Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Despegar y Best Day: cómo sobrevive la fusión a la nueva realidad del turismo

En 2020, la compañía argentina anunció la adquisición de la firma mexicana, pero el entorno de la industria ha cambiado desde entonces y la operación ha tenido que adaptarse.
mié 17 febrero 2021 05:00 AM
Despegar y Best Day
Aunque la adquisición se mantiene en pie aun con la pandemia, el monto de compra se ajustó desde 136 a 56.5 millones de dólares, con hasta 20 millones de dólares adicionales que dependerán del rendimiento de las acciones en cuatro años.

A inicios de 2020, el turismo veía el nacimiento de una de las mayores firmas del sector en la región con la adquisición de Best Day por parte de Despegar. Con la transacción –valuada en aquel momento en 136 millones de dólares–, la firma argentina esperaba incrementar sus ingresos en 25%, aprovechando la red de 200 puntos de venta físicos que abonaría su nueva unidad mexicana.

Fue a semanas del anuncio de la operación que la pandemia de COVID-19 llegó como balde de agua fría. Las medidas de confinamiento y las restricciones de viajes dejaron como historia antigua varios de los supuestos que tenía no sólo esta alianza, sino toda la industria turística.

“La negociación estaba casi cerrada, estaba negociada, y justo vino la pandemia y eso obligó a volver a renegociar muchas de las condiciones que ya estaban pactadas, porque la realidad del mercado había cambiado”, afirma Alejandro Calligaris, country manager de Grupo Despegar, que abarca las operaciones de ambas firmas en México.

Publicidad

Tras 10 años en Best Day –de donde parte como CEO–, Calligaris toma las riendas del grupo con el reto de integrar y consolidar las operaciones de las dos empresas en uno de los momentos más desafiantes del turismo. Con una pérdida de al menos 46% del segmento internacional –más de 20.7 millones de viajeros–, que tomará al menos un par de años en estabilizarse, la industria sobrevive a base del turismo doméstico.

Para mantenerse a flote en este entorno, se le han lanzado varios salvavidas a la compañía. El principal ha sido un financiamiento de 200 millones de dólares de los fondos L Catterton Latin America y Waha Capital, que se ha sumado a un esfuerzo para reducir 35% de los costos generales para asegurar la sustentabilidad del negocio.

Sin embargo, un componente adicional para disminuir gastos ha sido una renegociación de la compra de Best Day, que ha afectado tanto al monto de adquisición como a los plazos de pago.

El monto de compra inicial de 136 millones de dólares –del que una parte sería pagada de manera diferida y sujeta a ajustes basados en el rendimiento–, se estableció un precio base de 56.5 millones de dólares que se pagarán 36 meses después de la fecha de cierre, y con base en el endeudamiento y el capital de trabajo de la compañía.

A este monto se suma un precio de compra variable que se pagará 48 meses después de la fecha de cierre de la compa, y que se basará en el rendimiento de las acciones de Despegar durante un periodo de seis meses antes del cuarto aniversario de la adquisición. En el mejor de los casos, este monto podría sumar 20 millones de dólares a la compra, pero, en el peor escenario, no agregaría un dólar más.

En medio de este ajuste, la compañía ha usado el parón técnico del sector turístico para continuar con la integración de ambas firmas.

Publicidad

“Logramos aprovechar todo este tiempo de reducción del volumen en la integración de las dos compañías, muy importantes, de mucho volumen y operacionalmente muy complejas. Aprovechamos todo este proceso para avanzar lo más rápido posible en toda esa integración, para que cuando termine todo esto, estemos casi totalmente integrados”, afirma el directivo.

Para el primer trimestre, la empresa tiene la mira puesta en atender algunos de los destinos más buscados en regiones como el Caribe (con Cancún, Tulum y Bacalar a la cabeza) y el Pacífico (Acapulco, Puerto Vallarta y Los Cabos), que se suman a puntos emergentes como Ixtapa Zihuatanejo y Huatulco.

“La empresa continúa con planes de expansión. En este momento estamos cuidando muchísimo los costos para poder afrontar la baja del volumen, pero después los planes de largo plazo continúan”, concluye Calligaris.

Publicidad
Publicidad
Publicidad