse”.

Recomendamos: Desde Rusia con amor: responderemos a las sanciones de EU

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad