Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La economía de Sri Lanka sufre un duro golpe por atentados

La nación isleña del Océano Índico recibe cerca de 2.5 millones de visitantes provenientes de todo el mundo al año.
 Sri Lanka
La economía de Sri Lanka depende en gran parte del turismo extranjero.

HONG KONG Una serie de ataques mortales podría resultar en un durísimo golpe para una de las economías frágiles de Asia.

Varias bombas arrasaron iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka el domingo de Pascua, provocando la muerte de al menos a 290 personas y dejando heridos a cientos. Los objetivos incluyeron el hotel de lujo Shangri-La en la capital, Colombo.

Al menos 39 de los fallecidos en las explosiones fueron identificados como turistas de países como Reino Unido, Dinamarca, Australia e India.

Lee: Sri Lanka sospecha que un grupo terrorista internacional está tras los ataques

Además de la gran pérdida de vidas humanas, los ataques podrían causar graves daños a la economía de Sri Lanka, que depende del turismo.

La nación isleña del Océano Índico recibe alrededor de 2.5 millones de visitantes al año provenientes de todo el mundo. Los datos del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) muestran que ese sector es uno de los que más aporta a la economía del país, al sostener aproximadamente 1 millón de empleos. También es la tercera fuente de divisas extranjeras, según la firma de investigación Capital Economics.

Publicidad

La importancia del turismo ha crecido rápidamente en los últimos 10 años, luego de que el gobierno de Sri Lanka derrotó a la organización rebelde Tamil Tigers para poner fin a casi tres décadas de guerra civil.

“El turismo ha sido una gran historia de éxito para Sri Lanka en la última década", dijo Alex Holmes, economista para Asia de Capital Economics.

Ningún grupo ha asumido la responsabilidad de los ataques y hay una investigación policial en proceso. Pero es probable que ahora los turistas internacionales se mantengan alejados.

El gobierno de Sri Lanka ha declarado estado de emergencia a partir de la medianoche del lunes. El Departamento de Estado de Estados Unidos ha instado a los viajeros a proceder con mayor cautela y advirtió que “grupos terroristas continúan tramando posibles ataques”.

“Es probable que la violencia golpee duramente a la industria del turismo, al menos en el corto plazo”, agregó Holmes.

Pasajeros de aerolíneas cancelan reservaciones

Un sector que resintió el impacto de inmediato es Sri Lankan Airlines, la aerolínea nacional. Su presidente ejecutivo, Vipula Gunatilleka, dijo a CNN Business que cientos de pasajeros han cancelado sus reservaciones desde los ataques del domingo. La aerolínea está permitiendo a los pasajeros posponer o cambiar sus vuelos sin pagar una comisión.

“Dado que los hoteles fueron atacados y todo eso, uno esperaría más y más [cancelaciones], especialmente que bajen las reservaciones extranjeras y todo eso”, dijo. “Esa es la realidad”.

Gunatilleka, cuya aerolínea transporta a alrededor de un tercio de las personas que vuelan a Sri Lanka, dijo que era demasiado pronto para especular sobre cuánto durará el daño al turismo. “Estamos analizando [el] impacto inmediato y cómo manejarlo”, agregó. India es una de las mayores fuentes de visitantes extranjeros. Un grupo turístico dijo que aún no había registrado ninguna cancelación.

“En este momento todavía no hemos recibido ninguna solicitud de cancelación y todavía es pronto para evaluar el impacto en ese destino”, dijo Mahesh Iyer, director ejecutivo de Thomas Cook India, en un comunicado.

Los inversores podrían perder confianza

Los dólares estadounidenses, el yuan chino y otras monedas que los turistas gastan en Sri Lanka son vitales para la economía.

Sri Lanka necesita un flujo constante de divisas para mantener los pagos de su deuda externa. La deuda del gobierno de Sri Lanka representa aproximadamente el 80% de la producción económica anual del país, según muestran las estadísticas, y está aumentando.

Gran parte de esta deuda es poseída por países en monedas distintas a la rupia de Sri Lanka, señalan los analistas. En 2018, Moody's y Fitch rebajaron la calificación crediticia del gobierno de Sri Lanka, citando dudas sobre su capacidad para pagar sus deudas.

Al igual que otros mercados emergentes, Sri Lanka también ha visto cómo los inversionistas extranjeros retiran fondos del país en medio de la fortaleza sostenida del dólar estadounidense.
Si los inversionistas pierden la confianza en la capacidad de Sri Lanka para pagar sus deudas, eso podría hacer que la moneda de la nación se debilite aún más. “Esto pesará más sobre la economía”, dijo Holmes de Capital Economics.

Jill Disis y Julia Horowitz contribuyeron a este informe.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad