Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

LitioMx entra a la carrera por el litio sin certezas sobre cuánto mineral hay

La gran promesa sobre la extracción de litio está en Sonora y la concesión es de la china Ganfeng Lithium. Más allá de eso, el país no tiene certeza sobre yacimientos que podrían ser viables.
mié 24 agosto 2022 05:00 AM
Yacimientos de litio en México están en regiones con estrés hídrico extremo
La explotación de litio en México requerirá de minería a cielo abierto.

El rumor comenzó a esparcirse en 2019. A finales de ese año, el gobierno mexicano confirmó la existencia de un yacimiento de litio en Bacadéhuachi, Sonora, y a la par Mining Technology, una consultora y sitio de noticias especializado en la industria minera, colocaba a la reserva ubicada en el norte del país en el sitio número uno en un listado denominado Top diez de las minas de litio más grandes del mundo’. La publicación afirmaba que el yacimiento, en ese entonces propiedad en su mayoría de la anglocanadiense Bacanora Lithium, era la mayor reserva de litio en arcilla con casi 244 millones de toneladas del mineral.

Entonces el furor por el litio en el país creció. En 2021 el gigante chino Ganfeng Lithium, una de las cuatro empresas más grandes del mercado del litio y proveedor de Tesla, confirmó de cierta manera las expectativas, al hacerse de 100% del yacimiento. El espacio aún no ha comenzado producción, la última fecha dada por la empresa para el inicio de extracción es 2024, y su viabilidad económica aún no está del todo demostrada, dicen los especialistas del tema. Pero tres años después los datos de la compañía son distintos a los que habían levantado las expectativas: podrán extraer entre 3 y 4 millones de toneladas de carbonato de litio. Una cantidad nada despreciable, pero mucho menor a la que inicialmente habían alzado los rumores.

“En México, el litio era hasta hace 10 o 15 años desconocido. Sí había algunos estudios del Servicio Geológico que, como otros elementos, se habían mapeado las zonas donde podría haber algún tipo de ocurrencia”, dice Luca Ferrari, un doctor en Ciencias de la Tierra y académico de la UNAM.

Pero la demanda del mineral y con ello su precio han hecho que se voltee hacia este como una posibilidad para incrementar los ingresos estatales. Con ello, el precio ha tomado una tendencia similar: el precio spot del carbonato de litio en China, el principal jugador en el mercado, aumentó de aproximadamente 7,000 dólares por tonelada a inicios de 2021 a más de 26,000 dólares a finales del año.

Publicidad

El gobierno mexicano publicó ayer el decreto para la conformación de Litio para México , "LitioMx", el organismo estatal que liderará todas las actividades relacionadas con la producción del litio, después del veto a la participación privada que planteó el último cambio a la Ley Minera. Pero lo ha hecho sin datos confiables sobre la cantidad de litio que hay en el territorio mexicano. El Servicio Geológico Mexicano ha identificado más de 80 probables regiones donde podría haber el mineral y está desarrollando un estudio para determinar la existencia de reservas, pero más allá de eso, la administración federal no cuenta con datos certeros sobre el mineral cuya explotación se acaba de reservar.

“La realidad es que en México no contamos con los datos suficientes como para hacer una prospectiva mínimamente seria”, explica Rigoberto García Ochoa, un académico del Colegio de la Frontera Norte. El investigador, un crítico de la conformación del nuevo organismo estatal, dice que la gran promesa de que México sea un probable gran productor nació de “una falsa expectativa, una ilusión”.

“Es un problema de comunicación que ha derivado en una serie de expectativas que son falaces, se mencionaba que el yacimiento en Bacadehuachi era el más grande del mundo y que se tenían reservas de aproximadamente de 243 millones de toneladas, lo cual lo convertía en el yacimiento individual más grande en todo el mundo. De ahí, inmediatamente, al ver toda esa riqueza contenida en el suelo de Bacadehuachi se han creado estas expectativas”, dice en una entrevista.

Litio en México: ¿es conveniente que AMLO lo nacionalice?

El país no cuenta con ninguna reserva en fase de explotación. Las zonas hasta ahora identificadas por el Servicio Geológico Mexicano aún son solo reservas probables y comprobar su viabilidad económica es un paso aún lejano. El gobierno federal, a través de Litio para México, también se reservó la exploración del mineral. En el decreto se menciona que el organismo será encargado de “ubicar y reconocer las áreas geológicas en las que existan reservas probables de litio con el auxilio del Servicio Geológico Mexicano”. Los analistas ya adelantan que este tipo de estudios requieren muchos recursos y que una falta de capital gubernamental podría retrasar conocer cuánto litio en realidad hay en el país.

“A ciencia cierta no sabemos cuánto litio tenemos que sea realmente rentable, en el caso de los minerales, después de hacer prospección, se hacen estimación de reservas, un poco como en el petróleo. En México las únicas reservas probadas son las de Bacanora Lithium, ahí en Sonora, porque es el primer gran proyecto donde se han hecho estudios cuantitativos de cuál es la concentración del litio en la arcilla”, dice Ferrari.

Los datos del Servicio Geológico de Estados Unidos colocan a México en un lugar importante respecto a las naciones con más reservas del mineral, pero aún lejos de los grandes poseedores del litio, como Bolivia o Australia. El organismo coloca al país en el sitio 10, pero todo es cuestión de perspectiva, dicen las y los entrevistados. México, según esas estimaciones, tendría 1.7 millones de toneladas de reservas, menos de 10% de lo que poseen Bolivia o Argentina, quienes lideran los listados, con 21 y 19 millones de toneladas de reservas del mineral, respectivamente.

 
Publicidad
Publicidad