Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

T-MEC / header especial

Las fabricantes de autos, aliviadas con pacto bilateral México-EU

El acuerdo comercial alcanzado por ambos países no cambiará drásticamente la forma de hacer negocios de la industria automotriz, y los inversionistas ya muestran signos de alivio.
mar 28 agosto 2018 11:04 AM

El sonido que se escuchó el lunes fue el de los fabricantes de automóviles del mundo exhalando.

El acuerdo comercial preliminar alcanzado por Estados Unidos y México reescribiría partes del TLCAN y establecería requisitos más estrictos para que los automóviles vendidos en América del Norte estén libres de aranceles.

Pero no cambiaría drásticamente la forma en que la industria automotriz lleva a cabo sus negocios. Esta es una victoria para la industria. El acuerdo, de ser promulgado, no sería tan disruptivo como había amenazado el presidente Donald Trump por mucho tiempo. Trump había dicho que quería deshacerse del TLCAN, que según él había costado miles de empleos en el sector del automóvil.

Trump prometió que un nuevo trato traería de vuelta a Estados Unidos esos trabajos de la industria. Pero los expertos se muestran escépticos acerca de cuántos empleos regresarán si el acuerdo se convierte en ley.

"La cadena de suministro no se verá afectada sustancialmente", dijo Miro Copic, profesor de negocios en San Diego State. "Les da a los fabricantes la flexibilidad que querían".

Los inversionistas en los fabricantes de automóviles de Estados Unidos ya están mostrando signos de alivio. Las acciones de GM subieron casi un 5% el lunes y Ford subió más del 3%.

Publicidad

Las nuevas reglas describen un par de cambios importantes que afectarían a las compañías automotrices.

Lee: Mayoría de exportaciones automotrices podrán cumplir nuevas reglas: Guajardo

El acuerdo dice que al menos entre un 40% y un 45% del automóvil debe ser realizado por trabajadores que ganan al menos 16 dólares por hora para evitar aranceles cuando los vehículos se muevan a través de la frontera entre Estados Unidos y México.

También requiere que el 75% de las piezas de un automóvil provengan de América del Norte para evitar aranceles. Eso es alrededor de 12 puntos porcentuales más que el umbral actual.

Los expertos dicen que la provisión salarial podría inclinar la balanza cuando los fabricantes decidan si construir una planta en Estados Unidos o México, pero su efectividad también puede depender de cómo se haga cumplir.

Matthew Rooney, director de crecimiento económico en el Instituto George W. Bush, lo ve como una potencial "pesadilla de aplicación".

"[Deja] mucha discreción a los funcionarios aduanales, y podría ser muy difícil de manejar", agregó Rooney.

Otros dicen que los cambios pueden no importar mucho, porque muchos de los autos que se ensamblan en México ya cumplen con las nuevas reglas. Esa puede haber sido una de las razones por las que la administración de Trump pudo llegar a un acuerdo.

"No anticipo que haya una gran caída en la economía mexicana como resultado de este acuerdo", dijo Chris García, director ejecutivo de Vicar Financial y ex funcionario de alto rango en el Departamento de Comercio bajo Trump.

Lee: Altos salarios que marca nuevo TLCAN no serán inmediatos en México

Los ejecutivos de la industria automotriz se amontonaron en las llamadas de conferencia el lunes tratando de resolver los detalles. Pero también han estado presionando a la administración de Trump desde el inicio para asegurarse de que las reglas no sean tan severas como había prometido inicialmente.

"Este acuerdo es el resultado de un esfuerzo de defensa muy conciso y específico para garantizar que la administración comprenda las implicaciones de endurecer demasiado las negociaciones", dijo García.

En cambio, los verdaderos perdedores podrían ser plantas de partes en Asia o incluso Europa, porque el acuerdo requeriría que haya más piezas de automóviles provenientes de América del Norte para evitar los aranceles.

"Creo que no significará ningún cierre de las plantas aquí [en México]", dijo Gastón Pereira, director ejecutivo de la firma de financiamiento digital QPagos, con sede en la Ciudad de México. "De hecho, el requisito de [más] contenido regional podría significar más inversión en plantas mexicanas".

Aun así, los fabricantes de automóviles tendrán que observar de cerca sus cadenas de suministro en caso de que se concrete el acuerdo.

Si modificar las cosas costaría más que la tarifa de autos extranjeros, que es de alrededor del 2.5%, las compañías pueden decidir asumir el golpe e importar sus autos como vehículos extranjeros.

“Hagamos un buen brindis con tequila para celebrar”, invita EPN a Trump

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad