Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La imposición de aranceles de Trump amenaza beneficios de su reforma tributaria

Los nuevos aranceles impuestos por EU a México, Canadá y la UE puede repercutir en un incremento de costos para empresas y consumidores, echando abajo los beneficios de la reforma tributaria.
jue 31 mayo 2018 09:18 PM
Sacudida
Sacudida El presidente de EU remeció este jueves el comercio internacional. (Foto: JOSHUA ROBERTS/REUTERS)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los republicanos aman promocionar su reciente revisión del código tributario, incluidos los millones de dólares en recortes de impuestos.

Su gran promesa: será genial para la economía estadounidense y la gente promedio el aumentar la inversión, el empleo y los salarios.

Pero cualquier beneficio de la nueva ley tributaria puede ser socavado por la imposición de aranceles de Trump.

Hasta el momento se han anunciado aranceles sobre los productos chinos e impuestos a las importaciones de acero y aluminio, lavadoras, paneles solares y papel y madera canadiense. A continuación podría haber aranceles sobre los automóviles importados, como se había amenazado anteriormente.

Además podría imponerse a otros productos o materiales, dependiendo de cómo vayan las conversaciones para modificar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

nullA raíz del anuncio de los aranceles sobre el acero y el aluminio este jueves, los defensores de la nueva ley fiscal advirtieron que los aranceles son solo aumentos de impuestos con otro nombre.

Publicidad

"Los aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio son un aumento de impuestos para los estadounidenses y tendrán consecuencias perjudiciales para los consumidores, los fabricantes y los trabajadores", dijo el principal escritor de impuestos del Senado, el presidente del Comité de Finanzas, Orrin Hatch.

El homólogo de Hatch en la Cámara, Kevin Brady, afirmó que imponer los aranceles de acero y aluminio a las importaciones de Canadá, México y la Unión Europea "daña nuestros esfuerzos por crear empleos estadounidenses que paguen bien vendiendo más productos Made in America a los clientes de estos países".

"El aumento de precios de los automóviles y camiones son solo la punta del iceberg. Los costos adicionales se impondrían a los trabajadores de EU como en otros países respondieron mediante la imposición de aranceles a las exportaciones de Estados Unidos", dijo Bryan Riley, director de la Iniciativa Libre Comercio de la NTU.

Un reporte de Bloomberg publicado este jueves indica que los aranceles impuestos por la administración de Trump encarecerán el costo de los automóviles, además de que pondrán bajo amenaza empleos, según un grupo de comercio automotriz.

"Estas tarifas resultarán en un aumento en el precio del acero producido en el país, amenazando la competitividad global de la industria y elevando los costos de los vehículos a nuestros clientes", indicó Gloria Bergquist, una portavoz de Alliance of Automotive Manufacturers, que incluye a General Motors, Toyota y Volkswagen.

Lee: Así te afectará la guerra del acero entre México y EU

China, México, Canadá y la UE anunciaron represalias. Y eso puede perjudicar la capacidad de las compañías estadounidenses de vender productos en el extranjero, lo que a su vez puede costarle empleos a los estadounidenses o poner el freno a los aumentos salariales.

El riesgo

La revisión fiscal redujo las tasas del impuesto sobre la renta y expandió las provisiones para hacer que las empresas estadounidenses sean más competitivas internacionalmente y para incentivarlas a invertir en nuevos proyectos, dijo Erica York, analista del Centro de Política Tributaria Federal de Tax Foundation.

Las tarifas socavan ese incentivo si las empresas enfrentan precios más altos o se preocupan por las tarifas futuras, señaló York.

En última instancia, las empresas estadounidenses afectadas por los aranceles tienen dos opciones: pueden absorber el costo, lo que reduce las ganancias y les deja menos dinero para invertir, contratar o dar aumentos. O pueden subir sus precios, haciéndolos menos competitivos, lo que también puede perjudicar las ganancias.

Lee: Trump se dio un balazo en el pie, considera Guajardo

Y si una empresa considera que sus ganancias se convierten en pérdidas como resultado de los aranceles, un recorte clave en los impuestos a las empresas creado por la nueva ley tributaria no los ayudará.

El American Action Forum (AAF), un grupo de expertos de orientación derechista, estima que los consumidores estadounidenses gastarán 7.5 billones de dólares más por año de lo que lo harían como resultado de las tarifas de acero y aluminio. Ese número será aún mayor si la UE, México y Canadá toman represalias, afirma AAF.

A esto se suman los precios más altos de la gasolina, los mayores costos de salud y la inflación ordinaria, y es fácil ver cómo los recortes de impuestos que los estadounidenses comunes esperan pueden ser eliminados.

The Tax Foundation estimó en abril que los aranceles propuestos sobre los productos chinos por sí solos podrían compensar más de una cuarta parte de los recortes de impuestos para empresas y particulares.

Recomendamos: El estancamiento en TLCAN motivó aranceles al acero, dice EU

Publicidad
Publicidad