Publicidad
Publicidad

ONG y firmas ofrecen prestaciones a empleados independientes en EU

Iniciativas privadas ofrecen seguros de salud y otros beneficios a trabajadores que laboran por su cuenta y que por lo general están desprotegidos.
freelancers
Apoyo. En EU han surgido algunas organizaciones que buscan facilitar el acceso a prestaciones a trabajadores independientes.

NUEVA YORK (CNN) - Unos años después de que comenzó su propio negocio de diseño web, Nyasha Wooling sufrió una infección de garganta por estreptococo. Tres veces. En un mes. Para empeorar las cosas, a medida que avanzaba la recesión, perdió a sus dos clientes más importantes.

Si hubiera estado en su trabajo anterior, podría haber recurrido a un seguro de discapacidad o de desempleo. Pero, como profesional independiente, no tenía red de seguridad. Ella tuvo que apoyarse en la ayuda de su madre para pagar los medicamentos, y vaciar su cuenta de retiro para mantenerse a flote.

“Necesitaba algo intermedio”, dice Wooling, que ahora tiene 42 años y vive en Atlanta. “En momentos como ese, sería genial tener apenas lo suficiente para poder superarlo”.

Para las crecientes filas de trabajadores independientes de EU, no existen leyes que garanticen un seguro de desempleo, compensación a los trabajadores, tiempo libre remunerado o la atención médica proporcionada por el empleador.

Publicidad

Pero gracias a un puñado de empresas y organizaciones sin fines de lucro, están empezando a surgir opciones más asequibles.

Lee: 5 cambios para reformar el sistema de pensiones, según el IMEF

Wooling está particularmente interesada en un próximo servicio llamado Trupo, que ofrece un seguro de discapacidad en una escala creciente: entre más pagas —de 20 a 50 dólares por mes—, mejor cobertura obtienes. Los contratos son mes a mes, y se pueden elevar o disminuir según sea necesario. Wooling aprecia esa flexibilidad y la seguridad adicional que ofrece.

“No puedo inscribirme en algo que me comprometerá a una tarifa cada mes durante un año”, dijo Wooling.

Publicidad

Trupo es el proyecto de Sara Horowitz, fundadora y exdirectora del Freelancers Union, con sede en Nueva York, que comenzó a ofrecer planes de seguro médico para contratistas independientes años antes de que la Ley de Cuidado de Salud Asequible los hiciera más ampliamente disponibles.

Después de realizar grupos focales con profesionales independientes, Horowitz decidió lanzar un producto de seguro de discapacidad a corto plazo que cubrirá hasta la mitad de los ingresos típicos de un trabajador independiente en caso de una lesión o enfermedad grave. La compañía es parcialmente propiedad de Freelancers Union y está respaldada por la firma de capital de riesgo Silicon Valley, Sequoia Capital.

“Los independientes quedan fuera del mundo de los seguros regulares, porque esos mundos esperan que tengas un ingreso normal”, dice Horowitz.

“La gente se está endeudando con tarjetas de crédito o mudándose con sus padres debido a que algo que simplemente debería ser capaz de manejar, como un tropiezo, se convierte en una catástrofe demasiado rápido”.

Publicidad

Lee: OPINIÓN: Convenio 98, un gran primer paso para las relaciones laborales

Millones de trabajadores estadounidenses no tienen acceso a un seguro de salud a través de un empleador.

De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, eso aplica a tres de cada cuatro personas cuyo trabajo principal es en agencias por contrato o de ayuda temporal, así como a 10.6 millones de personas cuya principal fuente de ingresos es el trabajo como contratistas independientes.

La Ley de Cuidado de Salud Asequible ayudó a reducir la tasa de personas sin seguro al exigir que casi cada persona tenga seguro de salud o enfrente una multa, a partir de 2014.

Publicidad

También creó opciones de cobertura adecuadas para trabajadores independientes. Sin embargo, la nueva ley fiscal eliminará la multa por no tener seguro a partir de 2019, y las primas han estado subiendo rápidamente.

Desde hace ya varios años, las empresas enfocadas en la economía de empleos por proyecto se han unido a expertos en políticas en centros de estudios como Aspen Institute y New America Foundation para impulsar reformas que permitan a más trabajadores tipo 1099 acceder a las prestaciones disponibles para los empleados habituales. Pero ha habido pocas acciones significativas.

En un intento por proporcionar cierta cobertura, plataformas laborales en línea como Uber, Postmates y Wonolo se han asociado con nuevas empresas de prestaciones como Stride Health, Zego y Bunker para ayudar a los trabajadores a encontrar un seguro, de acuerdo con la firma de investigación de capital riesgo CB Insights.

Lee: México se acerca a cumplir con el TLCAN 2.0 en materia laboral

Publicidad

Sin embargo, han titubeado en ofrecer mucho más, por temor a que proporcionar prestaciones pueda llevar a que estos trabajadores sean clasificados como empleados bajo las leyes federales o estatales. Eso podría terminar costándoles mucho más debido a la gama más amplia de prestaciones a las que tienen derecho los empleados.

Las grandes aseguradoras han puesto el ojo en la fuerza laboral independiente. Algunos atienden a este sector ofreciendo productos a través de operadores especializados que trabajan con plataformas de empleos por proyecto, pero aún no han saltado al mercado por su cuenta porque no está claro que el mercado independiente pueda generar un rendimiento.

Prudential, por ejemplo, publicó un informe sobre los trabajadores por proyecto el año pasado que reveló que generalmente son menos seguros económicamente que los empleados a tiempo completo.

La aseguradora dice que desde entonces ha establecido un equipo de investigación y desarrollo para diseñar productos adaptados a las personas que tienen ingresos intermitentes.

Publicidad

Gene Zaino, presidente ejecutivo de MBO Partners, que ayuda a las empresas a administrar su plantilla de contratistas independientes, ha observado cómo los profesionales independientes navegan el mercado de los seguros.

Él dice que el problema es que quienes compran cobertura opcional a menudo son las personas que más lo necesitan, ya sea porque son mayores o porque tienen una enfermedad, por lo que terminan siendo más costosos de asegurar.

“Cuando no tienes un grupo definido y no obligas a todos a comprar un seguro, tiendes a tener una situación que es una espiral descendente”, dice Zaino. “El gran problema son los seguros de salud, y no hay una buena solución para ello”.

Lee: Poco a poco, Amazon se gana el corazón de los graduados en EU

Publicidad

Es especialmente desafiante atender a la población de muy bajos ingresos de los trabajadores de servicios domésticos. Es por ello que la National Domestic Workers Alliance (NDWA) recientemente lanzó una plataforma llamada Alia, que permite a los empleadores agregar voluntariamente 5 dólares además de la tarifa regular que pagan por la limpieza de la casa.

Los limpiadores pueden usar esos dólares para una variedad de prestaciones, incluido tiempo libre pagado y seguro por discapacidad.

Para Palak Shah de NDWA, eso es similar a la relación que existe para los empleados regulares, en la que los empleadores comparten el costo de proporcionar seguro y licencia por enfermedad para evitar que los problemas pequeños se conviertan en grandes.

“Parte de lo que estamos tratando de hacer es preservar la idea de que todos tienen un papel que desempeñar para garantizar que los trabajadores tengan prestaciones y protecciones básicas”, dice Shah. “Y lo que hemos descubierto es que los empleadores quieren aportar su parte justa”.

Publicidad

Hasta ahora, Alia solo tiene unos 100 limpiadores en la plataforma, pero Shah prevé que se expanda hacia otros sectores más allá de la limpieza del hogar una vez que se resuelvan los obstáculos.

El proyecto está parcialmente financiado por Google.org, la organización benéfica de Google que, junto con la Rockefeller Foundation, también apoyó un programa piloto gestionado por la organización sin fines de lucro Workers Lab, cuyo objetivo es ayudar a los negocios a proporcionar asistencia rápida en efectivo tanto a contratistas 1099 como a empleados regulares en el caso de una emergencia, como un teléfono perdido o una avería de automóvil.

Lee: Conductores de Uber y Lyft en EU han visto caer sus ingresos un 53%

“No existen formas no predatorias para que la gente reciba esa cantidad de dinero de emergencia”, dice Carmen Rojas, directora ejecutiva del Workers Lab. “Vemos esto como un intento de replantear las expectativas en torno a una red de seguridad del siglo XXI”.

Publicidad

Ambos programas dependen de la buena voluntad de los empleadores que desean participar, lo que finalmente dejará a muchos trabajadores al margen.

Nyasha Wooling sabe que probablemente no siempre podrá pagar Trupo, al igual que ahora no puede permitirse comprar su propio seguro de salud. Pero es mejor que nada. “Tal vez ya es hora porque el gobierno no está haciendo nada para ayudar”, dijo.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad