Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

  • vacacionar artico.jpg
  • comidas estadios NFL.jpg
  • bmw-x5-portada.jpg
  • hoteles antes de morir.jpg
  • errorafeitar01.jpg
  • canciones-hombres.jpg
  • portada.jpg

Herramientas de Design Thinking para tu modelo Fintech

Sirven para enfocarte en el usuario y crear los prototipos que optimizarán al máximo tu inversión inicial y el riesgo al emprender.
Herramientas de Design Thinking para tu modelo Fintech
Las empresas que emplean el método Design Thinking pueden ofrecer un producto o servicio que esté 100% enfocado en sus clientes.

Abrazar la incertidumbre y sentirse cómodo con el desafío constante son elementos que forman parte de la naturaleza de un emprendedor y es la fuerza que los lleva a intentarlo, aunque luzca irracional querer empezar algo cuando las probabilidades del éxito son muy pequeñas. Pero el éxito es alcanzable gracias a la creencia, el enfoque y la persistencia en el proyecto.

¿Habrá alguna manera de que esas tan pequeñas posibilidades se vuelvan mayores?

Empresas sumamente exitosas como Apple, Virgin y Dropbox comparten ciertos factores en sus proceso que nos pueden dar una idea de cómo hacerlo. Todas éstas han usado una estrategia alrededor de crear un producto mínimo viable (MVP por sus siglas en inglés) para evitar el desarrollo de productos que los clientes no quieren.

La idea es crear, de la manera más eficiente posible, un producto con las características claves para probar las teorías de cómo interactuará nuestro cliente y cómo convivir con él. Para una empresa de comercio electrónico, un MVP podría ser una landing page en la que puedan ver cuál es el apetito del mercado para comprar el producto que quieren vender.

El MVP de Dropbox fue hacer un video explicativo de cómo funcionaria para responder su pregunta fundamental: ¿Los clientes quisieran usar y pagar por una solución de sincronización de archivos? Al contestar esto podían justificar el mercado a sus inversionistas.

Publicidad

El video fue todo un éxito. Lograron ir de 5,000 registrados a 75,000. Esto les dio la validación del mercado que necesitaban, sin tener que gastar el dinero en la infraestructura y el desarrollo del producto sin antes probarlo.

Para llegar a la elaboración de este MVP lo más importante son los datos acerca de los clientes potenciales. Es crucial tener la capacidad de responder preguntas como: ¿Tengo suficiente información de que mi cliente tiene el problema que quiero solucionar, o simplemente lo estoy asumiendo? ¿Le estoy previendo a mi cliente una solución a este problema? ¿Qué le estoy ofreciendo yo que me distingue de mis competidores?

Aquí es donde el Design Thinking juega un rol tan importante. Design Thinking es un proceso iterativo con el que se busca comprender a los usuarios, desafiar las suposiciones y a redefinir los problemas al identificar estrategias y soluciones alternativas que no se tenían claros al inicio del proceso.

Las empresas que emplean este método lo hacen para enfocarse realmente en las personas por las que están creando una solución y así ofrecer un producto o servicio que esté 100% enfocado en ellas.

Lo que busca el proceso de tener un MVP respaldado por Design Thinking es lograr que tu cliente tenga una solución a un problema que tal vez no reconocía y ya no pueda imaginar cómo vivir sin ella.

El curso Fintech Business Model que imparten Expansión y la Universidad Anáhuac incluye los elementos necesarios para que apliques Design Thinking en tu vida empresarial. ¡Súmate al conocimiento que es tendencia!

Publicidad

Expansión es socio de la Universidad Anáhuac en este proyecto.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad