Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hacienda prepara camino para el próximo presidente de México

El secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, destaca que la estabilidad y la disciplina fiscal son elementales para una transición de gobierno ordenada.
mar 27 septiembre 2022 02:34 PM
Rogelio Ramírez de la O
Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda, dijo estar convencido de que la continuidad del proyecto de nación pasa necesariamente por la estabilidad y la disciplina fiscal.

El año 2024 será en el que las finanzas públicas de México alcancen su consolidación fiscal para lograr el proyecto de nación de la administración a cargo de Andrés Manuel López Obrador, y garantizar una transición política ordenada al finalizar el actual sexenio, dijo este martes el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O.

“Es muy importante resaltar que por instrucciones del Presidente de la República este paquete económico sienta las bases para planear una transición responsable, ordenada y sin sobresaltos, hacia la siguiente administración. Incluye un componente ambicioso de inversión de la mano del fortalecimiento de los ingresos nos permitirá que 2024 sea el año de consolidación fiscal”, dijo el alto funcionario, en comparecencia en el pleno de la Cámara de Diputados.

Publicidad

Explicó que con la propuesta del paquete económico 2023 se fortalecerán los índices macroeconómicos y la moneda del país con una adecuada capitalización del sistema financiero mexicano, y a la construcción de bolsas de liquidez que permitan a las finanzas públicas soportar choques externos, así como brindar margen de acción para el gobierno que entra.

“Estamos convencidos de que la continuidad del proyecto de nación pasa necesariamente por la estabilidad y la disciplina fiscal”, dijo Ramírez de la O.

Deuda será estable

El funcionario federal resaltó que en la actual administración se ha registrado el menor incremento del saldo de la deuda comparado con los gobiernos anteriores.

“En términos reales, el incremento de la deuda pública, al cuarto año de la administración, habrá aumentado 7% desde la base de diciembre de 2018 cuando inició el manejo fiscal de esta administración. Cabe resaltar que este aumento es significativamente menor que el crecimiento promedio de 27% observado en las tres administraciones anteriores”, dijo entre aplausos de integrantes de los grupos parlamentarios de Morena y del Partido del Trabajo.

Más inversión en infraestructura

El responsable de las finanzas públicas, acompañado de su equipo de trabajo, destacó que en 2023 se ejercerá el mayor monto visto desde 2012 para proyectos de infraestructura (inversión física), el último dato comparable debido a cambios en las reglas contables de la inversión pública.

En total se destinarán 1.190 billones de pesos (bdp) para inversión, de los cuales, el 70% equivalentes será para inversión física.

Entre los proyectos de infraestructura pública que se impulsarán con este presupuesto destacó el Tren Maya, el desarrollo del Istmo de Tehuantepec. Proyectos hidráulicos como Agua Saludable para la Laguna. Carreteros y de conectividad como la continuidad de la construcción del Tren México–Toluca, y las autopistas Mitla-Tehuantepec. Así como la rehabilitación de refinerías y proyectos para la exploración y producción de hidrocarburos.

Continuarán subsidios a gasolina

Dentro del paquete económico para 2023 se plantea que a pesar de los subsidios que el gobierno otorga a las gasolinas, las finanzas públicas se mantendrán sanas, de acuerdo con Hacienda, estos evitaron que la inflación llegara a niveles de 12%.

“Aún con este subsidio, a la fecha, los ingresos públicos, tanto petroleros como no petroleros, son mayores que las metas establecidas en el paquete económico aprobado para 2022. Se prevé que el saldo de la deuda cierre en 48.9% del PIB, dos puntos porcentuales por debajo del monto aprobado en el paquete económico 2022 por este Congreso. Esto es gracias al sólido desempeño de los ingresos y la prudencia en el gasto”, dijo.

Asimismo, se espera cerrar el año con un superávit primario de 0.1% del PIB, que se compara favorablemente con el déficit de 0.3% del PIB previsto en el paquete aprobado para 2022.

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad