Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Liverpool, Coppel y Walmart: inversiones para hacer frente al e-commerce

La cadena de supermercados y las departamentales aumentarán su capacidad logística en los siguientes años y responder con agilidad al consumidor post-pandemia.
mié 17 marzo 2021 10:03 AM
Cedis Walmart
Walmart planea convertir todos sus Cedis tradicionales en centros omnicanal, en los siguientes años

La premisa de la estrategia que Walmart adoptó tras el arribo de la pandemia de coronavirus a México, en marzo de 2020, fue lograr que nadie se contagiara en sus centros de distribución. “No podíamos permitirlos dentro de nuestras cadenas de logística”, afirma Sandro Norberto, vicepresidente de Logística de Walmart de México y Centroamérica.

Para lograrlo, la empresa implementó protocolos sanitarios, contrató servicios de desinfección en áreas de trabajo y para las unidades de transporte de personal, e invirtió en un software que registra todos los movimientos del personal a través de una cámara termosensible. A la par, un nuevo desafío comenzó a brotar.

El aislamiento voluntario de las familias a sus hogares impulsó la demanda de productos a través de su canal digital, tanto, que rebasó la capacidad de las cadenas minoristas y las tiendas departamentales –que cerraron sus tiendas como medida para reducir los contagios de Covid-19–, para atender los pedidos en línea.

Publicidad

El crecimiento acelerado del e-commerce tomó por sorpresa a los retailers. “Cualquiera de las proyecciones que pudieran haber tenido en enero o febrero, se fue a un crecimiento esperado en 2025 y no estaban preparados. Los agarró de golpe”, refiere Óscar Valero, director de Ventas Senior para América Latina en Manhattan Associates, proveedor de soluciones tecnológicas para la cadena de suministro y el comercio omnicanal.

Agrega que la demanda fue tal que uno de los clientes –cuyo nombre se reservó– usó el inventario de sus tiendas que estaban cerradas, y hacerlas punto de despacho. Lo hizo para ‘dar oxígeno’ a su Centro de Distribución (Cedis) ante la demanda digital. Esta reacción también expuso el desafío tecnológico al que se han enfrentado las empresas en su acelerada carrera hacia la omnicanalidad a causa del Covid-19.

Todo a un mismo carrito

Valero, de Manhattan Associates, asegura que la mayoría de los Cedis en México son monoclonales, es decir que solo proveen a las tiendas o bien sirven como punto de recepción y despacho de productos que no entran al almacén (cross docking); pero no atienden pedidos de e-commerce ni reparten al consumidor.

Una forma de añadir capacidad al Cedis es automatizando procesos y en vez de que una persona busque un producto, vaya un robot
Óscar Valero, director senior de Manhattan Associates en América Latina

Cambiar esta dinámica requiere de un sistema que guíe al empleado a preparar los pedidos de e-commerce y despacharlos al punto de recolección (‘picking’) en las mismas unidades que surten a las tiendas, y también uno que coordine el inventario del Cedis y de las tiendas, conocido como Order Management System (OMS). Éste, explica Valero, centraliza el inventario distribuido en una única capa y lo disponibiliza en el punto más cercano al cliente, con el objetivo de cumplir la entrega a tiempo.

Walmart de México, que tiene un camino muy avanzado en el canal digital, se enfrentó a este reto. En marzo de 2020, inauguró su primer Centro de Distribución omnicanal del país. De inicio, este espacio de 200,000 m2 ubicado en Mérida, Yucatán, atendía a 90 tiendas de la región y paulatinamente incorporó las entregas de e-commerce. Este cambio requirió invertir en equipamiento físico –racks, carruseles y otros dispositivos– y tecnológico, especialmente para transformar el sistema de gestión del almacén, pues no estaba habilitado para atender la demanda digital. “Un pedido de compra on line no estaba vinculado al Cedis, porque no había esa capacidad en el sistema”, menciona Sandro Norberto, vicepresidente de Logística de la firma.

Publicidad

La gran prueba fue unificar los inventarios de un ‘consumer center’ y el que surte únicamente a tiendas físicas (brick & mortar). “Imagina que vendes una botella de Coca-Cola. Si tienes un ‘Cedis brick’ debes tener una Coca con un código de referencia (SKU) para tienda y si decides venderlo para e-commerce, debes crear otro código en otro inventario... Así es más difícil tener eficiencia y controlar el stock mínimo y máximo”, explica el directivo.

Como parte de su estrategia hacia lo omnicanal, la minorista planea convertir todos sus Cedis tradicionales restantes en omnicanal, en los siguientes años. “Estamos en fase de cálculos para saber si vamos por nueve, ocho o siete… vamos a llevar el modelo de Mérida para todo el país en los siguientes años”, señala el Vicepresidente de Logística. “Una conversión lleva tiempo y mucha inversión. No sabemos si primero vamos a Chihuahua y luego a Guadalajara, eso dependerá de la estrategia de los próximos tres años, quizá”.

Las inversiones que vienen

En 2021 Walmart invertirá 22,200 millones de pesos en México, un 33% más respecto al año anterior. Un 25% de la inversión se destinará al rediseño de la red logística y un 10% a proyectos omnicanal y de tecnología, según su programa de inversión divulgado en febrero.

Hasta finales del 2020 la firma tenía tres centros de distribución en el país dedicados exclusivamente al e-commerce: en Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, y dos Cedis omnicanal, uno en Mérida y otro en Chihuahua. En octubre, anunció el inicio de la construcción de uno más en Mexicali, que implica una inversión de unos 1,900 millones de pesos y se espera que esté listo en 2022.

En el primer trimestre de ese mismo año, la cadena de tiendas departamentales, Liverpool, también prevé inaugurar la primera fase de la Plataforma Logística Arco Norte (PLAN), considerado por la compañía como el centro de distribución logístico más grande de Latinoamérica. Estará en el municipio de Jilotepec, en Estado de México, su primera etapa estará dedicada al almacenamiento y distribución de artículos ‘Big Ticket’, (línea blanca y electrónica, entre otros) e implica una inversión de 7,400 millones de pesos.

Otros 8,800 mdp serán para una segunda nave orientada al manejo y almacenamiento de ropa y mercancías generales, “Soft Lines”, y que se espera esté lista hacia el primer trimestre de 2024. La Plataforma estará en un terreno de 188 hectáreas, considera seis naves y una inversión global de más de 25,000 millones de pesos, según indicó a finales de enero, en la más reciente actualización del proyecto cuya construcción inició en junio de 2019.

Publicidad

Un proyecto similar se viene gestando en Texcoco, por parte de Tiendas Coppel. Se trata de un Cedis con alcance regional, que data de 2016. “Será de 83,000 metros cuadrados, pero todavía falta, lo vamos a tener hasta finales del 2022. Es algo que tenemos muy planeado”, aseguró Domingo Soto, director Inmobiliario de Grupo Coppel, en una entrevista sostenida a finales de 2020 con motivo del anuncio de inversión de otro Centro de Distribución en el municipio de Guadalupe, en Nuevo León.

El inmueble está en el parque industrial Vesta Park Guadalupe, tiene 15,654m2 y requirió una inversión de 14 millones de dólares. La construcción está a cargo de Vesta, la firma desarrolladora y operadora de espacios industriales, y se prevé que inicie operaciones en abril de este año. La planeación, sin embargo, se dio entre enero y febrero de 2020.

La firma de tiendas departamentales tiene 21 Cedis Regionales en el país con una capacidad de almacenaje promedio de 60,000 m2; y otros 153 centros de cross docking. El complejo de Vesta, aunque más pequeño, tendrá una ventaja: será el primero de Tiendas Coppel que esté muy cerca del área de consumo, en este caso, la zona Metropolitana de Monterrey.

“Nos permitirá atender a cualquier cliente de la zona… estimamos hacer casi poco más de 4,500 viajes anuales, que significarán 112,000 entregas al domicilio de los clientes”, agregó Soto. Además, atenderá la demanda diaria de 24 tiendas cercanas y liberará capacidad del otro Cedis que tiene en Bella Vista, a las afueras de la capital neoleonesa.

No queremos que nos gane esa carrera (a la omnicanalidad) Estamos haciendo esta inversión (en NL) para estar adelantados a las nuevas tendencias del consumo que dejará el Covid, que es cada vez más en línea
Domingo Soto, director Inmobiliario de Coppel

Pero no es todo. Coppel, que cerró el 2020 con 1,600 tiendas en el país, invertirá unos 6,400 mdp durante los siguientes cuatro años para abrir otras 400 tiendas. “Ese crecimiento también implicará crecer las inversiones logísticas”, menciona el directivo. Asegura que si bien la mayoría de estos activos están en la zona norte y el Bajío, aún es pronto para saber la ubicación de esas nuevas inversiones.

“Dentro de las inversiones que tenemos programadas es que vamos a tener el Cedis de Texcoco para antes del cierre de 2022, por ejemplo; pero Cedis como el de Vesta –para atender la última milla– tendremos otros tres o cuatro en los siguientes dos o tres años”, adelantó Domingo Soto quien reconoce que el objetivo es no perder la carrera que todo el mercado del retail está dando rumbo a la omnicanalidad.

Publicidad
Publicidad