Publicidad
Publicidad

Las tomas clandestinas a Pemex, a ritmo de récord en 2017

Pemex registra 28 hurtos al día durante este año en su infraestructura de transporte de gasolina. La empresa pierde cerca de 23,000 barriles diarios de combustible.
Menos impuestos.
Robo. El hurto de combustible costó cerca de 500 mdd en 2016. (Foto: Cuartoscuro)

El número de tomas clandestinas a los ductos en los que Pemex transporta combustibles lleva un ritmo que puede romper el récord del año pasado, cuando llegó a las 6,873 'picaduras', según estimaciones de la consultora AT Kearney.

“Las cifras publicadas por Pemex muestran que el fenómeno se está volviendo cada vez más grave. Durante 2016, la empresa perdió aproximadamente 23,000 barriles diarios de combustible, lo cual equivale a un valor cercano a 500 millones de dólares (mdd). Reportes preliminares de 2017 registran más de 5,000 tomas en la primera mitad del año, cerca de 28 por día, acelerándose aún más el crecimiento del problema”, explica el reporte de la consultora.

Los casos de intentos de robos a la infraestructura de la petrolera nacional crecieron en 3,127%, al pasar de 213 en 2006 a 5,873 en 2016, dice el estudio.

Las empresas que quieren invertir en el segmento de las gasolineras en México deberán prestar cada vez más atención a este tema, teniendo en cuenta que, una vez que puedan importar productos y los precios se liberen, las pérdidas de combustible pueden verse reflejadas en el precio consumidor final, apunta Raymundo Sánchez, socio de AT Kearney.

Lee: ¿Por qué las grandes gasolineras vienen a México pese al robo de combustible?

Publicidad

La liberación gradual de los precios del combustible a lo largo de este año ha atraído la inversión de gigantes energéticas como Exxon, Shell, Chevron y Texaco, así como de grupos nacionales como G500, Oxxo o 7-Eleven.

“Si pierden el combustible por las tomas clandestinas, y eso les cuesta, al final van a reflejarlo al cliente. Por eso les debe importar a los inversores”, dice el experto.

El estudio pone el ejemplo de Nigeria, como un caso a evitar. El país africano pierde cerca de 1,500 mdd al mes por daños causados por el robo de petróleo crudo, que luego se refina en plantas 'caseras' y que generan daños a la infraestructura y al medioambiente.

“El caso de Nigeria representa un ejemplo de la escala a la cual puede llegar este problema cuando no se abordan de manera holística las circunstancias que lo facilitan”, destaca el estudio.

Recomendamos: ¿Quién paga por el robo de gasolina? Adivinaste…tú

En cambio, el caso de Colombia es un ejemplo a seguir, que muestra que es necesario atender el problema no sólo desde la contención del delito, a través de la vigilancia de la infraestructura, sino también 'atacando' la comercialización ilegal de combustibles.

Publicidad

“A partir de 2004, las acciones del gobierno y de Ecopetrol llevaron a una reducción del robo en un 95%, desde más de 8,000 barriles diarios en 2002 hasta aproximadamente 440 en 2014”, agrega el estudio.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad