Síguenos en nuestras redes sociales:

emprendedor-semana-header_emprendedor-de-la-semana.jpg
galeria_desktop_emprendedor-de-la-semana (4).jpg
Publicidad

Nuestras Historias

Apli, el robot reclutador que arma el 'dream team' de las empresas

Esta plataforma de empleos bajo demanda ayuda a las compañías a cubrir sus vacantes en 24 horas. Todo el proceso lo pueden hacer desde el celular.
vie 12 julio 2019 05:00 AM
Equipo.
Jose Pertusa, Vera Makarov y Yeri Arenas fundaron la start-up en agosto de 2016.

¿Cómo es posible que puedas pedir un taxi, comida o un préstamo desde el celular, pero no puedas encontrar a alguien para que trabaje en tu compañía? Esa pregunta se hacía Vera Makarov en 2015.

Reclutar personal para cubrir vacantes en las empresas es un proceso que tarda, en promedio, 50 días. Y cuando la elección no es adecuada genera costos y pérdida de tiempo.

En agosto de 2016, Makarov, José Pertusa y Yeri Arenas crearon Apli, una agencia de empleos digital que utiliza la inteligencia artificial para que empresas como Femsa, Banco Azteca y Cinépolis cubran sus vacantes en 24 horas.

Publicidad

La solución

Los emprendedores diseñaron un chatbot que entrevista a los aspirantes, les pregunta sobre su experiencia y habilidades, sueldo deseado y disponibilidad de horario. El bot aplica incluso un test de conocimientos. También recopila el currículum vitae y, si el candidato pasa la entrevista, agenda la cita con el reclutador. Lo hace desde la página web o desde la cuenta de Facebook de Apli y en idioma español, inglés y, en el corto plazo, en portugués.

Además de automatizar el reclutamiento, la plataforma utiliza la inteligencia artificial para mejorar la selección de los aspirantes. “Mejoramos la calidad de quienes vienen a la entrevista por arriba de 80%”, asegura Makarov, coCEO de la compañía. Apli comenzó reclutando candidatos para empleos eventuales o de fines de semana, hasta que las grandes empresas vieron que podían cubrir puestos permanentes.

En junio de 2018 iniciaron las pruebas piloto con las grandes empresas, con resultados de 50% de reducción en la rotación del personal en los primeros tres meses, asegura Makarov. La start-up cuenta con cerca de 15 clientes corporativos, como Femsa, Oxxo, Banco Azteca, Cinépolis y GNP, a quienes hace ‘trajes a la medida’ por volumen de contratación, nivel de rotación o necesidades de selección. De esa forma se convierte en un asesor estratégico para sus clientes.

Publicidad

El modelo

La empresa vende su servicio por un pago mensual y varía según el nivel de complejidad de la solución, ya que puede contener pruebas psicométricas o de competencias blandas y duras. Según Makarov, el retorno que logran los clientes al utilizar sus servicios es de 200% en el corto plazo, por bajar la rotación, disminuir la pérdida de ventas o los gastos en capacitación y uniformes.

La start-up también apoya con el proceso de onbording del candidato a la empresa, para identificar los focos rojos antes de que la rotación suceda. En 2018, el negocio creció cuatro veces y la meta para este año es multiplicarlo por tres, un objetivo que Makarov asegura que están cumpliendo, ya que han llegado a conocer bien a su público objetivo para que no lo pierdan en el camino.

Una de las ventajas de la start-up es la masa crítica de aprendizaje que genera su robot, indica Christine Kenna, socia del fondo de venture capital Ignia, que ha invertido en la plataforma. “Son muy ágiles en digitalizar y, a través de la inteligencia artificial, perfilar candidatos a gran escala. Eso es algo que no hemos visto en otra empresa”.

Publicidad

Los emprendedores

Vera Marakov es de origen ruso. En 2008 conoció al español José Pertusa en la Universidad de Harvard, donde ambos estudiaron la Maestría en Negocios. Cinco años después se casaron y comenzaron a crear negocios en México, entre ellos, las plataformas de anuncios clasificados Lamudi (inmuebles) y Carmudi (autos).

En abril de 2015, Marakov dejó de dirigir esas plataformas para tomar el timón del mercado de distribución de alimentos Foodpanda, donde coincidió con el mexicano Yeri Arenas. Meses después, Pertusa también dejó Lamudi y Carmudi para irse a trabajar en al marketplace Linio. En esos lugares constataron los desafíos del reclutamiento de personal. “A José siempre le faltaba gente en el call center o el almacén para la temporada alta”, indica la cofundadora.

Kenna destaca las fortalezas del equipo. “Está muy enfocado a las métricas, a la toma de decisiones basada en datos. Son rigurosos y analíticos”.

Retos y planes

De acuerdo con la plataforma Crunchbase, Apli ha levantado 1.5 millones de dólares a través de dos rondas de capital semilla. La start-up fue incubada en la comunidad de emprendimiento Numa. Entre sus planes está la expansión a Estados Unidos, Brasil, Colombia y Perú a través de sus clientes. Para ello planean levantar una ronda de cinco a siete millones de dólares al finalizar este año.

Sin embargo, todavía deberán sortear la adopción del chatbot para el proceso de reclutamiento. “Me sorprende que aún siga siendo baja”, comenta la emprendedora, quien estima que aún tomará cinco años para que la herramienta sea el estándar en la industria.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad