Publicidad
Publicidad

El 'canal de Panamá' de AMLO, una buena estrategia... a muy largo plazo

El llamado Corredor Transístmico quiere conectar Veracruz y Oaxaca con un plan que vaya más allá de la logística y desarrolle un nuevo polo industrial en el país. Pero lograrlo puede tomar décadas.

CIUDAD DE MÉXICO.- El desarrollo del llamado Corredor Transístmico entre los puertos de Salina Cruz, en Oaxaca, y Coatzacoalcos, en Veracruz, es un proyecto con el que México sueña desde hace décadas, por la posibilidad de crear un paso interoceánico semejante al Canal de Panamá.

La idea ha sido retomada por Andrés Manuel López Obrador dentro de los planes para impulsar las economías de la zona sur y sureste del país, pero ahora pretende ir más allá de crear un paso entre el Pacífico y el Atlántico, y quiere desarrollar todo un corredor industrial. Según los expertos, es un buen proyecto, pero puede tardar décadas en hacerse realidad.

Para Eduardo Ramírez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), habilitar un eje que permita a México ser competitivo en cargas del Pacífico al Atlántico es necesario y positivo para el crecimiento del país, y puede generar retornos logísticos importantes, ya que se movería carga por puertos, ferrocarriles y carreteras. “Lo que estamos viendo es que son inversiones interesantes, y que requieren participaciones de privados vía Asociaciones Público-Privadas, y si esto nos genera desarrollo en el sur-sureste, pues maravilloso. Pero hay que tomar en cuenta que se necesitará llevar infraestructura adicional, y este es el análisis que la Cámara quiere aportar”, mencionó.

Lee: Este es el plan de Jiménez Espriú al frente de la SCT

El Corredor Transístmico estará entre los primeros proyectos que pretende echar a andar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a cargo de Javier Jiménez Espriú, quien afirma que las primeras licitaciones de infraestructura comenzarán en los primeros días del próximo gobierno.

El proyecto incluye, en primera instancia, el desarrollo y la modernización de la infraestructura de transporte: remodelar los puertos de Coatzacoalcos, construir uno nuevo puerto en Salina Cruz, y rehabilitar el tren que corre por el Istmo de Tehuantepec.

Publicidad

“Vamos a empezar rápidamente a desarrollarlo (el corredor) modernizando las vías férreas, las carreteras y alos puertos. Otras dependencias iniciarán con el desarrollo de zonas urbanas y territoriales vinculadas. La idea es crear un nuevo puerto industrial en Salina Cruz. En este vamos a esperar un poquito más para hacer el proyecto más a detalle”, comentó recientemente Jiménez Espriú, el futuro titular de la SCT, en entrevista con Expansión.

Arrancar un proyecto de esta magnitud requerirá un plan de desarrollo económico, conocer el impacto que tendrá en la región y estudiar cómo va a lograr integrarse a la cadena productiva. Nada de esto será rápido, destacó Moisés Alcalde, socio de Asesoría para Gobierno de la consultora EY. “No tenemos un proyecto concreto y detallado del Istmo, no hay ni proyectos ejecutivos, y hacerlo va a tomar más de un año, y luego vendrán las adquisiciones y licitaciones. Todo ello implica un gran esfuerzo burocrático".

La parte de infraestructura tomará menos tiempo, pero el verdadero reto será convertir el corredor en un nuevo polo industrial en el país.

Lee: Los siete proyectos prioritarios de AMLO a detalle

Para ello, además del plan logístico, hay un proyecto inmobiliario y urbano, que se plantea la construcción de dos parques industriales o centros logísticos: uno en Oaxaca, posiblemente en Ixtepec o Matías Romero; y otro en Veracruz, en Acayucan o Sayula.

Sin embargo, esto puede no ser suficiente. En el sector industrial, las empresas no suelen instalar sus plantas o elegir los centros de distribución en lugares donde existe oferta inmobiliaria, sino que prefieren zonas con condiciones laborales adecuadas, explicó Sergio Pérez, executive managing director en la firma de consultoría inmobiliaria Newmark Knight Frank. “Hoy día no le vemos los ingredientes para que esa región (sur, sureste) se pueda detonar como un polo industrial importante, porque está lejos de los mercados objetivo y tiene un reto en cuanto a capacidad técnica y laboral”, explicó el experto.

Publicidad

En este sentido, Samuel Campos, también de Newmark Knight Frank, opinó que no bastará con que el gobierno dé incentivos a las empresas para que tomen un terreno y construyan una planta en alguna zona del país. Será necesario que haya mano de obra calificada y cultura laboral. “Te pueden dar muchos incentivos y darte hasta la planta hecha, pero si no tienes gente que la opere, es inservible”, comentó.

Así, para generar un desarrollo industrial como el que ocurrió en el Bajío, se requerirán una planeación y un trabajo de varias décadas. Mientras eso sucede, el Corredor Transístmico podrá primero operar como un eje logístico importante, y para el resto harán falta mucho esfuerzo... y paciencia.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad