Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cines: la transformación de una industria que lucha para recuperarse

Las cadenas de salas deberán transformar su oferta hacia la personalización y fortalecer sus capacidades digitales mientras esperan la recuperación del sector.
mar 10 agosto 2021 05:00 AM
Cinemex ofrece entradas al 2x1 a quienes lleven comprobante de vacunación. (iStock)
Al mismo tiempo, la industria cinematográfica busca recuperar a los espectadores y alentarlos a vacunarse.

La industria cinematográfica lucha por recuperarse de la peor crisis que ha enfrentado en su historia. Con el reto de ganarse la confianza de los mexicanos para que regresen a las salas y más de la mitad del país en semáforo rojo o naranja, Cinemex, Cinépolis y CineDOT, el nuevo jugador en el mercado, mantienen las apuestas tecnológicas para mantenerse a flote.

Anderson Ramíres, socio líder de Tecnología, Medios, Telecomunicaciones y Servicios Digitales de PwC México, considera que las compañías impulsan una transformación en dos pilares: la digitalización de los negocios y el cambio hacia las salas de menor tamaño. En tanto, deben hacer frente a las plataformas de streaming, que de acuerdo con el experto, es uno de los grandes competidores de la industria.

“Esto va a requerir un cambio en las empresas para adquirir estas capacidades digitales que no tenían, porque, hasta antes de la pandemia, fueron muy buenas en gestionar la experiencia física y presencial”, declara. “Las experiencias deben evolucionar en un ambiente digital, mantener el interés y promover su negocio en el ambiente virtual, como lo ha hecho Cinépolis, como fuentes alternas de ingresos y además crecer el gasto de los consumidores en el cine en juguetes, combos y mercancías que no están relacionado con los boletos”.

Publicidad

Transformar al sector no será difícil. Cinépolis ya ofrece la experiencia de cine en casa a través de Cinépolis Klic, apuesta de streaming que está disponible en México, Chile, Perú, Colombia, Costa Rica, Honduras, Guatemala y El Salvador. La plataforma tuvo crecimientos de triple dígito en la primavera del año pasado, los meses más duros de la primera ola de COVID-19 en México.

Cinépolis y Cinemex, los dos jugadores más grandes del país, desde el inicio de la crisis sanitaria, voltearon a ver los canales digitales para la venta de sus productos de dulcería, que representa una de las entradas de ingreso más importantes para su negocio. Las compañías buscaron recrear la experiencia con venta de los combos que ofrecen en sus complejos.

Esto no fue todo. También dieron un empuje al uso de sus aplicaciones móviles para la compra de boletos y aunque estos movimientos estratégicos tuvieron un auge importante durante la crisis, no ha sido suficiente para la recuperación de la industria, que llevó al cierre de algunos complejos, entre ellas las 145 salas de Cinemex en el primer trimestre de 2021.

En este panorama, el desafío para Cinépolis, Cinemex y el resto de las compañías es mantener viva la expectativa de los asistentes, por tanto, las visitas a los cines también deben cambiar para sobrevivir. Anderson proyecta que las compañías apostarán por las salas de menor tamaño en las que sea posible desarrollar experiencias más personalizadas.

“El modelo será de espacios más pequeños y multiusos con experiencias para grupos cerrados. Hoy el modelo de negocio está basado en grandes salas de exhibición, con los cines en los centros comerciales y este es uno de los puntos con el que las empresas están batallando más, porque uno de los grandes retos fue la renegociación de los contratos”, opina.

Publicidad

Cinépolis y Cinemex ya han logrado evolucionar los complejos con las experiencias VIP en las salas, la oferta dirigida para las mamás, niños pequeños, y hasta mascotas. A estos se ha sumado la proyección de eventos deportivos y funciones especiales para fanáticos de algunas sagas de cine como Star Wars o Harry Potter.

CineDOT, que recién llegó al mercado mexicano con una propuesta dirigida a los centennials, apegados a compartir momentos en las redes sociales, apuesta por la experiencia, que inicia con su aplicación móvil, desde la compra de boletos y el armado personalizado de los combos de dulcería. También colocará en sus complejos stands temáticos para que los asistentes se tomen selfies que serán compartidas en una cápsula en las pantallas de las salas.

“Las crisis vienen a sacudir a las industrias. Hay que replantear estrategias, analizar los modelos de negocio, como lo han hecho todos. Hay que experimentar, es momento de tomar riesgos y tratar de transformar la industria del cine”, comenta Fernando de Fuentes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

Estrenos, catalizador de la recuperación

Mientras las cadenas de cine avanzan hacia una nueva oferta y experiencias para los usuarios, la recuperación total de la industria está atada a la evolución de la pandemia en México, el avance de la vacunación y los estrenos cinematográficos, que se han convertido en uno de los principales detonantes del regreso de los mexicanos a los complejos.

Durante el estreno de Rápido y Furioso 9, se colocaron 3.2 millones de boletos, 28.8% por debajo de los 4.5 millones que se vendían en la época prepandemia. Aunque la taquilla avanza lento y las industria obtuvo ingresos por 956 millones de pesos en ingresos en el primer cuatrimestre de 2020, 1.3% de la facturación de 2019.

Con la situación actual, Ramíres estima una recuperación total del sector hacia 2023. De Fuentes comenta que, por ahora, no es posible estimar un periodo para la recuperación del sector, no obstante la industria espera ganar visitas durante el verano, a medida que se retoma el ritmo de los estrenos por parte de las distribuidoras.

“Estamos dependiendo de que haya estrenos importantes para que el público regrese a las salas y aunque tenemos nuestras proyecciones, estas han cambiado día a día porque no tenemos certeza de cuantos estrenos se mantienen”, declara el presidente de Canacine.

Publicidad

Tags

Publicidad
Publicidad