Publicidad
Publicidad
  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • mickey mouse.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Con décadas acuestas, las ‘Combis’ de Volkswagen resurgen en Florencia

Algunos de los vehículos tienen incluso 50 años, pero tras ser desmontados, reparados y, a veces, adaptados a las tendencias actuales, pueden resistir otro medio siglo, aseguran sus restauradores.
Transformación
Transformación Así quedan los vehículos para una segunda ‘vida’.

En un escondido hangar en el centro de Florencia, dos entusiastas se aprestan a dejar como nuevas unas viejas "Combis" Volkswagen, la mayoría de ellas procedentes de Brasil.

Algunos de estos vehículos tienen más de 50 años pero, después de ser desmontados, reparados y, a veces, adaptados a las tendencias actuales, pueden resistir otro medio siglo, asegura Giacomo Nucci, mecánico y especialista en renovar estos minibuses, dándoles un toque vintage.

"Con un buen mantenimiento, estas Combis son indestructibles, aunque tengamos que rehacer una buena parte de la mecánica, manteniendo los motores de origen", explica junto a un "pulmino" (minibús, en italiano) que parece recién salido de la fábrica, aunque ya tenga unos cuantos años.

A la carta
Algunas furgonetas son transformadas al gusto del cliente.

Ya hace 7 años que Nucci se dedica a "operar" estas viejas máquinas, eternos símbolos de libertad, para coleccionistas, y también para empresas publicitarias.

Empresas de moda "nos piden Combis a medida", para fotos o catálogos, explica el mecánico, asegurando que hay pocas compañías que ofrezcan este tipo de servicios.

Publicidad

Fue Mauro Altamore, un italiano que vivió mucho tiempo en Brasil, quien ideó este ‘hospital’ para viejas Combis, cuyos clientes vienen de toda Italia, pero también de Europa.

'Hospital'
Los ‘Vochos’ proporcionan parte de sus elementos mecánicos a las ‘Combis’.

Confiesa que se interesó de pequeño por estas camionetas con motor trasero, cuando coleccionaba miniaturas del también famoso "Escarabajo" de Volkswagen. Estos autos, también legendarios, proporcionan una parte de sus elementos mecánicos (motor y ejes) a las Combis.

Generación hippy

"Me juré que me compraría una para mis 18 años, pero mi padre me lo prohibió diciendo que consumían demasiado", recuerda.

Publicidad

Desde entonces, ha perdido la cuenta de cuántas de estas furgonetas ha comprado antes de renovarlas.

Todo empezó hace unos 10 años: "Me fui a Brasil por mi trabajo" de importación y exportación, explica Mauro Altamore, y se dio cuenta de la cantidad de "Combis" que circulaban en ese país. "Me dije entonces que estaría bien importar algunas" a Italia.

"Entre mis clientes, la primera empresa fue una famosa compañía de galletas", cuenta.

Nostalgia
La generación 'hippy' hizo de este minibús su vehículo preferido.

Más tarde, siguió durante un tiempo importando ropa de Brasil, pero acabó especializándose en las "Combis", restaurándolas él mismo, con la ayuda de Giacomo, "para garantizar la calidad a sus clientes".

Estas furgonetas, algunas de ellas totalmente transformadas según los gustos del cliente, tienen entre 40 y 50 años. Después de ser renovadas, pueden venderse entre 10,000 y 50,000 euros, según Altamore.

Publicidad

Las Combis Volkswagen, de las que se fabricaron millones de ejemplares, siguen siendo muy buscadas, especialmente las que fueron transformadas en autocaravanas. Un lujoso modelo de los años 1950, llamado "23 ventanas", alcanzó los 200,000 euros en una subasta a finales de 2014.

Negocio
Después de ser renovadas, los vehículos pueden venderse entre 10,000 y 50,000 euros.

Las del modelo T2 se fabricaron en Alemania hasta 1979, y en Brasil hasta 2013.

La generación hippy hizo de este minibús su vehículo preferido y, después de tantos años, sigue gustando. Simboliza la libertad para viajar y seduce tanto a jóvenes como a gente mayor, de todas las clases sociales, asegura Altamore.

Decenas de páginas internet están dedicadas a estas Combis, tienen miles de seguidores repartidos por todo el mundo, se organizan festivales en su honor e incluso se realizan grandes encuentros donde participan cientos de estas furgonetas.

"En la Combi, giras la llave, arrancas y no sabes realmente dónde vas, pero poco importa porque sabes que puedes dormir dentro...", explica.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad