Publicidad
Publicidad

Coca-Cola FEMSA cierra operaciones en Altamirano, Guerrero

La empresa informa que debido a las constantes amenazas y agresiones a sus colaboradores decidió suspender por tiempo indefinido las actividades en la región.
Agrios resultados.
Agrios resultados. La empresa lamentó las pocas condiciones de seguridad que se presentan en el Estado de Guerrero. (Foto: Kwangmoozaa/Shutterstock / Kwangmoozaa)

Coca-Cola FEMSA anunció este viernes que por motivos de seguridad deja de operar en Ciudad Altamirano, Guerrero.

La falta de condiciones necesarias para operar y anteponiendo la seguridad de más de 160 colaboradores que trabajan en su Centro de Distribución son los motivos que la llevaron a tomar la decisión, dijo la empresa en un comunicado.

Recomendamos: Colima y Guerrero tienen los municipios más violentos de México .

"La falta de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura en esta zona del estado de Guerrero, así como la reciente agresión injustificada hacia uno de nuestros colaboradores, llevó a la empresa a tomar esta decisión", detalló.

Publicidad

"La empresa rechaza enérgicamente toda acción de violencia en contra de sus colaboradores, familias y comunidades donde opera; lamenta profundamente que la ausencia de un estado de derecho y la prevalencia de la impunidad que afecta a la región, la lleve a detener sus labores en un territorio en el que ha tenido presencia por más de cuatro décadas, generando valor económico y social a sus clientes, consumidores, comunidad, colaboradores y familias", agregó.

El cierre del centro de distribución afectará el abastecimiento de productos en las zonas de Cutzamala, Coyuca, Ajuchitlán, Tlapehuala, Tlalchapa y Pungarabato, aunque el área de comunicación corporativa de Femsa indicó que “es prematuro dar una estimación” sobre las afectaciones económicas.

Recomendamos: La violencia en Guerrero provoca el desplazamiento de al menos 600 pobladores .

Coca-Cola FEMSA informó que desde enero de este año los integrantes del Centro de Distribución de Coca-Cola FEMSA en Ciudad Altamirano comenzaron a recibir constantes amenazas y agresiones por parte del crimen organizado, así como afectaciones a las instalaciones de la empresa.

Publicidad

La empresa dijo que ya han recurrido a las autoridades, pero que ante “la ausencia del Estado de derecho y la prevalencia de la impunidad” en la zona se prefirió detener el centro por seguridad de los trabajadores y la de sus familias.

Ataques

Publicidad

En los últimos tres días, han sido atacadas las instalaciones de la empresa Coca-Cola FEMSA en Ciudad Altamirano.

El vocero de Seguridad del estado, Roberto Álvarez Heredia, informó a Expansión que han tenido reuniones con los concesionarios de varias empresas de la zona por el tema de inseguridad.

“Permanentemente hemos tenido reuniones entre los concesionarios con las empresas que han externado sus preocupaciones y se han tenido acuerdos para reforzar la seguridad”, dijo sin dar más detalles.

La madrugada de este viernes un comando disparó contra las instalaciones y los efectivos de Gendarmería que resguardaban la zona.

Publicidad

Los efectivos hacían recorridos de reconocimiento de esa área, y observaron el arribo de un grupo aproximadamente 20 hombres, quienes intentaron ingresar a las instalaciones de Coca-Cola FEMSA derribando el portón principal, detalló Álvarez Heredia.

Agregó que los efectivos de la Gendarmería respondieron el ataque, generándose un enfrentamiento, sin embargo los 20 hombres huyeron.

El vocero de Seguridad de Guerrero desconoció si el gobernador, Héctor Astudillo Flores ha dialogado con los empresarios de Coca-Cola FEMSA tras los dos ataques.

Sin embargo, dijo que el gobierno estatal y federal han reforzado las medidas de vigilancia a petición de los empresarios, y de esa forma otorgar garantías de seguridad.

Publicidad

Con información de Laura Reyes

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad