Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lo bueno, lo malo y lo incompleto del Tren Maya en la ruta Campeche-Cancún

El primer viaje del Tren Maya inició entre un suspiro de tranquilidad por un proyecto más inaugurado y algunos obstáculos en el camino hacia su consolidación como un transporte 'de clase mundial'.
dom 17 diciembre 2023 01:00 PM
Inauguración Primera Etapa Tren Maya-8
El proyecto ferroviario contempla la implementación de tres tipos de vagones, cada uno ofreciendo diversas comodidades que van desde cafeterías hasta camarotes. Xiinbal fue el seleccionado para la inauguración, siendo el de menor equipamiento y con una capacidad de hasta 221 pasajeros distribuidos en cuatro carros.

San Francisco de Campeche, Campeche.- El transporte para pasajeros por tren en el sureste del país parecía algo que había quedado en el pasado, hasta este fin de semana. La puesta en marcha del Tren Maya trajo consigo un nuevo panorama para el transporte ferroviario, con puntos buenos, malos y otros no tan agradables.

El Tren Maya, uno de los proyectos insignia del presidente Andrés Manuel López Obrador, recorre en una primera fase más de 470 kilómetros a través del tramo que va de Campeche a Quintana Roo, con una parada intermedia en Mérida, Yucatán.

Dicho proyecto ferroviario fue uno de los 100 compromisos que hizo la tarde que el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió el cargo como el mandatario número 65 de la historia de México.

Construida en etapas, la obra ya opera en un esquema de "preinauguración", es decir, su servicio no es completo porque varios tramos siguen en construcción. Desde el 15 y hasta el 31 de diciembre, los viajes se realizan entre Campeche y Cancún; en una segunda fase, se ampliará la ruta a Palenque, Chiapas. La conclusión total está programada para el 29 de febrero de 2024.

Aunque el Tren Maya, también conocido como el "Jaguar rodante", no funciona al 100%, ya opera para el público en general. Aquí presentamos un análisis de "Lo bueno, lo malo y lo incompleto" en relación con este proyecto.

Publicidad

Lo bueno

Entra en operación. La promesa número 68 del presidente López Obrador se cumplió: la puesta en marcha del Tren Maya dentro del periodo que dura su sexenio. Bajo la premisa de una “preapertura”, fue inaugurada poco menos de una tercera parte de los 1,550 kilómetros que comprende en su totalidad.

Expectativas de empleo: Trabajadores de turismo de Campeche y Cancún esperan que el Tren Maya aumente la afluencia de visitantes a las ciudades para dinamizar la economía e incrementar la oferta de empleo. De acuerdo con la Secretaría de Turismo, se espera que el proyecto atraiga a tres millones de turistas adicionales a la península.

La expectativa es aún mejor si se habla de forma particular de Campeche. Mientras que en Cancún, reconocido internacionalmente por sus playas, la temporada decembrina suscita mayor entusiasmo que la propia operación del tren, en el estado rural de Campeche, la llegada de este ferrocarril se percibe como una oportunidad singular para atraer turistas y mejorar la conectividad de la región, que actualmente solo recibe dos vuelos diarios.

Actualmente, el estado recibe tan solo el 10% de los turistas que visitan Quintana Roo, pero a nivel estatal se contempla la posibilidad de incrementar el turismo hasta un 25%.

El regreso del ferrocarril. Dentro de la agenda del presidente Andrés Manuel López Obrador figura la revitalización de los servicios ferroviarios para pasajeros. El primer y más crucial eslabón de esta iniciativa es el Tren Maya, que, además de explorar nuevas alternativas de movilidad contemporáneas, se compromete a impulsar la actividad económica en la región.

En su fase inicial, el Tren Maya se presenta como un atractivo principalmente turístico, pero tiene entre sus metas proporcionar una opción de transporte "asequible" para desplazarse por la región. Aunque aún no se ha establecido una fecha estimada para su implementación completa, este proyecto representa un paso significativo hacia la realización de la visión del presidente de revivir los trenes para pasajeros.

Comodidad y ligereza. Los trenes están equipados con todo lo necesario para proporcionar un viaje placentero, incluyendo enchufes, conexiones USB, maleteros suficientes para la totalidad de los pasajeros, mesas desplegables, asientos reclinables y un amplio espacio entre las piernas.

En julio, la firma Alstom entregó el primer tren destinado al "jaguar rodante", el cual alcanza una velocidad de 100 kilómetros por hora. A bordo del tren, el movimiento se torna prácticamente imperceptible, salvo durante los cambios de vía.

Publicidad

Lo malo

Costos del boleto. El denominado "tren del pueblo" no resulta tan accesible en términos económicos. Para experimentar el viaje a lo largo de las vías ferroviarias, se requiere desembolsar 1,166 pesos por un boleto de clase Turista y 1,862 pesos por la clase Premier.

A pesar de que el proyecto busca ser no solo un atractivo turístico sino también una alternativa de transporte asequible para los residentes locales mediante una tarifa preferencial, aún no se ha especificado cuándo entrará en vigor.

Traslados y ubicación de las estaciones. Las disparidades económicas entre las ciudades se hacen evidentes al observar los costos de traslado a las principales estaciones de Cancún y Campeche. A pesar de que el tiempo de viaje desde el centro de ambas ciudades hasta las estaciones no supera los 30 minutos, el costo de un taxi desde Cancún hasta la terminal es de 1,700 pesos, mientras que en Campeche es de 200 pesos.

Sólo una cafetería: El proyecto ferroviario contempla la implementación de tres tipos de vagones, cada uno ofreciendo diversas comodidades que van desde cafeterías hasta camarotes. Cada uno tendrá un nombre distinto, según la función que desempeñe: Xiinbal, Janal y P’atal, locuciones mayas que significan “caminar”, “comer” y “estadía”.

Xiinbal fue el seleccionado para la inauguración, siendo el de menor equipamiento y con una capacidad de hasta 221 pasajeros distribuidos en cuatro carros.

Entre el vagón uno y el vagón dos, que marca la transición entre las clases Turista y Premier, se encuentra una cafetería. Durante el primer recorrido abierto al público del Tren Maya, desde Campeche hasta Cancún, las filas para adquirir alimentos no eran menores a 30 minutos, con entre cinco y 10 personas de pie esperando en la cola casi constantemente durante la primera mitad del trayecto.

El tren inició su trayecto a las 7:14 de la mañana. Pasado el mediodía, la afluencia fue tan intensa que los alimentos se agotaron rápidamente, quedando solo un par de paquetes de galletas, agua mineral y cerveza, productos que también se agotaron poco después de la 1 de la tarde.

Publicidad

Lo incompleto

Aire acondicionado, electricidad y wifi intermitentes. En el primer viaje abierto al público del proyecto, el aire acondicionado fue intermitente, habiendo lapsos en los que el calor se encerraba dentro de la unidad.

Otro problema relacionado con la electricidad dentro del vagón fue el de los conectores para recargar celulares, ya que estos no suministraban energía de forma uniforme, sino por lapsos. Lo mismo sucedió con el wifi, que iba y volvía.

"Durante las fases iniciales de operación, es probable que se detecten algunas deficiencias. Por esta razón, contamos con un equipo de técnicos que se encargará de realizar las correcciones necesarias y ajustes pertinentes. Es importante tener en cuenta que estamos en una fase de 'preapertura' y no estamos operando con todas las funcionalidades al 100%", mencionó el general David Lozano Águila, director general del Tren Maya, en entrevista.

Transporte directo: A falta de rutas de transporte oficial ni tabuladores, se ha tenido que optar por taxis o autobuses que ofrecen el servicio por un precio que va desde los 50 pesos hasta los 1,000 pesos.

Sin puntos de venta de alimentos previo al viaje. Las estaciones inauguradas de forma oficial, la de San Francisco de Campeche y Cancún, no cuentan con ningún establecimiento para comprar alimentos o bebidas previo al viaje. Los espacios para los negocios están, pero aún no hay ninguna empresa que oferte productos ni servicios.

Sin paradas en las estaciones: Los primeros viajes a bordo del Tren Maya serán cortos, debido a que las paradas en cada estación no se realizan ya que están incompletas. Solo en Teya, una estación intermedia a la altura de Mérida, Yucatán, se permitió el descenso de pasajeros durante los primeros recorridos. Sin paradas en puntos clave, la explotación del potencial turístico de la zona todavía es poca.

La ruta. De los 1,554 kilómetros que contempla la ruta del Tren Maya, una tercera parte fue puesta en operación: el tramo entre Campeche y Cancún. Para poder disfrutar del resto de los tramos que conectarán a estos dos estados con Chiapas, Tabasco y Yucatán será necesario esperar dos meses y medio más.

Tags

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad