Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Carengo, la 'start-up' simplifica la renta de autos entre particulares

Carengo busca mejorar la experiencia de alquilar vehículos en México y lo hace con tres clics, precios bajos y conectando a propietarios con usuarios.
Nace una start-up.
Con el pie derecho. Carengo inició operaciones en mayo del 2017, pero fue hasta enero de este año que se constituyó como empresa, una vez comprobada la vialidad del negocio. (Foto: Xesai/Getty Images/iStockphoto)

Hay negocios que surgen de la necesidad de corregir lo que no funciona. Carengo, la plataforma de renta de autos en México, es uno de ellos. En verano de 2016, Raphaël Menu, un francés radicado en la Ciudad de México, alquiló un coche para viajar a Guanajuato junto a su Thibault Picard, que estaba de visita. Navegar en los sitios de las arrendadoras de vehículos les resultó complejo; hacer filas para recoger la unidad y pagar más del precio anunciado y un depósito de 20,000 pesos empeoraron la experiencia.

“El proceso es tedioso, los precios son caros y hay cobros que no te esperas. Carengo soluciona ese problema”, asegura Menu. En Estados Unidos y Europa, rentar autos mediante plataformas como Sixt, Drivy o Social Car es común, pero en México no existía esa opción. Por lo que Menu y Picard reclutaron a Saúl Martínez, un experto en inteligencia artificial, y en agosto de 2016 comenzaron a desarrollar su solución.

Carengo pone en contacto a personas que viven en la Ciudad de México y que requieren de un auto para viajar, con propietarios de coches subutilizados que desean obtener un ingreso extra, explica el emprendedor francés. Con tres clics dentro del portal, el cliente elige el vehículo, paga la reservación y fija la cita para la entrega. Lograr la simplificación del proceso implicó un año y medio de trabajo y una inversión de 65,000 dólares por parte de la aceleradora 500 Startups.

Lee: Carrot pondrá a rondar marketplace para rentar coches entre privados

En este tiempo los emprendedores validaron el interés por este servicio. En mayo de 2017, la empresa inició operaciones con cinco autos, que hoy se han convertido en 70 en la zona centro y poniente de la ciudad, cuyos dueños llevan los vehículos a donde el cliente lo solicita. Los coches tienen menos de 100,000 kilómetros, seguro y papeles en regla. Carengo cuenta además con una protección propia, mediante una alianza con la aseguradora Primero Seguros.

El grado de satisfacción entre sus 2,500 clientes es de 90%, asegura Menu, CEO de la start-up, que cerró el mes de marzo con un volumen total de transacción de 750,000 pesos. Los ingresos provienen de la comisión de 40% que cobra por cada una de las 150 rentas que realiza al mes, en promedio.

Publicidad

Los precios oscilan entre los 650 y los 2,000 pesos diarios, con IVA y seguro incluidos, además de depósitos hasta por 5,000 pesos. “Cuando lo comparas con una arrendadora tradicional te das cuenta que estamos casi a la mitad de precio”, señala.

Te interesa: Arrendamiento vehicular, negocio al alza

El mercado de renta de autos en México alcanzó en 2017 los 281.4 millones de dólares y para 2022 podría superar los 350 millones, estima la agencia de investigación de mercados Euromonitor. La competencia de Carengo son jugadores como Hertz o Europcar y, en el plano digital, Carrot, la plataforma de autos compartidos que en agosto pasado lanzó su programa piloto de renta de vehículos entre particulares. Otras han desaparecido, como la poblana TomaTuCar.

“Lo que hará que Carengo tenga éxito y perdure en el tiempo será la ejecución del equipo”, asegura Juan Dulanto, mentor y emprendedor en residencia de 500 Startups. “Son operativos, buenos ejecutantes. Han priorizado la experiencia del usuario en lugar de la expansión. Menu acudía personalmente a todos los alquiles para conocer al dueño del auto”.

Carengo aspira a ser la alternativa de renta de autos para los citadinos sin coche que desean viajar los fines de semana, comenta Menu.

Además de llegar a más clientes mediante estrategias como los programas de referidos con anfitriones de Airbnb que contactan a través de Facebook, los planes de la empresa para los próximos dos años son la expansión en la Ciudad de México, Guadalajara y Cancún, así como dar el salto a Colombia, Perú y Chile.

Para lograrlo, buscan levantar 200,000 dólares de inversionistas ángeles. “Ya tenemos algunos compromisos, estimamos cerrar en agosto”, apunta.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad