Publicidad
Publicidad

Qué cambió en la licitación del centro intermodal del nuevo aeropuerto

El proceso de adjudicación del centro intermodal del nuevo aeropuerto va por su segunda ronda, luego de declararse desierto y en medio de la inconformidad de un consorcio participante en el concurso.
Despegando.
Despegando. La construcción del nuevo aeropuerto de la capital avanza, aunque los analistas coinciden en que no estará terminado en el plazo previsto. (Foto: FOTO: Diego Macías)

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) lanza por segunda ocasión la convocatoria para la construcción del centro de transporte intermodal del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En una primera instancia, el concurso fue declarado desierto tras no ser aceptada ninguna de las 11 propuestas económicas presentadas el pasado 6 de octubre.

Lee: La licitación para construir el Centro Intermodal del NAICM queda desierta

Un par de meses más tarde, la convocatoria para la licitación del proyecto se lanza de nuevo, pero con pocas diferencias respecto a la anterior y sin atender todas las recomendaciones hechas por el Testigo Social.

La nueva licitación contempla un plazo de tres meses entre su lanzamiento y el fallo, igual que en la anterior, pese a que el Testigo Social aconsejaba dar más tiempo al proceso.

null“Considerando el retraso presentado en los eventos programados, se recomienda programar tiempos suficientes para el desarrollo de los eventos (...), ya que el acelerar el desarrollo de un procedimiento de contratación no trae por sí mismo un beneficio en la prestación del servicio”, menciona el Testigo en el documento disponible en Compranet.

Publicidad

Lee: Auditoría detecta irregularidades en construcción del NAICM

De acuerdo con Adolfo Zagal, experto en infraestructura, no existe una obligación en las dependencias para dar plazos mínimos a los procesos de acuerdo con el tamaño del proyecto. De hecho, la Ley establece un plazo de mes y medio. “Depende de cada área técnica. Por ejemplo, un proyecto de estos puede llevar hasta seis meses de elaboración de una propuesta, pero considero que para un proyecto como el aeropuerto puede ser incluso más de seis meses”, explicó el experto.

Desierto

El primer concurso fue declarado desierto debido a que cinco consorcios superaron el presupuesto autorizado para el desarrollo del proyecto, mientras que otras cuatro propuestas fueron desechadas por incumplir con requisitos técnicos, y otro par porque no alcanzaron los puntajes mínimos requeridos en materia técnica y económica.

Lee: Carso e ICA ganan construcción de la terminal del NAICM

Publicidad

Los montos ofertados para la construcción del proyecto iban desde los 3,700 millones de pesos (mdp) ofrecidos por el consorcio liderado por Prodemex, hasta los 12,330 mdp que ofertó Salini-Impregilo Mexicana, de acuerdo con los documentos de Compranet.

El proceso tuvo retrasos respecto a los tiempos estimados. Uno de los consorcios, el de Mota-Engil, advirtió que el motivo por el que el concurso se declaró desierto no quedó claro, pues en la primera convocatoria no se aclaró cuál era el presupuesto máximo para la construcción del centro intermodal.

Dar a conocer el presupuesto con antelación ayuda a evitar que los concursos queden desiertos, dijo Othon Pérez, experto en infraestructura. "Yo siempre he pensado y sugerido que el presupuesto sea público. De esa forma, los licitantes saben que no se pueden pasar de ese monto y se evita que queden desiertas por ese motivo", mencionó Pérez.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad