4 herederos mexicanos que rompen la maldición familiar

Sólo tres de cada 10 firmas familiares sobreviven a la segunda generación. Éstos casos son exitosos; conoce cómo Emilio Azcárraga y Daniel Servitje han operado la compañías que recibieron como legado.
Alejandro Cetto Daniel Servitje  (Foto: Revista Expansión)
Cinthya Bibian
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En México hay más de cinco millones de empresas familiares cuyos líderes tienen el desafío de hacerlas crecer, madurar y permanecer vivas, pero son pocas las que consiguen hacerlo. Tres de cada 10 sobreviven a la segunda generación, 12% a la tercera y 4% a la cuarta, dice Debra Holschuh-Houden, directora ejecutiva del Centro de Empresas Familiares de la Universidad de Wisconsin.

Estas empresas mueren por errores de gestión, falta de planeación estratégica, innovación, institucionalización, problemas entre familiares, así como la falta de respeto y confianza de los empleados hacia los sucesores que tienen un vínculo consanguíneo con el líder anterior.

Otra falla es la falsa suposición de que las capacidades y las aptitudes profesionales del fundador se heredan con las acciones de la empresa, señala Guillermo Salazar, investigador de la red International Family Enterprise Research Academy, a la revista Expansión.

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
Así se prepara en Oaxaca la tradicional fiesta de la Guelaguetza
Te Recomendamos
×