Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Inversionistas de Fibra E, el otro pendiente de la cancelación del NAIM

Este vehículo de financiamiento logró captar 1,600 millones de dólares de las afores e inversionistas institucionales
naim
La SHCP indicó que la negociación se llevaría a cabo una vez que se concluyeran las renegociaciones con los tenedores de bonos.

El pago a los inversionistas del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco aún no ha terminado. Mientras que el Gobierno federal ya emitió dos ofertas de recompra de bonos -que representan 45% del presupuesto contemplado de 13,300 millones de dólares (mdd)-, aún no ha habido negociaciones con los tenedores de la Fibra E.

A inicio de año se hizo una oferta global de Certificados Bursátiles Fiduciarios de Inversión (CBFI) por 30,000 millones de pesos (alrededor de 1,600 mdd), que atrajo tanto a las administradoras de fondos para el retiro (Afores) como inversionistas internacionales para beneficiarse de las utilidades que generaría el NAIM.

Recomendamos: ¿Qué requiere Santa Lucía para convertirse en un aeropuerto internacional?

Estos certificados otorgaban a los inversionistas el derecho de recibir parte del flujo distribuible del nuevo aeropuerto de manera paulatina; mientras que a partir de 2021 los tenedores percibirían 39% del flujo distribuible. Este porcentaje aumentaría 200 puntos base entre 2026 y 2030, hasta alcanzar 49%. Sin embargo, en un escenario de cancelación del proyecto, el flujo distribuible sería de 80% a partir del ejercicio fiscal inmediato a la fecha de cancelación, según refiere el prospecto de colocación de la Fibra E.

Cabe mencionar que el flujo distribuible es el remanente de los ingresos (excedentes del Fideicomiso Emisor TUA, ingresos aeronáuticos excluyendo TUA e ingresos no aeronáuticos) menos los gastos (derechos por concesión, pago a ASA, así como costos de operación y gastos de administración).

Debido a que la Fibra E tiene una fecha de vencimiento, uno de los efectos que tendría la cancelación del proyecto es una prolongación en la duración del fideicomiso para compensar el retorno hacia los inversionistas, consideró Armando Rodríguez, gerente de Análisis Bursátil de Signum Research.

Publicidad

Recomendamos: Hacienda convence al 70% de los bonistas del NAIM

“No sabemos si haya un cambio como sí lo hubo en los demás bonos, en los que se hizo una oferta que no estaba contemplada. En este caso no se ha hecho ninguna propuesta oficial para Fibra E, pero si sólo nos basamos en el documento del prospecto, se deberían recibir flujos del aeropuerto actual más una extensión en el vencimiento del fideicomiso”, explicó.

Debido a que los flujos distribuibles provendrían del AICM, una manera de acelerar el pago a los inversionistas en un menor plazo sería acelerar el flujo distribuible. No obstante, Rodríguez refirió que la estabilidad en los precios de Fibra E derivaría en una renegociación distinta.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad