Publicidad
Publicidad

Procter & Gamble, en medio de una batalla por el poder

Neltzon Peltz, un accionista activista, busca un asiento en el consejo del gigante estadounidense para proponer una reestructuración de sus negocios.
Unidades de negocio
Unidades de negocio Actualmente, P&G cuenta con 10 unidades de negocio; Peltz quiere reducirlas a tres. (Foto: Shutterstock/DayOwl)

La batalla de consejo más grande en la historia de las empresas estadounidenses está en desarrollo y enfrenta al gigante de los productos de consumo Procter & Gamble (P&G) contra un multimillonario inversionista activista que rara vez pierde.

Lo que está en juego es el futuro de la compañía que fabrica todas las cosas bajo tu fregadero, en tu zona de lavado y en tu botiquín, incluyendo las marcas Bounty, Charmín, Crest, Gillette, Pampers, Tampax y Tide (Ace).

Nelson Peltz, director de Trian Fund Management, quiere grandes cambios en P&G. Peltz dice que P&G ha adoptado la “mediocridad” y se ha conformado con perder participación de mercado ante alternativas más baratas y emprendimientos como Dollar Shave Club.

Peltz quiere un asiento en el consejo. Quiere que P&G reduzca el número de unidades de negocio a tres. (Actualmente tiene 10). Quiere contratar a ejecutivos que no hayan crecido en P&G. Y quiere que la compañía lance productos que atraigan a una generación más joven.

Publicidad

En docenas de documentos regulatorios, P&G ha dicho que Peltz no ofrece “nuevas ideas” en su “plan activista cortado con un mismo patrón”. Dice que el plan de Peltz es un intento velado de dividir a P&G y vender sus marcas a los mejores ofertantes.

Ese parece ser el mayor temor de P&G. Llamó a Peltz incapaz de dirigir la compañía, acusándolo de tener una “agenda oculta... para descarrilar la compañía”.

Por lo tanto, P&G realmente no quiere que Peltz participe en el consejo: ha comprometido 35 millones de dólares en publicidad contra Trian, y esa cifra podría llegar a los 100 millones de dólares, según Peltz. Trian dijo que ha reservado 25 millones de dólares para defenderse.

Las dos partes están gastando tanto dinero debido a que Procter & Gamble es una de las acciones más ampliamente disponibles en el mercado. Con 2,600 millones de acciones en circulación y un valor de mercado de 232,000 millones de dólares, es la empresa más grande que se haya sometido a una batalla de este tipo por el control.

Publicidad

Hay una buena probabilidad de que mantengas a P&G en tus fondos de inversión para el retiro: 40% de sus acciones está en manos de particulares. Es mucho más difícil alcanzar a inversionistas particulares que a actores institucionales, por lo que ambas partes necesitan mejorar los mensajes que envían.

Ambas compañías han gastado dinero en la compra de anuncios en Google , han enviado innumerables mensajes por correo a los hogares de los accionistas y sus equipos de relaciones públicas están trabajando horas extras actualizando sitios web con respuestas de 'ojo por ojo' contra la otra parte.

El enfrentamiento tendrá lugar el 10 de octubre, cuando los accionistas votarán sobre si apoyar a Peltz o a la administración de P&G.

¿Quién tiene la ventaja?

Publicidad

No está claro quién ganará, pero Peltz tiene algunos aliados poderosos de su lado. El lunes, Trian anunció que las tres principales firmas que asesoran a los accionistas en las batallas por el control de la empresa se han alineado con Peltz.

Glass Lewis y también Institutional Shareholder Services ya habían dado a Peltz su aprobación. Ahora, Egan-Jones se ha unido, argumentando que un cambio en la sala de juntas sería bienvenido, y que la gigantesca participación de Peltz en P&G lo convierte en una buena opción para ser un director.

Lee: El CEO de Ford cuenta sus planes para repuntar en México tras cancelar planta

Publicidad

Trian posee el 1.5% de la compañía, una participación digna de alrededor 3,500 millones de dólares. Varios otros principales inversionistas en P&G también están apoyando a Peltz.

Las compañías asesoras de accionistas también destacaron la experiencia de Peltz: Ha ocupado cargos en otras importantes marcas de consumo, incluidas Heinz y Mondelez. (Se abrió camino hacia el consejo de Heinz a través de una pelea de representación similar).

Peltz no está acostumbrado a perder en absoluto, a pesar de que no pudo ganar un asiento en el consejo de DuPont en una pelea por la representación en 2015.

Mientras tanto, el presidente ejecutivo de P&G, David Taylor, admitió algunos errores, como moverse demasiado lentamente en China y no combatir los servicios de navajas de afeitar por suscripción. Pero dijo que P&G está bien adentrado en un cambio de rumbo: Ya ha vendido muchas marcas, ha reducido el número de unidades de negocio, ha despedido a su CEO y se ha reestructurado en los últimos años.

Publicidad

“P&G es una empresa profundamente diferente, mucho más fuerte y más rentable de lo que era hace algunos años”, dijo Taylor en una carta a los accionistas el lunes.
null

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad