Publicidad
Publicidad

¿Por qué accionistas de Banorte votaron contra la fusión con Interacciones?

Algunos importantes inversionistas extranjeros creen que hay conflicto de interés dentro del consejo de administración de los dos grupos financieros mexicanos, liderados por la familia Hank.
Mayoría
Mayoría. El pasado 5 de diciembre, 71.61% socios inversionistas de Banorte e Interacciones aprobaron la fusión de ambas instituciones financieras, que tienen entre sus accionistas a integrantes de la familia Hank. (Foto: iStock)

El pasado 5 de diciembre, 71.61% socios inversionistas de Banorte e Interacciones aprobaron la fusión de ambas instituciones financieras, que tienen entre sus accionistas a integrantes de la familia Hank. La fusión posicionaría a la institución financiera mexicana adquirida por el fallecido Roberto González Barrera —fundador de Gruma— como la segunda más grande del país por nivel de activos y como el mayor grupo de financiamiento de infraestructura en el país.

Pero no sólo eso: implicaría una suerte de ‘regreso a casa’ para Carlos Hank González, presidente de Grupo Financiero Banorte. El empresario fue director general de Interacciones durante 14 años, desde 2000, donde el actual presidente del Consejo de Administración es su padre, Carlos Hank Rhon, quien también es uno de sus principales accionistas. En esta institución financiera también participa su hermana, Graciela Hank González.

Lee: Una mayoría de los accionistas aprueba la fusión entre Banorte e Interacciones

Estos lazos familiares han causado el rechazo de algunos de los inversionistas extranjeros de Banorte, que han objetado la fusión con Interacciones y puesto en duda el nombramiento de algunos directivos y consejeros del grupo financiero mexicano por posibles conflictos de interés.

Publicidad

En esa votación de diciembre del año pasado, 13 accionistas extranjeros institucionales votaron en contra de la fusión entre Banorte e Interacciones, según revelaron datos de Proxy Insight enviados a Expansión. Entre los que socios inversionistas que votaron en contra se encuentran BlackRock, Aberdeen Standard Investment, APG Asset Management y Norges Bank Investment Management. Todos ellos son accionistas institucionales de Banorte de alto perfi.

En una reunión anual en abril pasado, algunos de los accionistas internacionales advirtieron sobre un posible conflicto de interés y estuvieron en contra de la ratificación del presidente del Consejo, Carlos Hank González, y de otros directivos y miembros del consejo como Marcos Ramírez Miguel, CEO del grupo financiero; Juan Antonio González Moreno, presidente de Gruma y miembro de la misma familia; y Eduardo Livas Cantú, del comité ejecutivo de Gruma.

Lee: Accionisas extranjeron votan en contra de fusión Banorte-Interacciones

Éste fue el caso de APG Asset Management, del fondo de pensiones alemán bpfBOUW, y de otros grandes inversionistas como California State Teachers' Retirement System, Domini lmpact Investments, Pensioenfonds Metaal en Techniek, Calvert Research and Management y Ohio Public Employees Retirement System, de acuerdo con datos recopilados por Proxy Insight.

Publicidad

“No apoyamos a directores no independientes sentados en comités clave del consejo”, señaló el inversionista institucional British Columbia Investment Management Corporation (BCI), que administra activos por 135,500 millones de dólares. “Hacemos responsable al presidente del comité de nominaciones por fallar en asegurar que todos los comités clave del consejo sean completamente independientes”, agregó la firma canadiense en una nota adjunta a su votación, emitida en la asamblea anual del 27 de abril pasado.

Rolando Rodrigues, analista del gestor de activos británico Sarasin & Partners, dijo a Reuters que su firma votó en contra de la adquisición por "la abundancia de cuestiones de gobernanza". "Esta era una transacción con partes vinculadas con conflictos de interés significativos", dijo en una entrevista para la agencia de noticias.

Lee: Banorte-Interacciones quiere ser el rey de la infraestructura

Banorte es el mayor banco del país en manos de mexicanos enfocado en otorgar créditos a empresas privadas, al consumo y a estados, mientras que Interacciones es una institución dirigida al financiamiento en infraestructura a gobiernos estatales y municipales. Ambas instituciones financieras concentraron casi la mitad de la cartera de crédito en el sector, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) al cierre de diciembre de 2017.

Publicidad

Uno de los resultados de la fusión es que permitirá a Banorte ofertar créditos más baratos, pues al ser un banco más grande reducirá su costo de financiamiento, explicó previamente Carlos Rojo, director general de Interacciones. De ser aprobada la adquisición, Grupo Financiero Banorte se convertirá en el segundo grupo financiero más grande en México sólo por detrás de BBVA Bancomer.

“Grupo Financiero Banorte aplicó durante este proceso, y continuará aplicando, las mejores prácticas internacionales en materia de gobierno corporativo y de revelación de información al público inversionista”, respondió la institución financiera en un comunicado.

Banorte ha destacado anteriormente que mantiene una mayoría de miembros independientes en su Consejo de Administración (73%), superior al 25% establecido en la legislación mexicana y al 60% recomendado por las mejores prácticas globales, según cifras que compartió la entidad financiera en un comunicado del 6 de junio pasado al recibir un reconocimiento por "Mejor Gobierno Corporativo", de Ethical Boardroom.

Este jueves, el pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) discutirá sobre la concentración de estas dos entidades financieras.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad