Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Whirlpool invertirá 113 mdd en su planta de Coahuila

La empresa planea abrir una nueva línea de refrigeradores súper premium, con la que generará alrededor de 1,000 empleos y nuevas oportunidades para la proveeduría local.
mar 20 julio 2021 05:00 AM
Whirlpool invierte en planta de Ramos Arizpe
La inversión implica la adición de unos 28,000 m2 a la nave de manufactura de Ramos Arizpe. Actualmente tiene 100,000 m2 y una bodega de 55,600 m2.

Whirlpool invertirá alrededor de 113 millones de dólares en los siguientes tres años para implementar una nueva línea de producción de refrigeradores de alta gama en su planta de Ramos Arizpe, en Coahuila, informó Eduardo Elizondo, vicepresidente de Operaciones de la compañía en México.

Los recursos, aproximadamente 2,250 millones de pesos, serán destinados a la expansión de la nave industrial y la adición de maquinaria y equipo necesarios para manufacturar una nueva línea de refrigeradores tipo french door (de dos puertas paralelas) y que se caracteriza por tener el congelador en la parte inferior y no arriba, como es el estándar en México.

El fabricante prevé generar 1,000 empleos con esta nueva inversión, que se sumarán a los 3,000 ya registrados por la firma estadounidense en Ramos Arizpe, y a unos 150 que también se prevén por otra inversión en curso –superior a 10 millones de dólares– para aumentar la capacidad de la línea de side by side (SXS), un refrigerador elaborado en la misma planta que se caracteriza por tener el refrigerador de un lado, y en el otro, el congelador.

Publicidad

‘Hecho (solo) en México’

La planta coahuilense es la única del continente donde Whirlpool elabora el modelo SXS y el plan es que, a partir de 2024, sea la única en el mundo donde produzca french door. En el primer caso, 98% de la producción es para exportación y se prevé que en la nueva línea la participación sea de entre 90 a 95%. Los mercados principales son Estados Unidos y Canadá.

Esto es de México para el mundo… no se va a fabricar en ninguna otra región. Este producto se va a fabricar únicamente en Whirlpool Ramos Arizpe
Eduardo Elizondo, vicepresidente de Operaciones de Whirlpool.

El directivo señala que la compañía seleccionó a México para echar andar esta producción por la calidad de su manufactura y porque el país se ha consolidado en el modelo World Class Manufacturing (WCM) adoptado por la compañía desde hace varios años y, claro está, por la cercanía con el mercado estadounidense.

“México se la ganó a base de esfuerzo y resultados. No fue dedazo de alguien. Simplemente es el mejor lugar para fabricar este tipo de productos dada la experiencia que se tiene”, apunta.

La nueva línea tendrá una capacidad anual de 320,000 unidades y el plan es tener la “producción completa en 2024, tal vez finales de 2023”.

En busca de proveedores

De momento, la compañía está en la definición de los equipos que requerirá, los detalles finos del diseño, el desarrollo de prototipos y de pruebas con clientes, por lo que aún hay espacio suficiente para sumar a nuevos proveedores.

“Se está empezando desde una hoja en blanco, desde el diseño, el concepto, con base en lo que requiere el consumidor final… No estamos atados a las plataformas (modelos) actuales. Al contrario, este producto trae muchas innovaciones y mejores características a todo lo que se ha fabricado actualmente por Whirlpool y los competidores”, señala Elizondo.

Es por ello que la firma trabaja para lograr que otras empresas puedan sumarse a la cadena de valor, especialmente aquellas que ya elaboran algunos componentes similares para otros de sus electrodomésticos.

La oportunidad para las firmas mexicanas no es pequeña. Entre 80% y 85% de los componentes y materia prima que Whirlpool utiliza en todas sus operaciones en el país proviene de Norteamérica y, de este total, entre 65 y 70% es de origen nacional. La participación del contenido local será prácticamente similar en la nueva gama de refrigeradores.

De acuerdo con Elizondo, el desarrollo consolidado de la base de proveedores locales también fue parte de los factores que la compañía evaluó para darle la nueva producción a México, sobre todo cuando este factor le permitirá aminorar el riesgo de disrupciones en la cadena de suministro.

 
Publicidad
Publicidad