Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Bolsa mexicana lanza una guía para que las empresas sean ‘net zero’

La guía de carbono neutralidad tiene el objetivo de apoyar a que las empresas adopten las mejores prácticas para disminuir su huella de carbono.
mié 22 junio 2022 01:00 PM
(Fotografía temática de empresa sustentable)
La guía de carbono neutralidad está diseñada para las empresas de diferentes sectores.

El dióxido de carbono es el enemigo a vencer para frenar el cambio climático. El CO2 es el principal gas de efecto invernadero, disminuir estas emisiones es la clave para restablecer el equilibrio y detener el sobrecalentamiento de la tierra, por eso la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) lanzó su guía de carbono neutralidad.

La guía busca ser un apoyo para las empresas que estén interesadas en reducir o compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero. Y si bien esta guía se hizo -en principio- para las empresas que están listadas, también sirve para cualquier otra compañía interesada en ser ‘carbono neutral’, pues está diseñada para diferentes sectores.

Publicidad

Ser carbono neutral “es básicamente que una empresa logre identificar en sus operaciones como poder reducir al máximo su nivel de contaminación, y aquello residual, lo que ya no se puede eficientar más, qué acceda a otras alternativas para poder compensar ese residuo y que quede neteada la operación”, dice Nalleli Barajas, subdirectora de Sostenibilidad de Grupo BMV.

A nivel internacional existe un esfuerzo para alcanzar el net zero. De acuerdo con la ONU más de 70 países, incluidos China, Estados Unidos y la Unión Europea -que son los países más contaminantes- se han comprometido a alcanzar la neutralidad de sus emisiones de carbono para el año 2050.

La guía ofrece una serie de pasos para lograr el net zero en las compañías. El documento aborda desde la visión general y la importancia de la descarbonización, cómo identificar y medir las emisiones, y los riesgos por cambio climático (que van desde físicos, que afectan principalmente a los activos de la empresa, hasta los de transición, que tienen que ver con las regulaciones o la reputación).

Además, ofrece una orientación para que las compañías armen su estrategia para trazar la ruta y definir una meta, que sea alcanzable pero que también tenga impacto en cuanto a huella de carbono.

Sin embargo, la eficiencia también tiene un límite y una vez que una empresa, dentro de su operación, no puede reducir más sus emisiones, puede acceder a algunos instrumentos, como los créditos de carbono, para lograr ser carbono cero. “Se les orienta sobre qué es lo que hace que los créditos de carbono sean de buena calidad, que tenga ciertas certificaciones, que está avalado”, explica Barajas.

Así, a medida que las organizaciones, especialmente las grandes, comiencen a adoptar medidas para reducir su huella de carbono, se irá contagiando a otras compañías de su cadena de valor y se sumarán más empresas de diferentes tamaños.

Grupo BMV se comprometió en 2021 a ser una empresa net zero. Existen tres alcances, el 1 y 2, tienen que ver con las actividades propias de la operación de una compañía, y el 3, que son las emisiones relacionadas con la cadena de valor. Dentro del alcance 1 y 2, Barajas comenta que Grupo BMV ha trabajado en su eficiencia energética, en la gestión de residuos (donde han colocado islas de separación de residuos), medición de las emisiones de los viajes de negocios y están compensando por segundo año consecutivo el 100% de las emisiones que se generan, con un proyecto de energía eólica en Oaxaca.

En el caso de las emisiones de alcance 3, su principal esfuerzo “radica en educar a las empresas listadas, que son nuestros clientes, porque si ellos pueden lograr tener una estrategia eficiente y lograr descarbonizarse, evidentemente eso va a implicar un impacto positivo en nosotros”, comenta Barajas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad