Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La reactivación económica detona el mercado de las pruebas de COVID-19

El mercado global de las pruebas de diagnóstico de COVID-19 tuvo un valor de 84,400 mdd el año pasado, y crecerá a una tasa anual compuesta de 3.1% de 2021 a 2027.
lun 02 agosto 2021 03:13 PM
Kabla distribuye pruebas para detectar el COVID-19. (iStock)
Close-up of doctor using cotton swab while doing coronavirus PCR test at the hospital.

Aprender a convivir con el COVID-19 es una frase que se ha vuelto recurrente en la 'nueva normalidad'. Además de los certificados de vacunación, las pruebas para detectar el virus serán importantes a la hora de tomar un vuelo o asistir a un evento masivo, como un concierto o un partido de futbol.

Pero esto no será lo único que ayudará a consolidar este negocio. Federico Lozano, director general de Kabla, una empresa regiomontana que distribuye pruebas rápidas, considera que el regreso a las oficinas y el reinicio de las clases escolares presenciales será otro de los factores que dé dinamismo a este mercado, que evoluciona a la par que la pandemia, además de ser una herramienta que permite reducir el número de contagios.

Lozano relata que estas pruebas aún no se realizan de forma masiva en México y, en tanto esto ocurre, la empresa que encabeza enfrenta el desafío de adaptar su producción para mantener un inventario disponible para responder a los momentos en los que crece la demanda de las pruebas, que está relacionado con el aumento en el número de contagios.

Publicidad

“Estas medidas ayudaron de alguna manera a poder mantener a las personas contagiadas fuera de las vías públicas y que, a su vez, no se tuvieran que cancelar todos estos eventos, ha sido una buena demostración respecto a la utilidad de emplear pruebas de muestreo”, declara.

El mercado global de las pruebas de diagnóstico de COVID-19 tuvo un valor de 84,400 millones de dólares el año pasado, y crecerá a una tasa anual compuesta, que mide la tasa de retorno de la inversión, de 3.1% de 2021 a 2027, estima la consultora Grand View Research.

Por lo pronto, desde el inicio de la pandemia y hasta ahora, la firma regiomontana ha realizado una inversión aproximada a los 10 millones de dólares, que se han utilizado para la compra de los insumos de las diferentes pruebas, las cuales prevé que serán necesarias en tanto los casos de COVID-19 sigan con su tendencia alcista y sin controlarse en su totalidad.

Las diferentes pruebas que distribuye Kabla son pruebas de PCR , prueba rápida de anticuerpos y prueba de antígenos, a las que se suma un test que diferencia entre virus respiratorio, influenza y coronavirus.

Las pruebas en el corto plazo

El uso de las pruebas ha cambiado conforme la pandemia ha evolucionado, en México y el mundo. El año pasado, con el inicio de la pandemia, se empleaban para discriminar síntomas, los cuales son muy parecidos con otras enfermedades como la influenza. Ahora, será primordial que lleguen a farmacias, clínicas y hospitales para desarrollar una red de diagnóstico que permita cortar las cadenas de transmisión.

Publicidad

La compañía proyecta que para el próximo invierno, de su catálogo, las que tendrán mayor impulso serán las pruebas que determinan si un contagio por influenza, virus respiratorio y COVID-19, dado que es la época del año en la que estas enfermedades se desarrollan con mayor frecuencia.

Esta temporada también será la que impulse las ventas del año, como ha ocurrido desde 2009, con crecimientos de doble dígito. El directivo proyecta que este año la influenza estacional retomará fuerza y por ello priorizarán la disponibilidad de las pruebas que puedan hacer la detección diferenciada de tres virus.

Por ahora, Lozano apunta que en México el principal reto con las pruebas es la toma de la muestra a analizar, que tiene que realizarse por personal capacitado, lo que se ha convertido en una barrera para la masificación. Pero es optimista respecto a que, como ocurre en países como Reino Unido, se permitan las pruebas caseras, parecidas a las pruebas de embarazo de farmacia.

En tanto esto ocurre, las pruebas moleculares y las de antígenos se ubicarán como las impulsoras de la facturación dentro de las pruebas de COVID-19.

Publicidad
Publicidad
Publicidad