Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los 32 estados del país son opacos en su contabilidad, señala el Imco

El Instituto Mexicano para la Competitividad señala que ningún gobierno estatal cumple con la ley de transparentar la contabilidad del uso de recursos públicos.
jue 12 diciembre 2019 05:31 AM
bandera zocalo co.jpg
En México, ningún gobierno estatal cumple con el 100% de la ley de contabilidad gubernamental, reporta el IMCO.

¡Tache! A la hora de rendir cuentas a los ciudadanos, todos los gobiernos estatales, sí, todos, violan la ley que regula la forma en que deben reportar su contabilidad, de acuerdo con el Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IEEG 2019).

“A más de 10 años de su aprobación, todos los gobiernos estatales violan la Ley General de Contabilidad Gubernamental”, reportó el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), realizador del IEEG 2019.

Publicidad

La ley de contabilidad promulgada en 2008 por el entonces presidente Felipe Calderón establece los criterios generales para la contabilidad gubernamental y la emisión financiera de entidades públicas con el objetivo de que sea armonizada y comparable, de acuerdo con artículo 1 del ordenamiento legal. Son los cómo deben reportar y los tiempos en que deben hacerlo.

“La ley es de observancia obligatoria” para todos, es decir, para los tres poderes federales, los estatales, entes públicos paraestatales, municipios, según el mismo artículo.

Pero todos la incumplen.

Ninguno de los 32 gobiernos estatales logra los 100 puntos del índice del Imco que mide el cumplimiento de esta ley. Para poder presumir que cumplen con la norma deberían obtener 100 puntos.

“La obligación de las entidades es sacar un 100% (...) “el primer paso en la corrupción en el desvío de recursos es ocultar información y cada estado que no llega al 100% en este cumplimento está ocultado información que por ley tendría que publicar”, dijo Alexandra Zapata, directora general adjunta del Imco.

Los gobiernos estatales tienen un cumplimiento promedio de contabilidad gubernamental del 67%, mencionó Carolina García, investigadora del instituto al presentar los resultados del IEEG 2019, que el IMCO realiza desde 2015.

La Ciudad de México está en el último lugar de cumplimiento de esta ley al obtener solo 35 puntos, de acuerdo con la información de 2018, es decir, corresponde a la administración del exjefe de gobierno Miguel Ángel Mancera.

“El 60% de los documentos de la Ciudad de México no pueden compararse con otras entidades. Omite momentos contables o su periodo es ambiguo”, detalla el Imco.

El estado con mejor desempeño es Puebla, con 96 unidades, y le siguen Sonora (94) y Campeche (91).

Debajo de 60 puntos se ubican: Nayarit (59), Estado de México (58), Baja California (57), Tlaxcala (56), Durango (56), Jalisco (56), Michoacán (37) y Ciudad de México (35).

Las consecuencias de este incumplimiento es que no se puede dar seguimiento correcto al uso de los recursos públicos que usan los gobiernos.

Publicidad

“Tiene consecuencias de toda índole en términos de transparencia de los recursos públicos, el problema es que no se puede dar un seguimiento efectivo”, dijo Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Imco.

Respecto a la edición de 2018, en el presente reporte, 21 entidades mejoraron, 8 retrocedieron y 3 se mantienen sin cambio. Los que retrocedieron son: Oaxaca, Tlaxcala, Tabasco, Baja California Sur, Querétaro, Tamaulipas, Nuevo León, Baja California. Los que se mantuvieron: Puebla, Coahuila y Veracruz. Los tres que más mejoraron; Nayarit, Hidalgo y Sonora.

De acuerdo con el IMCO, el incumplimiento de esta ley se da en “complicidad” con los Congresos de los estados que no sancionan las omisiones de información.

“Ese cumplimento de ley no lo estamos viendo por parte de nuestras autoridades para nuestras autoridades el incumplimiento de la ley no resulta en sanciones resulta en absoluta impunidad”, dijo Zapata.

Los primeros que tienen obligación de llamar la atención y en su caso sancionar a los gobiernos estatales en el incumplimiento de la ley de contabilidad son los legisladores, al revisar los reportes trimestrales que deberían ser entregados en tiempo y forma, explicó Guadarrama.

Una consecuencia de esta violación a la ley es que solo 54% de la información financiera de las entidades federativas está armonizada.

Hay estados que reportan mucho mejor que otros el IMCO advierte que “reportar bien no significa gastar bien”.

El Imco detectó que si bien un estado puede tener un cumplimiento destacado en la entrega de su contabilidad y formatos, a la vez puede ocurrir que al final gasta mucho más de lo que había planificado y le había sido aprobado.

Tal es el caso de Sonora que en el cumplimiento de reportar su información contable tuvo 94 puntos pero registró una variación de 43% entre el dinero aprobado y lo que realmente gastó, es decir, gastó 43% más de lo planeado.

“Esta variación significa una mala planeación de las secretarías de finanzas y nula supervisión del congreso local”, dice el Imco.

Del otro lado está la Ciudad de México que tuvo 35 puntos en cumplimiento en la contabilidad y una desviación de 8% entre lo aprobado y lo ejercido.

Una desviación aceptable está entre 10% arriba de los aprobado y 10% abajo. Fuera de esos límites es una señal de preocupación pues se puede prestar a un uso de los recurso no para lo que estaba planeado y tener prácticas de simulación.

“La evidencia apunta a que, en los estados, la simulación copntable se utiliza comop un engaño en el reporte de información financiera. Esta práctica permite gastar sin transparentar, sin rendir cuentas a los ciudadanos y sintener que justificar las prioridades del gasto”, explica el Imco.

El top 5 de los estados que reportan bien pero no gastan bien es: Sonora (43% de desviación) Campeche (28%), Hidalgo (15%), VEracruz (18%), Sinaloa (17%) y Morelos (44%).

“Tendríamos que indignarnos muchísimo más de este cinismo y de la simulación con la que se utilizan los recurso públicos y cada incumplimeinten el reporte, cada desviación de 40% son recursos que no pudieron los ciudadanos revisar, los que el gobierno gastó como quiso, que no se hizo con correcta planificación”, dijo Zapata.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad