Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

DESKTOP_AMLO.jpg
GALERIA_DESKTOP_AMLO.jpg

Hechos y no dichos son los que S&P usará para calificar a México

La agencia calificadora dice que aguardará a que el próximo gobierno entre en funciones para decidir un cambio en la nota o en la perspectiva de la misma.
standard
México tiene una calificación de BBB+ con perspectiva estable por parte de S&P.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Para que la calificación o perspectiva crediticia de México sea revisada por parte de la calificadora Standard & Poors o que emita una advertencia, tendría que haber hechos y no palabras del gobierno que está por tomar posesión el 1 de diciembre.

Esta semana las calificadoras Moody´s y Fitch emitieron comentarios y advertencias sobre la intención del gobierno electo de parar la exportaciones de petróleo, y las implicaciones que tendría para las notas crediticias de Pemex y del gobierno soberano, incluso Fitch cambió a negativa la perspectiva de Pemex.

“No hemos dicho nada sobre los discursos referentes a Pemex, porque estamos esperando lo que pase realmente después del cambio de gobierno (…) en la política, del dicho al hecho hay mucho trecho, tenemos que esperar antes de llegar a cualquier conclusión en relación a cualquier decisión relacionada con responsabilidad fiscal”, dijo a Expansión, Joydeep Mukherji, analista de la calificación soberana de México de Standard & Poors.

Lee: Calificadoras ponen en alerta amarilla el futuro de Pemex

En tanto, la agencia calificadora de crédito hace un intenso monitoreo sobre la situación en México, y los factores que necesita reforzar para que no pierda su nivel de calificación BBB+ con perspectiva estable.

Entre estos factores destacan las acciones que pueda emprender el nuevo gobierno para disminuir los índices de delincuencia y combatir la impunidad, especialmente por homicidios. “Está la expectativa de que algo puede mejorar”, dijo.

Publicidad

Un segundo factor es el económico, en el sentido de que exista continuidad en los pilares de la economía; bajar inflación, credibilidad del banco central, déficit fiscal manejable a través de menos nivel de deuda para el gobierno.

No sólo es necesario mantener estos pilares, sino que se emprendan acciones para dar mayor dinamismo a la economía, como destinar recursos al desarrollo de infraestructura, consideró Mukherji.

“Realmente falta dinamismo en varios sectores de la economía y sería importante ver, en qué medida el gobierno puede animar a otros sectores para que haya más empleos y más inversión. No es sencillo pues debe logarse sin que implique ampliar el déficit fiscal”, agregó.

No obstante, sabe que el primer año de gobierno no se verá este avance, porque es un periodo de ajuste, “Fox, Peña, Calderón tuvieron problemas en la implementación de sus planes de infraestructura en el arranque de sus gobiernos”, dijo.

Hacia finales de 2019 o en el 2020 sería más factible considerar si el gobierno tuvo o no éxito para la inversión.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad