Publicidad
Publicidad

La fundadora de la ‘startup’ Theranos es acusada de un fraude masivo

La firma, alguna vez valorada en hasta 9,000 mdd, fue creada por Elizabeth Holmes, de 19 años, quien tenía como objetivo crear alternativas económicas para las pruebas médicas.

La fundadora de Theranos, Elizabeth Holmes, quien prometió revolucionar las pruebas de sangre, ha sido acusada por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) de un "fraude masivo", el cual implica más de 700 millones de dólares.

El expresidente Ramesh ‘Sunny’ Balwani también fue acusado. Ambos recaudaron dinero de los inversionistas "a través de un elaborado fraude durante varios años en el que exageraron o hicieron declaraciones falsas sobre la tecnología, el negocio y el desempeño financiero de la compañía", dijo la SEC este miércoles.

Theranos y Holmes acordaron resolver las denuncias contra ellos, dijo la SEC. Holmes abandonará el control de la compañía y gran parte de su participación en ella. La SEC dijo que llevaría su caso contra Balwani al tribunal federal en San Francisco.

Theranos es una startup de Silicon Valley, alguna vez valorada en hasta 9,000 millones de dólares. Fue creada en 2003 por Elizabeth Holmes, de 19 años, quien abandonó la Universidad de Stanford para lanzar la compañía.

Fue considerada como una disruptora de la industria que tenía como objetivo crear alternativas más económicas y eficientes a las pruebas médicas tradicionales.

Lee: Estos son los perfiles que más demandan las start-ups

Publicidad

Sin embargo, su compañía fue sacudida por la controversia que siguió a un informe de 2015 del Wall Street Journal que cuestionó su tecnología y métodos de prueba. Desde entonces, la compañía invalidó dos años de análisis de sangre, se enfrentó a investigaciones federales y se alejó de las pruebas de sangre.

Elizabeth Holmes se negó a comentar a través de su abogado.

Jeffrey B. Coopersmith, socio de Davis Wright Tremaine que representa a Balwani, calificó la acción de la SEC contra su cliente como "injustificada".

"Sunny Balwani representó con precisión a Theranos a los inversores de la mejor manera posible", dijo Coopersmith en un comunicado.

Coopersmith dijo que Balwani invirtió millones de su propio dinero en Theranos y que "nunca se benefició financieramente de su trabajo en la compañía".

Los directores independientes de Theranos emitieron un comunicado en el que declararon que "la compañía está complacida de cerrar este asunto y espera avanzar en su tecnología".

Publicidad

Según la demanda contra Theranos y Holmes, ella y Balwani sabían que su analizador patentado podría realizar solo 12 de las 200 pruebas de pacientes, algo que el Wall Street Journal insinuó en su primera investigación sobre la compañía.

Recomendamos: Cemex invertirá en una 'startup' española de construcción

La SEC dijo que Theranos confundió a los socios sobre su tecnología, y supuestamente usó maquinaria de terceros modificada en lugar de la suya para procesar algunas pruebas. La SEC también dijo que mintió sobre las proyecciones de ingresos y afirmó a los inversionistas que la aprobación regulatoria para su tecnología de prueba era voluntaria cuando no lo era.

Theranos compiló una carpeta para inversores que incluía informes sobre ensayos clínicos que, según dijo, se habían realizado con compañías farmacéuticas. Pero solo uno de los informes fue coescrito con un cliente farmacéutico, según la denuncia. Dos fueron escritos por empleados de Theranos.

Además, Theranos y Holmes hicieron "declaraciones falsas” en los boletines de prensa para reforzar el perfil de la startup.

Luego supuestamente usó esos artículos para generar interés financiero. "En algunos casos, ella y Theranos proporcionaron algunos de los artículos que contenían declaraciones falsas o engañosas a posibles inversores", dice la denuncia.

Publicidad

También se dijo que la compañía estaba "al borde de la bancarrota" a fines de 2017.

La reputación de Theranos se infló a lo largo de los años con la ayuda de algunas personalidades, incluidos los exsecretarios Henry Kissinger, George Schultz y William Perry, y los senadores Bill Frist y Sam Nunn. Todos fueron miembros de la junta.

El actual secretario de Defensa, James Mattis, un exmiembro de la junta directiva de Theranos, cortó vínculos con la startup antes de su audiencia de confirmación de 2017.

Lee: ¿Cómo evitar que una startup fracase?

Sus vínculos con la compañía podrían haber ayudado a Holmes a hacer parecer plausible que Theranos tuviera un historial de trabajo con el Departamento de Defensa, algo promocionado para engañar a los inversionistas, según la SEC.

En 2016, The Wall Street Journal informó que Rupert Murdoch, el presidente ejecutivo de 21st Century Fox, la compañía matriz de la publicación, había invertido 100 millones de dólares en Theranos, pero nunca fue vinculado públicamente con la startup.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad