Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Reducir las emisiones de carbono conlleva enormes beneficios económicos

Las políticas destinadas a combatir el calentamiento global pueden generar 26 bdd en ganancias económicas para el 2030, según un nuevo informe.
emisiones
Medidas. Algunas ciudades como Columbia Británica y Los Angeles han lanzado acciones para regular las emisiones contaminantes.

NUEVA YORK (CNNMoney) - Activistas climáticos y grupos ambientalistas han combatido desde hace mucho tiempo a aquellos que argumentan que los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono perjudican a la economía mundial y cuestan empleos. Y ahora, dicen que, de hecho, hay enormes beneficios económicos.

En un informe de más de 200 páginas publicado el miércoles, la Global Commission on the Economy and Climate proyectó que un conjunto de políticas destinadas a combatir el calentamiento global podría generar 26 billones de dólares (bdd) en ganancias económicas desde ahora hasta el 2030 si los gobiernos y las empresas se ocupan de promulgarlas en los próximos dos o tres años.

La comisión, compuesta por 28 exjefes de Estado, alcaldes de grandes ciudades, presidentes ejecutivos y directores de instituciones internacionales como el Banco Mundial, emitió un informe inicial en 2014 que argumentaba que los costos de prevención y adaptación al cambio climático podrían ser mitigados.

Cuatro años después, creen que las ganancias superan con creces los costos, gracias en parte a los rápidos avances en la tecnología de energía renovable, así como a la creciente evidencia del costoso daño causado por el clima extremo.

“La gente pensó que iba a ser difícil y doloroso y que tendría todo tipo de desafíos”, dijo Helen Mountford, directora de Economía del Instituto de Recursos Mundiales, quien ayudó a recopilar el informe.

“Lo que hemos descubierto es que avanzar hacia una economía baja en carbono realmente puede beneficiar a la economía, no solo no costar mucho más”.

Publicidad

Lee: Un tribunal anula condena millonaria a Chevron por daño ambiental en Ecuador

La recomendación principal del informe es imponer un impuesto sobre el carbono, que puede generar ingresos que luego se pueden utilizar para pagar aproximadamente 90 bdd en infraestructura sustentable, como el transporte público y los edificios energéticamente eficientes.

Setenta estados y países ya tienen varios tipos de impuestos sobre el carbono, indica el informe. Columbia Británica, por ejemplo, instauró un impuesto anual de 8 dólares por cada tonelada de dióxido de carbono en 2008, que aumentó a 24 dólares por tonelada en 2012.

La economía de la provincia canadiense ha crecido más rápido que el promedio nacional, con la ayuda de empresas de energía limpia que florecieron para satisfacer la mayor demanda.

Algunos estados en Estados Unidos, como California, han establecido programas de fijación de precios de carbono. Pero la idea ha ganado poca tracción a nivel nacional, debido a que la Cámara de Representantes aprobó una resolución en julio “expresando el sentir del Congreso de que un impuesto al carbono sería perjudicial para la economía de EU”.

Lee: El fondo Macquarie ve más potencial en proyectos solares que en hidroeléctricos

El gobierno de Trump también ha dado marcha atrás a la idea de incorporar las ventajas económicas de las reglamentaciones ambientales —como la restricción del desarrollo en los humedales— en los análisis oficiales de costo-beneficio.

El año pasado, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) disolvió un comité asesor de economía que analizaba precisamente esas cuestiones.

El informe de la comisión también enumera otras formas de reducir las emisiones, desde mejorar la productividad agrícola hasta reducir los envases de plástico, así como ejemplos de esfuerzos exitosos para reducir el carbono. Implícitamente, hace un llamado a los gobiernos que no se han unido.

“Los rezagados no solo están perdiéndose estas oportunidades, sino que también nos están poniendo a todos en mayor riesgo”, dice el informe.

Muchos científicos del clima están de acuerdo en que invertir en esfuerzos que mitiguen el daño climático tendrá mayores beneficios que costos. ¿Pero es la cifra de 26 bdd realista?

Lee: Burberry renuncia a las pieles y a destruir lo que no vende

El análisis de la comisión se basa en un modelo macroeconómico llamado E3ME y desglosa las contribuciones de cinco grandes medidas políticas: modernizar las ciudades para que sean más compactas y conectadas mediante el transporte masivo, promover vehículos eléctricos, fijar un precio sobre el carbono, reducir el desperdicio de energía y realizar innovación que aumente la eficiencia industrial en todas las regiones del mundo.

El informe halló que los beneficios económicos de la acción climática son mayores para los países que actualmente importan una gran cantidad de combustibles fósiles. Aquellos que los producen, como Canadá y Rusia, tendrían un crecimiento económico sustancialmente más bajo para el año 2050 bajo el escenario que proponen, en relación con el punto de partida proyectado.

El Producto Interno Bruto de EU sería 1.34% menor de lo que sería si se pusieran en práctica esfuerzos para reducir aún más las emisiones de carbono.

Este no es el único estudio que prevé que se podrían obtener ganancias económicas significativas como resultado de los esfuerzos para mitigar las emisiones de carbono. Otro, publicado en julio, encontró que limitar el aumento de la temperatura a dos grados centígrados durante el siglo XXI arrojaría beneficios por valor de 17 bdd por año hasta el 2100.

Pero Gary Yohe, un profesor de Economía Ambiental de la Universidad Wesleyan que funge como miembro del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, es escéptico de que las ganancias generales puedan ser tan grandes.

Lee: Esta empresa ya desarrolla una agricultura del futuro 'hecha a medida'

“Como economista, siempre me enseñaron que nunca des un número y una fecha”, dijo Yohe, quien revisó el reporte de la comisión”. “Considero los 26 bdd algo inverosímiles”.

No obstante, Yohe sí cree que entre más tiempo espere el mundo para corregir su problema de emisiones, más costosas y desagradables serán las consecuencias con las que tendremos que lidiar.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad