Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las lecciones de emprendimiento del fabricante de guantes de box Cleto Reyes

La firma mexicana comenzó operaciones en 1938 y sus productos han sido usados por figuras como Julio César Chávez, Muhammad Ali y Rocky Balboa.
Cleto Reyes
Según los especialistas, la firma mexicana que comenzó operaciones en 1938 es un caso de éxito y puede marcar una ruta para otros emprendedores. (Foto: istock)

Ciudad de México (Expansión).- Poco antes de las 6 de la tarde del pasado 2 de enero, la empresa fabricante de guantes de box Cleto Reyes comenzó a ser tendencia en Twitter. La muerte de Alberto Reyes, director de la firma mexicana e hijo del fundador, provocó que la compañía icónica en el mundo del box fuera mencionada una y otra vez.

Cleto Reyes comenzó con la fabricación en 1938, siete años después la marca ya estaba presente en un campeonato mundial y, hasta ahora, sus productos han sido usados por figuras como Julio César Chávez, Muhammad Ali y Rocky Balboa. Fue Alberto Reyes quien registró la marca en 1975 y se hizo cargo de ella hasta su fallecimiento, el pasado miércoles. Según los especialistas, la firma mexicana es un caso de éxito y puede marcar una ruta para otros emprendedores.

La especialización, la calidad y la visión global fueron ingredientes básicos en la construcción de la empresa, coinciden. Además, Hernán Fernández, managing partner de la firma de inversión Angel Ventures, destaca que la afición al boxeo ayudó a los emprendedores en el proceso de la construcción del negocio. “Trasladar una pasión al emprendimiento te garantiza que jamás vas a soltar tus metas”, agrega.

Lee también: Cleto Reyes, los guantes que dan la pelea por México

Apuesta por la especialización

Desde su origen, la empresa definió su mercado: los profesionales del boxeo. Se enfocaron en explotar ese nicho, lograron estar en la mente de los consumidores y ser los guantes que utilizan algunas leyendas, enfatizan los expertos.

Publicidad

“Cleto Reyes no es para amateur, son los guantes de los campeones y la marca oficial de las dos compañías más grandes de boxeo a nivel internacional”, afirma Gustavo Huerta, director de BlueBox Venture, firma de incubadoras, aceleradoras y fondos de inversión.

De acuerdo con los inversionistas, atacar un nicho de mercado tan específico y lanzar un producto dirigido a satisfacer una necesidad determinada tiene un mejor resultado que lanzar un producto genérico a un segmento muy amplio.

Calidad, principal diferenciador

Creer en su producto y diferenciarlo por su calidad fueron los puntos claves del éxito de la marca. La empresa familiar demuestra compromiso por el negocio y la pasión por el boxeo les dio a los fundadores las herramientas para saber qué necesitaban los consumidores de su producto.

“Decían que la marca no iba tener éxito por el nombre, ya que no es común e incluso era difícil de pronunciar para los extranjeros, pero la marca demostró que el nombre es irrelevante cuando el producto es muy bueno”, explica Huerta.

Los emprendedores, aseguran los especialistas, deben identificar los atributos de sus productos y las ventajas competitivas para convertirlas en el factor clave de compra.

Visión global

A pesar de ser una marca mexicana, Cleto Reyes trascendió fronteras y ahora tiene presencia en los cinco continentes. Los especialistas aseguran que la marca creció en un momento afortunado y el estar relacionada con las grandes estrellas del box nacional e internacional la impulsó a ser el emblema en los cuadriláteros.

“El momento cumbre del boxeo mexicano en los 90, cuando Julio César Chávez era el peleador número uno en el mundo, favoreció mucho a la marca”, detalla el fundador de Bluebox.

Los expertos afirman que la clave de éxito fue consolidarse primero en el territorio nacional, pues esto genera un respaldo a la marca y al producto, genera credibilidad y aporta confianza, Todos, puntos fundamentales al momento de una compra.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad