La desarrolladora que quiere poner ‘verde’ a Tulum

Un par de viajeros decidieron establecerse en Tulum hace siete años y construir lo que hoy son los primeros proyectos totalmente sustentables en la zona turística de Quintana Roo.
Condominios de lujo.  Una vez adquiridos los condominios, Los Amigos los operan como hotel para que sus propietarios se beneficien a lo largo del año de su propiedad.  (Foto: Cortesía Los Amigos Tulum)
Ana Valle
TULUM (Expansión) -

Hace diez años, Nicolai Wilmes y Marc Levy adquirieron un terreno de 4,500 metros cuadrados por 30,000 dólares en Tulum, Quintana Roo, donde construyeron una casa que rentaban en la plataforma Airbnb. Este fue el despegue de lo que hoy es una de las empresas de bienes raíces más grandes del destino.

La llamaron Los Amigos, y con ella comenzaron a construir nuevos proyectos: hicieron cuatro villas y dos desarrollos de condominios de lujo, lo que hasta entonces no existía en el lugar.

Para los empresarios, construir no es destruir el medio ambiente, y menos en una zona como Tulum, cuyo principal atractivo es la naturaleza. “La gente no viene aquí para comprar, viene a ver la naturaleza. A veces la construcción es destrucción, pero la gente quiere tener una experiencia con la naturaleza. Hacemos proyectos con tecnología sustentable”, dice Wilmes.

Lee: El gran negocio de adquirir una residencia en Mayakoba

El siguiente paso fue construir un desarrollo de mayor magnitud que fuera rentable y verde. La firma adquirió un terreno de 10,000 metros cuadrados, en donde construyó 54 condominios que se abastecen por completo con energía solar. Una vez finalizados, son operados por la empresa como un hotel. “Vendimos en 43 días la primera fase con 34 unidades”, destaca Wilmes.

La rápida venta de las propiedades se debe a que se trata de un proyecto sustentable de alto lujo, algo que no es usual en la zona. “La gente ha recibido una plusvalía de 40% en un año”, explica el director general de Los Amigos.

El proyecto cuenta con edificios de tres pisos que en el último nivel tienen infinity pools, y en el centro del desarrollo hay un sistema fotovoltaico Smartflower, que gira siguiendo al sol a lo largo del día para abastecer la electricidad.

La empresa buscó conjugar lo que la gente busca al adquirir bienes raíces en la zona: poder rentarlos como propiedad vacacional. La diferencia, es que ellos son operadores hoteleros que brindan servicios como restaurante, gimnasio, albercas, club de playa, entre otros, algo que una casa en renta no ofrece. La operación de su condominio cuesta 25% de la tarifa que cobra la empresa.

Lee: Inmobilia invierte 1,000 mdd en Riviera Maya y Belice

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

Los condominios fueron vendidos entre 150,000 y 1 millón de dólares, y a este proyecto le seguirán otro par que abrirán en los siguientes dos años.

El próximo es Panoramic, nombre que hace referencia a la infinity pool de 360 grados en el centro del proyecto, y que también se abastecerá por completo de energía solar. Igual que Central Park Lagunas, que además contará con lagunas y cascadas artificiales.

Ahora ve
Las hormigas rojas son un verdadero manjar en algunas zonas de México
Te Recomendamos
×