Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Silicon Valley supera a Wall Street como el lugar ideal para laboral

Diez años después de la crisis financiera, los egresados de escuelas de negocios prefieren trabajar en las empresas tecnológicas que en los grandes bancos de inversión.
lun 11 junio 2018 06:45 AM
Silicon Valley
Silicon Valley Los graduados ahora prefieren unirse a una cultura que premia la innovación y la autonomía creativa. (Foto: Silicon Valley Center)

Diez años después de la crisis financiera, Silicon Valley ha reemplazado a Wall Street como el mejor lugar para laborar.

La recesión aniquiló a Wall Street como el sitio ideal para los jóvenes reclutas y aceleró el aumento del talento empresarial de élite en Silicon Valley, dicen los reclutadores y asesores de escuelas de negocios.

A medida que las ejecuciones hipotecarias aumentaban y la bolsa de valores se desplomaba, Wall Street y los grandes bancos fueron vistos como los culpables que ayudaron a causar la Gran Recesión.

“Los bancos recibieron una paliza desde el punto de vista de la reputación”, dijo Ian Siegel, cofundador de ZipRecruiter.

Lee: Una mirada a la tribu de Silicon Valley

Goldman Sachs o JPMorgan ya no podían ofrecer un sueldo de seis cifras y un elevado bono por contrato para atraer a nuevos graduados dispuestos a trabajar semanas de 80 a 100 horas.

Publicidad

Heather Byrne, directora general de la oficina de desarrollo profesional de la Ross School of Business de la Universidad de Michigan, dijo que la crisis financiera fue una “experiencia catártica”.

En medio de los escombros, muchos estudiantes y graduados de escuelas de negocios reexaminaron sus decisiones de carrera.

“Hay un sentido más fuerte de tomar decisiones basadas en lo que realmente quieres hacer”, dijo. “El mundo corporativo cambia tan rápido. Será mejor que hagas algo que amas si esto se incendia y colapsa”.

'Factor sexy'

Después de la crisis, el sector tecnológico se aprovechó de la imagen herida de Wall Street.

A medida que el Congreso y el gobierno de Barack Obama endurecían las regulaciones para los bancos y frenaban los salarios de los ejecutivos, compañías como Amazon, Google, Facebook, Netflix y Microsoft ofrecían una nueva experiencia al mejor talento: trabajen para nosotros y transformen el mundo.

“La gente quiere tener un propósito y un sentido”, dijo Siegel. “Es difícil encontrar plataformas más grandes o en las que tengas más oportunidades de tener un impacto”.

Un propósito
Muchos graduados de universidades y escuelas de negocios, e incluso banqueros, estaban ansiosos por unirse a una cultura que premia la innovación y la autonomía creativa, dicen los expertos.

Ese cambio ha cobrado impulso a medida que los líderes más jóvenes e innovadores han tomado el control de las compañías de Silicon Valley.

En Wall Street, con su estructura jerárquica más rígida, “estás encerrado en una caja, frente a la flexibilidad y la creatividad que tienes en la tecnología”, dijo Samantha Wallace, líder del mercado tecnológico para América del Norte de la firma de consultoría de gestión Korn Ferry.

“Es el factor sexy”, dijo Byrne. “Es algo con lo que se identifican. Es con lo que crecieron”.

Los estudiantes de la universidades y escuelas de negocios de las décadas de 1980 y 1990 crecieron pensando en Wall Street como los Amos del universo. Pero para una nueva generación que está ingresando a la fuerza laboral, la tecnología se ha convertido en la fuerza dominante que cambia sus vidas.

En 2008, el 20% de los graduados de las escuelas de negocios trabajaban en finanzas y el 12% trabajaban en tecnología, de acuerdo con el Graduate Management Admission Council, la organización sin fines de lucro que administra el examen de ingreso estandarizado de las escuelas de negocios. Hoy, el 13% de los MBA trabajan en finanzas y el 17% trabajan en tecnología, según la encuesta anual del consejo.

Más oportunidades
El sector tecnológico también ofrece a los estudiantes más vías profesionales, desde trabajar en un estudio de medios hasta ayudar a desarrollar autos sin conductor.

“En muchos sentidos, las compañías tecnológicas son los nuevos conglomerados”, dijo Jenny Zenner, directora senior de servicios de carrera de la Darden School of Business de la Universidad de Virginia.

“Realmente es un lugar donde un graduado de un MBA puede ir y saber que tendrá oportunidades dentro de la compañía o que podrá ir a otras muchas otras compañías también”.

Darden ha agregado opciones de clases y de carreras para satisfacer la creciente demanda de habilidades que prepararán a los estudiantes para las carreras en tecnología. En abril, la Ross Business School de la Universidad de Michigan anunció un programa de análisis de datos y negocios para los candidatos a un MBA a tiempo completo.

Reclutamiento más inteligente

Las firmas de Silicon Valley también se han convertido en reclutadores expertos , al acercarse a los estudiantes en el momento en que ingresan a las escuelas de negocios de élite.

“No puedes pasar por esos programas sin recibir oportunidades para unirse a estas compañías”, dijo Siegel.

Google abrió una oficina en Pittsburgh para que los graduados en Negocios y Ciencias de la Computación de Carnegie Mellon puedan ir directamente a sus oficinas después de clases. Casi todas las compañías tecnológicas han abierto una oficina en el semillero de la educación superior de Boston.

“No solo están cosechando el talento más temprano, sino que les están dando lo que podría decirse que son las mejores condiciones de trabajo que jamás hayan existido”, dijo Siegel.

Las compañías tecnológicas también ofrecen más recursos para estudiantes internacionales y están mejor equipadas para manejar solicitudes de visas, un factor importante en este clima incierto de inmigración, dijo Zenner.

Recomendamos: Oportunidades laborales, más allá de LinkedIn

“Microsoft, Amazon, Google: tienen una máquina de recursos internos para procesar visas”, dijo. “Son un socio amigable para nosotros en la contratación de nuestra población estudiantil global”.

El alto salario de Wall Street sigue siendo un gran atractivo para los reclutas, pero la tecnología ha cerrado esa brecha.

En la Harvard Business School, el salario base medio en 2017 para los graduados que ingresaron a empleos en banca de inversión y trading fue de 125,000 dólares con un bono por firmar de 50,000 dólares. En trabajos de tecnología, el salario base medio para un MBA recién graduado fue de 120,000 dólares, con un bono por firmar de 30,000 dólares.

Chefs personales

Peter Coats estudió en la Ross School of Business de la Universidad de Michigan antes de unirse a Goldman Sachs como banquero de inversión en 2013.

Se sintió atraído por Goldman porque creía que su rol sería una “buena manera de tener un impacto serio en un alto nivel y estar en la sala donde se toman decisiones estratégicas importantes”.

Pero temía que un movimiento hacia la automatización de la banca de inversión limitaría las oportunidades de empleo a largo plazo.

La industria es más pequeña de lo que era antes de la crisis: los ingresos anuales de la banca de inversión en los 12 bancos más grandes de Estados Unidos se han reducido en un tercio de 2009 a 2017 a alrededor de 150,000 millones de dólares, según la firma de análisis de datos Coalition.

Al mismo tiempo, Coats vio cómo las empresas de tecnología en la costa oeste crecían y reestructuraban rápidamente la economía. Pensó que el centro del poder estaba cambiando de Wall Street a Silicon Valley.

Google
La sede de la firma en Mountain View, California.

Pensó que podría obtener algo mejor en la costa oeste. Y se estaba cansando del agotador estilo de vida de Wall Street. Entonces, en 2017, dejó Goldman por un trabajo en finanzas corporativas en Google en San Francisco.

“No estaba satisfecho por lo que yo estaba dando”, dijo. “No estaba obteniendo el tipo de disfrute de la vida que esperaba durante esas horas”.

Su fatiga no es inusual, dicen los expertos. Los principales bancos son conscientes de las percepciones sobre su cultura de explotación laboral.

David Solomon, el presunto siguiente presidente ejecutivo de Goldman, ha sido abierto acerca de la necesidad de crear un Wall Street más amable y gentil.

“Tenemos mucho trabajo por hacer en ese frente”, dijo Solomon en un podcast de Goldman Sachs el año pasado. “Tienes que crear una atmósfera en la que la gente pueda trabajar duro, pero también tenga la oportunidad de tener una vida, esforzarse duro y tener algo de equilibrio en todo ello”.

Goldman y otros bancos han hecho esfuerzos por reducir los horarios de los fines de semana, pero es poco probable que los pequeños ajustes representen una amenaza seria para la calidad de vida que las compañías tecnológicas pueden ofrecer.

Coats obtiene acceso gratuito a gimnasio, comida y transporte en Google. “En Goldman, había un bebedero y café”, dijo.

Lee: 5 tips para ser promovido en el trabajo

“Si te unes a un banco en Wall Street, usas traje”, dijo Wallace, de Korn Ferry. “En tecnología, no estás abotonado, no estás entrando y marcando tus horas en un espacio físico”.

Siegel de ZipRecruiter recordó un evento de redes tecnológicas en el que los ejecutivos debatían cómo encontrar los mejores chefs personales para sus equipos. “Tengo dudas de que este tipo de argumentos suceda en los grandes bancos”, dijo.

Y a pesar de que compañías como Facebook y Twitter ahora están enfrentando un escrutinio sobre la privacidad y los datos, el rudo cambio de atención hacia esas compañías probablemente no logre desalentar a los nuevos reclutas.

“No lo veo como la explosión de una burbuja”, dijo Coats.

Publicidad
Publicidad