Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Guelaguetza, una fiesta de color y música que cumple 80 años

Oaxaca comienza su tradicional fiesta del 'lunes del cerro' con una unión de expresiones dancísticas, artesanales y gastronómicas

A lo largo de ocho décadas, el estado de Oaxaca ha mostrado lo que es su concepto de comunidad a través de una fiesta de color y música de viento por la que es conocida esta región en México.

La Guelaguetza, palabra que en la lengua zapoteca significa "dar y compartir" , se realiza año con año en los llamados lunes del cerro con el fin de destacar las raíces, la identidad y las culturas milenarias del estado, ubicado al sur de México.

Expresiones dancísticas, artesanales, gastronómicas integran esta celebración que une a ocho regiones del estado, con 15 comunidades étnicas, en un ejemplo de convivencia social, pese a las diferencias geográficas, regionales, étnicas y sociales.

El 25 de abril de 1932 inició esta tradición como "homenaje racial", en el marco de la celebración por los 400 años de que Oaxaca fuera catalogada como una ciudad, por decreto real.

El escenario que se eligió para este festejo fue el cerro de El Fortín, en la ciudad de Oaxaca, un sitio donde los mexicas realizaban ritos en honor a la diosa del maíz Centéotl, la cual es representada por alguna joven proveniente de alguna de las delegaciones participantes en la Guelaguetza .

"Una auténtica fiesta popular se desborda de alegría, donde el mezcal, el olor a copal y ramas de poleo son los elementos que acompañan esta festividad", de acuerdo con el sitio web oficial del festejo. 

Publicidad

El fin de semana previo al primer lunes del cerro, se realiza un desfile que recorre el centro de Oaxaca en el que danzantes de las ocho regiones del estado presumen sus trajes regionales y sus pasos de baile.

La noche del domingo se lleva acabo la representación de la historia de la princesa zapoteca Donají, que se convirtió en un lirio después de morir en la defensa de su pueblo.

Un convite ofrecido por las llamadas chinas oaxaqueñas y sus calendas, acompañados de una banda, abren paso a las celebraciones de la Guelaguetza que han dado al estado sureño mexicano proyección internacional.

La fiesta solo ha sido suspendida en 2006, por los conflictos entre el gobierno de Ulises Ruíz, quien dirigió la entidad de 2004 a 2010, y un grupo de maestros. 

El gobierno de Oaxaca espera ingresos superiores a los 200 millones de pesos y la afluencia de 100,000 visitantes nacionales e internacionales. En 2011, los números de la Guelaguetzá arrojaron ganancias de 191 millones de pesos.

Como parte del aniversario 80 de la Guelaguetza, se abrió una exposición del fotógrafo Aaron Pérez Yescas quien en 1932 capturó una serie de imágenes del primer Homenaje Racial.

Las carnavalescas chilenas de las comunidades costeñas como Putla Villa de Guerrero, hasta la representación de la conquista española sobre los mexicas, vista en la danza de la pluma de San Jerónimo Tecóatl y Villa de Zaachila; además de los sones de San Pedro Pochutla y los jarabes de San Pedro y San Pablo Ayutla Mixe y el baile de la flor de la piña de San Juan Bautista Tuxtepec, son parte del folclor que se podrá apreciar a partir de este lunes en la Guelaguetza.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad