Publicidad
Publicidad

Weinstein Company dice que se declarará en bancarrota

Al estudio cofundado por Harvey Weinstein, acusado agresión sexual, se le esfuma el plan de vender activos, por lo que buscará un proceso de quiebra ordenado, dijo la junta de la firma en una carta.

La compañía Weinstein se está acercando a la bancarrota.

El estudio cofundado por Harvey Weinstein ha quedado paralizado por las acusaciones de acoso y agresión sexual que se le han dirigido.

Ahora parece que se está desmoronando un acuerdo para vender los activos del estudio.

La junta directiva del estudio dijo en una carta el domingo por la noche que los posibles compradores no estaban dispuestos a proporcionar financiamiento provisional para mantenerlo a flote mientras se finalizaba el trato.

Publicidad

Lee: Weinstein Company, el objetivo de mujeres inversionistas

Una fuente involucrada en las conversaciones confirmó que los inversionistas que buscan comprar los activos han recibido la carta.

Los inversionistas, encabezados por María Contreras-Sweet, exjefa de la Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos, no tuvieron una respuesta inmediata este lunes por la mañana.

"Es simplemente imposible evitar la conclusión de que no tiene la intención de firmar un acuerdo, mucho menos de cerrar uno, y no desea guardar activos y trabajos valiosos", escribió la junta de la compañía.

Publicidad

"Ahora buscaremos la única opción viable de la junta para maximizar el valor restante de la compañía: un proceso ordenado de bancarrota", agregó.

Un procedimiento de bancarrota es lo que la junta había tratado de evitar.

Variety publicó una copia de la carta el domingo. CNN aún no ha obtenido un duplicado.

Weinstein fue expulsado de su puesto en The Weinstein Company el otoño pasado después de numerosos informes de mala conducta sexual. Ha sido acusado de acoso o abuso sexual por más de 60 mujeres.

Publicidad

Weinstein ha negado cualquier relato de sexo no consentido.

A raíz de los informes, muchos de los socios comerciales del estudio huyeron. Las nuevas oportunidades comerciales se secaron.

El estudio buscó un comprador, y en enero entró en conversaciones exclusivas con el grupo inversor de Contreras-Sweet.

Promovió la idea de un nuevo estudio, dirigido por mujeres, con el nombre Weinstein borrado.

Publicidad

Mientras tanto, los propietarios existentes han intentado mantener abiertas las puertas del estudio y mantener al personal en nómina a través de una variedad de maniobras financieras.

Lee: Así funcionó la red de cómplices de Harvey Weinstein

Las negociaciones se complicaron hace dos semanas cuando el Fiscal General de Nueva York Eric Schneiderman presentó una demanda contra Weinstein y su exempresa.

Schneiderman dijo que una investigación de cuatro meses sobre el acoso sexual encontró "malos tratos crueles y abusivos a los empleados de la empresa". La demanda cita lo que llama violaciones "atroces" de las leyes estatales civiles y de derechos humanos.

Publicidad

El estado A.G. dijo que "no se interpondrá en el camino" de una venta si se abordan sus preocupaciones: "Cualquier acuerdo debe garantizar primero que las víctimas serán compensadas adecuadamente"; que los empleados estarán protegidos; y que los ejecutivos que sabían sobre los supuestos actos de Weinstein "no serán recompensados".

El miércoles pasado hubo una reunión en la que participaron la oficina de Schneiderman y los potenciales compradores del estudio. Ambas partes dijeron que era "productivo", lo que indica que se estaba trabajando en un acuerdo.

Pero luego vino la carta del domingo del consejo sobre la crisis financiera de la compañía.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad