Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"En esta subsecretaría no negociamos absolutamente nada"

La competitividad de México descansará cada vez más en una economía de la salud, asegura Ernesto Acevedo, subsecretario saliente de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía.
mié 31 marzo 2021 05:49 AM
Ernesto Acevedo
Ernesto Acevedo asumirá la dirección ejecutiva alterna en el Banco Mundial a partir del 1 de abril, en la cual representará los intereses de México, España, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras y Venezuela.

Introducir el tema de la economía de la salud en la política industrial, fijar una norma para exigir el despacho correcto de litros de gasolina y diésel en las estaciones de servicio, y apegarse al marco jurídico son las aportaciones que dice dejar Ernesto Acevedo en la subsecretaría de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía (SE).

La labor del nuevo representante de México ante el Banco Mundial (BM) tras su paso en la SE contempló las nuevas reglas que ahora definen la política industrial nacional, entre las que destacan el etiquetado a los alimentos, el despacho correcto en las compras de gasolinas, el cumplimiento de ingredientes en los yogures y lácteos, así como la relocalización de las cadenas de valor tras la crisis del COVID.

En esta subsecretaría no negociamos absolutamente nada, aquí lo único que hacemos es apegarnos al marco jurídico y en ese marco impulsar la política industrial del país”, aseguró en entrevista.

Publicidad

Expansión platicó con Acevedo, quien es doctor en Economía por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y que cuenta con una trayectoria de más de 20 años, para conocer el estatus de la política industrial nacional, así como los nuevos retos que enfrentará en la dirección ejecutiva alterna en el Banco Mundial.

¿Qué le falta a la economía mexicana para detonar la recuperación?

A principios de este año anticipábamos que en 2021 el PIB de México crecería en una tasa superior al 6% y esa cifra se explica por varios factores, uno de ellos es por la recuperación económica de EU, pues observamos un crecimiento del consumo privado muy importante, el cual va a impulsar nuestras exportaciones de bienes de consumo durable que impactará de forma positiva las exportaciones de los sectores automotriz, eléctrico-electrónica, electrodomésticos y a la industria aeroespacial.

También hay una mejor expectativa a nivel global en los mercados europeos y asiáticos, y gracias a la apertura comercial que tiene México, el país se verá beneficiado.

A nivel interno está la recuperación del salario mínimo real. Esos incrementos acumulados versus la inflación que hemos observado hacen que el poder adquisitivo real del salario sea mayor.

¿Cuál considera que es el actual reto para aprovechar al máximo la relocalización?

La crisis del COVID primero nos mostró con mucha mayor claridad fragilidades y vulnerabilidades de la economía mexicana , pero también genera oportunidades y es aquí donde observamos tres elementos: 1) las tensiones comerciales entre EU y China, 2) la entrada en vigor del TMEC y 3) el COVID como un elemento que trastoca las cadenas de suministro. Todo eso genera un entorno que favorece a las cadenas regionales de valor y ahí es donde México tiene una oportunidad enorme. Hemos tenido reuniones con empresas globales, sobre todo que tienen capital norteamericano y que evalúan la posibilidad de expandir sus operaciones productivas en México. También hemos observado interés de algunos de los proveedores de estas empresas de estar mas cerca del mercado final, que en este caso es Canadá, EU y México, y ellos tienen apetito por venir al país.

Entonces creo que esta estrategia que empezó en agosto de 2019 va dando frutos y estoy seguro que las empresas irán haciendo sus anuncios de inversión y creo que esas operaciones van a servir para reafirmar la confianza en el país.

La firma Kearney dice que México tiene retos en materia de gobernanza, innovación, tecnología y transparencia, ¿qué hay que hacer para superarlos?

Un elemento fundamental es el fortalecimiento en el Estado de Derecho y ahí en muchas ocasiones pasa por facilitar el cumplimiento de las normas y disposiciones. El año pasado dimos a conocer la Ley de Infraestructura de la Calidad, la cual pretende que las Normas Oficiales Mexicanas se conciban como una palanca del desarrollo industrial.

En términos de transparencia, el 95%-98% de los trámites que hacemos sobre comercio exterior ya se pueden hacer en una plataforma electrónica, por lo que el margen de discrecionalidad que podrían haber tenido los funcionarios públicos prácticamente se elimina, eso da transparencia, confianza y certidumbre.

¿Cómo fue su trato con el sector empresarial? ¿en verdad existe mucha discrepancia?

La relación con el sector privado ha sido muy cordial, muy constructiva y siempre hemos tenido un diálogo abierto, respetuoso, franco.

En esta subsecretaría no negociamos absolutamente nada, aquí lo único que hacemos es apegarnos al marco jurídico y en ese marco impulsar la política industrial del país.

La competitividad de México cada vez más va a descansar en elementos de la política de la economía de la salud. Tenemos una epidemia declarada en 2016 por el sobrepeso, obesidad y diabetes en la población y esa epidemia tiene que atenderse con acciones para que el sistema de salud sea viable. Según la OCDE, México pierde 5.3% del PIB en los costos directos e indirectos de esa epidemia, entonces necesitamos intervenciones que corrijan ese elemento con una visión de mediano y largo plazos para fortalecer la competitividad de la economía mexicana.

Siempre con un diálogo muy cercano con el sector privado, en algunas ocasiones hay elementos en donde podemos diferir de opinión, pero siempre en esta subsecretaría prevaleció el interés público y bien común y también una visión innovadora de la política industrial.

¿Cuál fue la mayor aportación durante su paso por la SE?

Yo te diría que hay varias.

En materia de normas, la 051 de Etiquetado Frontal de Alimentos y Bebidas fue la más notoria, y tiene una repercusión económica favorable para el país que vamos a ver en algunos años, pero hay otras que también son importantes, como la NOM 005, que es aquella que entró en vigor el 8 de octubre del año pasado para que los mexicanos cuando vayan a las gasolineras a cargar combustible tengan litros completos, esa es una norma trascendental por el impacto económico que tiene para cerrarle el paso a actividades ilícitas para contribuir en el combate contra el huachicol. También está la NOM de quesos de yogures, en donde muchos de ellos no cumplían con las especificaciones y tuvieron que ser inmovilizados en un operativo con la Profeco.

Hay otros elementos de gran trascendencia, uno es que México tenía un sanción impuesta por la administración del presidente Trump, en donde nuestras exportaciones de acero y aluminio tenían un arancel que pagar de 25% y 10% respectivamente, un gran logro fue que nos quitaran de esa medida y que pudiéramos exportar nuestros artículos.

Otros elementos tienen que ver con la promoción de la industria 4.0, hay cerca de una veintena de centros de innovación que impulsamos en el sector automotriz, en el sector aeroespacial, eléctrico electrónico que van a ayudar a este proceso de digitalización de los procesos productivos.

México había signado en 2004 los convenios de Rotterdam y Estocolmo que refieren a sustancias tóxicas y plaguicidas que son dañinos, pero que no los había cumplido y cuando iniciamos esta administración nos tomamos muy en serio el tema y al final se prohibieron sustancias tóxicas, venenosas acordes al marco internacional.

¿Cuál es su principal misión como representante de México en el Banco Mundial?

La posición es la dirección ejecutiva alterna en el BM y representa de manera alternada entre España y México a un grupo de ocho economías, incluidas las dos mencionadas y a Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras y Venezuela. El rol que me tocará desempeñar, si bien incluye los intereses de México, también serán los de este grupo, ya que padecemos de problemas similares.

A partir del 5 al 11 de abril se van a desarrollar las reuniones de primavera del BM y el FMI , en esta ocasión el secretario Arturo Herrera ya funge como presidente de los gobernadores tanto del BM como del FMI y ahí tenemos distintos temas a discutir que están vinculados con la vacunación contra el COVID, el endeudamiento, la recuperación económica y el cambio climático.

La agenda del BM es muy grande, y voy a representar los intereses de esos países en materias diversas, desde el combate a la pobreza extrema, mejoras e innovación en el capital humano, y economía de la salud.

¿De verdad México ha solicitado más créditos al BM en lo que va del actual gobierno?

Parte de las funciones que me encomienda el secretario de Hacienda y de las funciones del cargo tienen que ver con colaborar en decisiones de política donde se dan las operaciones generales del BM. Otro es participar en la supervisión de asuntos financieros, institucionales del BM y ahí tendré la información precisa sobre las operaciones que se hayan realizado con los países que comento y un encargo puntual es el dar el seguimiento apropiado a las operaciones financieras que tiene México con ese organismo.

¿Cómo definiría la actual política industrial nacional?

En México debemos avanzar mucho más en promover la participación de las empresas medianas en estas nuevas cadenas regionales, es decir vincularlos a la proveeduría mexicana y es donde queremos enfatizar en el rol de las pequeñas y medianas empresas, hay muchísimas oportunidades que se deben aprovechar. La nueva normalidad tenemos que construirla pensando que la sociedad tiene que ser económicamente más prospera, justa, incluyente y competitiva, yo creo que ahí descansa la visión innovadora de la política industrial que hemos impulsado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad