Publicidad
Publicidad

3 lecciones de Silicon Valley para emprender

Los emprendedores de la bahía sur de EU son ambiciosos y reinvierten en empresas regionales; en los años 50, no había financiamiento ni talento, aún así nacieron grandes empresas como Intel.
Los emprendedores de Silicon Valley tienen un espíritu ambicioso y reinvierten sus ganancias en otras compañías de la región.(Foto: Getty Images)
Silicon Valley Uno de los proyectos de la oficina JalisConnect es atraer startups de California a México.

Para los emprendedores de Silicon Valley no hay imposibles. ¿Cómo logró esa región al sur de San Francisco en Estados Unidos ser la cuna de grandes empresas de tecnologías de la información?

Silicon Valley logró trascender el atraso tecnológico de la zona de los años 50, cuando estaba en auge el diseño y la construcción de chips para computadoras, sin tener las condiciones para detonar compañías como financiamiento, talento e investigación , según el estudio de Endeavor Insight Lessons from Silicon Valley: How to Cultivate High-Growth Industries.

“Esta región nació sin planearse, su crecimiento fue espontáneo y orgánico. Hoy es un caldo de cultivo para las starups porque ahí convergen inversionistas, universidades, centros de investigación y grandes empresas”, dijo el director de la aceleradora de negocios TechBa Silicon Valley, Adolfo Tavera.

Uno de los primeros casos de éxito fue Fairchild Semiconductor, empresa de chips para computadoras. Esta compañía fue creada por ocho personas y se convirtió en la segunda mayor firma de chips para ordenadores en el mundo.

Publicidad

Su pequeño equipo de emprendedores generó gran impacto en empleos y crecimiento económico. Hoy el 70% de las empresas públicas de Silicon Valley están vinculadas con Fairchild, generan 800,000 empleos y tienen un valor de más de 2.8 billones de dólares, según el estudio.

El éxito de las empresas en Silicon Valley se concentra en cuatro pasos que integran “el ciclo de aceleración en el espíritu empresarial: la ambición, el crecimiento, el compromiso y la reinversión ".

En su análisis, la aceleradora Endeavor identifica tres premisas que sustentan el crecimiento de los emprendedores de la región: no es necesario contar con todos los recursos para emprender, un equipo pequeño puede generar gran impacto y cuidar tener los ingredientes del espíritu emprendedor que se citan a continuación:

Ambición: Una industria de alto crecimiento necesita emprendedores ambiciosos que construyan empresas escalables en el área local. Con esto se mejorará su calidad de vida local y continuará el deseo de crecer.

Publicidad

 Crecimiento. Con el fin de lograr un crecimiento significativo, las empresas deben buscar las maneras de obtener talento, financiamiento y clientes. La empresa Fairchild Semiconductor fue capaz de obtener apoyo de un banquero de Nueva York.

De acuerdo con Adolfo Tavera, en las empresas del Valle del Silicio se invierte un tercio de los fondos de capital de riesgo de Estado Unidos. “Al menos 50 fondos conviven en una misma avenida”, dijo.

Compromiso. Los fundadores deben tener el deseo de permanecer en su área local y compartir sus recursos con la próxima generación de empresarios.

Reinversión. En Silicon Valley, los creadores de empresas exitosas reinvierten en otros emprendedores y empresas. Los líderes de Fairchild inspiraron a los empleados para iniciar nuevas empresas y lanzaron sus propias empresas spin-off como Intel. Y fue parte de la primera firma de capital de riesgo de la región para los emprendedores de la zona.

Publicidad

Innovación. Otro factor que caracteriza a los emprendedores de la región es la innovación que existe en sus productos, servicios o procesos. “Un emprendedor que no inserte en su idea de negocio la innovación fracasará rápidamente”, comentó el directivo de Techba Silicon Valey, la primera aceleradora que nació fuera de México.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad