Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hacer un intercambio en el extranjero te facilita el camino al empleo

Las experiencias, no sólo académicas, que se adquieren durante este periodo son valoradas por los reclutadores.
Intercambio académico.
Según el estudio de Movilidad Estudiantil de la UNAM, elaborado en 2018, 31% de estudiantes latinoamericanos viajan a otro país para estudiar, al menos, un semestre.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). - Karen Ríos estudió Manejo Sustentable de Zonas Costeras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Yucatán. El año pasado, durante su último semestre, viajó a España para realizar un intercambio académico. Su visita a Europa no sólo la enriqueció de manera académica, también la dotó de otras habilidades que, asegura, le ayudarán en su vida profesional. “Aprendes a ser más tolerante. No sólo es trabajar con personas de tu área que piensan de manera distinta, sino que son de países diferentes, que se desarrollan completamente de otra manera en lo académico y en el trabajo en equipo”, explica la joven.

En la Universidad de Jaén, donde realizó esta experiencia académica, conoció otras áreas de investigación y formas de abordar su carrera que no conocía en México. Sin embargo, la joven de 22 años comenta que sus mayores aprendizajes no fueron en el aula: visitó otros 16 países que le brindaron vivencias que la ayudarán en su vida personal y profesional.

"Las experiencias que te hacen crecer se dan cuando comienzas a sentirte parte del sitio, a convivir con la gente local, conocer el día a día y salirte de la parte turística. Al viajar y conocer otras culturas, dejas de juzgar la historia de las demás personas y también valoras lo que tienes en casa”, comenta. A través de esta inmersión cultural, Ríos se volvió una persona más independiente, capaz de tomar decisiones bajo situaciones no previstas y, sobre todo, a administrar su tiempo y dinero.

Ella es parte del 31% de estudiantes latinoamericanos que viajan a otro país para estudiar, al menos, un semestre, según cifras del estudio de Movilidad Estudiantil de la UNAM, de 2018. Aunque el dinero es el principal impedimento para realizar este tipo de intercambios académicos, su realización ha crecido constantemente.

Lee: El crowdfunding, otra vía para financiar tus estudios en el extranjero

De 2012 a 2016 (último año en el que se realizó el estudio Patlani, de la Asociación Nacional de Universidades de Educación Superior), el número de estudiantes que decidió viajar al extranjero para estudiar de forma temporal creció de 17,689 a 29,401 alumnos. El mayor crecimiento se dio en los dos últimos años.

Publicidad

Karla Ramos, fundadora de EH Global, empresa especializada en la gestión de intercambios académicos internacionales, atribuye este crecimiento a los beneficios que otorga la experiencia a corto y largo plazo. “Aprendes a ser más independiente y autosuficiente. Desarrollas la capacidad de tomar decisiones y hay una mejor adaptación a distintos entornos, lo que resulta atractivo en cualquier CV pero, sobre todo, cuando eres recién egresado”, señala.

Esta capacidad para responder y tomar decisiones en entornos que no son cómodos o conocidos y la habilidad de vencer retos también son destacados por Alejandra González, directora de la oficina de Intercambio Académico del Colegio de México. "Son factores que suponen a la hora de insertarse en el mercado laboral".

Esta idea es reforzada por Edgar Mauricio Merlín Pérez, responsable a nivel nacional de Atracción de Talento para Human Access, firma dedicada a la administración de capital humano y reclutamiento. El experto comenta que una persona que tiene estudios en el extranjero es preferida sobre aquella que nunca ha tenido una experiencia de este tipo.

El especialista en reclutamiento agrega que, en el CV, es llamativo no sólo ver que el candidato estudió fuera del país, si no precisar cuáles son las habilidades y conocimientos extras que se obtuvieron durante este periodo. Y comenta que, incluso, estas capacidades podría elevar su salario en 30%, si este aprendizaje está muy enfocado a lo que necesita la compañía y demuestra que se desempeña de manera efectiva.

Planea tu intercambio

Eso sí, para realizar este tipo de experiencias, es necesario empezar a planearlo con tiempo y no dejar cabos sueltos. Karen Ríos aprendió la lección. Cuando llegó a España, no tenía lugar donde vivir, porque no había planeado bien su llegada a su nueva ciudad. En solucionar este problema gastó tiempo, energía y dinero.

González y Ramos aconsejan empezar a planear el intercambio con un año de anticipación y realizarlo durante los dos últimos de carrera. “A esta edad los jóvenes ya saben lo que quieren y están listos para enfrentarse a otras culturas”, comenta González.

Estos son los factores en los que las dos especialistas aconsejan poner atención:

1. Revalidación de materias. Ramos comenta que es necesario revisar el plan de estudios para estar seguros que las clases servirán para avanzar en créditos académicos: la universidad en México debe revalidar las materias cursadas en las de destino. Si no, el viaje sería solo turístico y perdería parte de su valor.

Además, explica González, lo mejor es escoger las materias orientadas al ámbito profesional en el que se quiera especializar el estudiante.

2. Documentación. La experta del Colegio de México explica que hay lugares, como Canadá, en donde el proceso es sencillo y el permiso se brinda de manera rápida. Sin embargo, no siempre es así. “En China tardan más de seis meses en dar la aceptación para que puedas estudiar ahí. Y luego, pueden tardar hasta seis meses en conceder la visa”, detalla.

3. Dinero: ahorro, investigación de becas o contratación de un crédito financiero. En promedio, cada intercambio cuesta de 1,000 a 1,500 dólares mensuales, dependiendo de la universidad y país. En su experiencia por Europa, Karen Ríos gastó, aproximadamente, 8,000 euros.

4. Investiga sobre la cultura. Los países más populares para viajar de intercambio son Canadá, España, Chile, China, Alemania y Estados Unidos, según el estudio Patlani. Una investigación previa sobre el país de destino ayudará a que la adaptación sea más fácil y rápida. Para aprovechar mejor el viaje, las especialistas recomiendan unirse a clubs de la universidad (de idiomas, deportivos, culturales...). Así será más sencillo hacer amigos e intercambiar ideas y experiencias.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad