Publicidad
Publicidad

La planta que haría energía con basura, ¿por qué se frena y qué dice la empresa?

La deuda y dudas ambientales son algunos de los argumentos presentados para detener el proyecto. Veolia, la empresa encargada, replica que los motivos no tienen fundamento.

A principios de octubre, una ciudadana interpuso una demanda por la que se suspendió provisionalmente el proyecto de la planta de termovalorización en la Ciudad de México, que crearía energía con la basura de la capital para propocionarle electricidad al metro. Veolia, la firma encargada de la obra, dice que hará todo lo posible para que ésta continúe.

Veolia busca convertir la basura de la CDMX en energía eléctrica para el Metro

El consejo ciudadano de Xochimilco demandó a la Agencia de Gestión Urbana del gobierno de la Ciudad de México por el proyecto de la planta de termovalorización. Veolia pretende aclarar la situación y continuar con el contrato que se firmó desde mayo de 2017.

Publicidad

La demanda presentó cinco argumentos en contra de la planta, a los que la empresa replica:

1. No se presentó el análisis costo-beneficio

Publicidad

“Esto es totalmente falso. Nosotros sabemos que ese análisis lo presentó la Agencia de Gestión Urbana, porque de otra forma no se hubiera podido continuar con todas las autorizaciones que tuvo el proyecto previo a su licitación”, explicó en entrevista con Expansión Federico Casares, director de desarrollo de negocios y relaciones de Veolia México.

Diego Blanco, socio del despacho Blanco Carrillo, añadió que si en los contratos que se hacen con el gobierno hubo transparencia, el contratista podrá hacer valer sus derechos, y si es una cancelación sin justificación, la compañía puede buscar algún tipo de responsabilidad hacia las autoridades.

2. Es un proyecto costoso

Publicidad

Veolia destinará a la construcción del proyecto 12,000 millones de pesos, 50% más que la inversión que se hace en un proyecto similar en Hidalgo. “Pero no es comparable ni el tamaño de la planta, ni la tecnología bajo la cual estamos desarrollando el proyecto”, dice Casares.

Lee: Todos pierden si se cancela la planta que genera energía con basura

Publicidad

La planta de Hidalgo usa una tecnología donde se convierte la basura en carbón verde, que luego es incinerado para, con el calor, generar energía. La de Veolia usa el calor de la incineración para generar energía. Otra de las diferencias es que la planta de Hidalgo procesará 2,500 toneladas al día, poco más de la mitad de las que trataría Veolia (4,500 toneladas al día).

3. El endeudamiento de la Ciudad de México es excesivo

Publicidad

“La inversión no la va a hacer el gobierno, no nos alcanzaría, no habría forma que con recursos fiscales nosotros pudiéramos llevar a cabo la implementación de esta planta, con la operación, mantenimiento y todo lo demás”, afirmó en la conferencia de la presentación de la planta Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la ciudad.

El acuerdo es que el gobierno deberá pagar a Veolia alrededor de 3,000 millones de pesos (mdp) anuales por 30 años. Sin embargo, el proyecto está planteado para que el costo se compense: la ciudad pagaría por el proyecto menos de lo que gasta en los servicios de suministro de energía eléctrica para toda la red del metro y para el procesamiento de los residuos urbanos, por los que desembolsa alrededor de 4,000 mdp cada año.

4. El precio de la energía es superior al precio del mercado
Publicidad

La planta procesa basura, ese es su objetivo principal. La generación de energía es un beneficio secundario, por lo que no hay un costo o precio directo por la energía generada, explicó Casares.

Recomendamos: Así es la planta que hará electricidad con basura en la CDMX

Publicidad

La planta generará 965,000 megawatts-hora por año de energía, que es lo mismo que consumen las 12 líneas del metro de la ciudad. Esa energía irá a la red del sistema eléctrico nacional, con lo que habría una compensación en la factura que se genera por la electricidad del metro.

5

. La incineración de residuos causaría problemas ambientales

Publicidad

Desde que se presentó, el proyecto ha tenido sus detractores, que argumentaban que la incineración de la basura emite gases contaminantes al medio ambiente.

Carlos Álvarez, presidente de la asociación México, Comunicación y Ambiente, aseguró que “todas las sustancias químicas pueden ser manejadas adecuadamente. En esta planta se tratan los gases y las cenizas que se generan y se disponen en un relleno especial, por lo que estas plantas no generan ningún impacto ambiental”.

También lee: Esta máquina lucha para 'desaparecer' una isla de basura en el Caribe hondureño

Publicidad

A la par, otro especialista ambiental, Luis Manuel Guerra, de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que la termovalorización sería un avance muy importante para la Ciudad de México y que es la mejor solución al problema de la basura de la ciudad, en lugar de enterrarla como se hace hoy, “la más primitiva de las formas para manejar los residuos sólidos”, afirmó.

¿Qué ocurrirá?

Publicidad

En las siguientes semanas, se conocerá la resolución de la demanda. En el mejor de los casos para Veolia, el proyecto continuará. En el peor, el proyecto se cancelará.

Sergio Chagoya, socio de Santamarina y Steta, explicó que en el caso de que el gobierno quiera cancelar un contrato de obra pública con una empresa privada, ésta puede llegar a exigir una recuperación económica.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad