Publicidad
Publicidad

BraiBook, la 'start-up' española que quiere que más personas ciegas lean

El emprendimiento, que ya ha comercializado en México sus primeros eReaders, convierte al braille cualquier libro digital.
Solución a un problema.
Solución a un problema. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay 253 millones de personas con discapacidad visual. (Foto: Olga_PRaktika/Getty Images/iStockphoto)

En el sistema braille, el libro Harry Potter y la Orden del Fénix pesa seis kilos y vale alrededor de 150 dólares. En la tradicional impresa, el ejemplar pesa casi un kilo y tiene un costo de 15 dólares. “Los libros braille tienen algunos problemas: son pesados, cuestan mucho y, además, menos de 5% de los libros que se publican se convierten a braille, por lo tanto la oferta a la que tienen acceso las personas con discapacidad visual es muy baja”, dice Eric Sicart, desarrollador de negocio de la empresa BraiBook.

Frente a esta problemática, la compañía española -una de las cinco finalistas del encuentro de emprendimiento The Venture, donde obtuvo el tercer lugar y el premio del público- desarrolló el primer eReader de braille, que permite a las personas con discapacidad visual leer cualquier libro o documento digital manteniendo un dedo en el dispositivo.

“Si alguien tiene un libro digital, conecta el dispositivo portátil a la computadora, copia y pega el documento en nuestra versión y, automáticamente, el dispositivo lo reconoce y lo convierte a braille”, describe Sicart. “No tienes que hacer nada raro, es súper simple de usarlo. Son tres pasos y en el tercero ya está leyendo”.

Lee también: Emprendimiento para salir de la exclusión

Publicidad

La compañía, que comenzó el desarrollo de la idea hace cuatro años, cuenta con dos líneas de negocio. La primera enfocada en comercializar el dispositivo directamente al usuario. La segunda está centrada en aliarse con organizaciones no gubernamentales o empresas que financian la compra de los dispositivos para cierta comunidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay 253 millones de personas con discapacidad visual: 36 millones con ceguera y 217 millones con discapacidad visual moderada a grave.

Hasta ahora, la empresa -que levantó 30,000 dólares de inversión para desarrollar el prototipo y cerrará una ronda de 350,000 dólares en dos meses- ha comercializado 20 unidades a través de una precampaña limitada. “Con esta inversión más grande entraremos en la fase de fabricación a gran escala”, adelanta el desarrollador de negocio de la compañía.

Con mayor producción, la empresa planea incursionar en otros mercados, principalmente en Estados Unidos y Reino Unido. Sheila Herrling, miembro senior en el Centro Beeck para el Impacto Social + Innovación y jurado en The Venture, considera que los proyectos que resuelven problemáticas tan amplias tienen oportunidad de crecer más allá de su país de origen. En México, la start-up ya comercializó los primeros dispositivos y planea fortalecer su presencia a través de distribuidores locales.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad