Publicidad
Publicidad

5 medidas para sanear PEMEX (y una visi?

Mientras Las petroleras del mundo multiplican utilidades con el crudo caro, Pemex no tiene dinero pa

Empecemos por el final. Tras nadar durante meses en las angustias de la -industria petrolera mexicana, todos los ductos conducían al piso 44 de la torre -de Pemex, el segundo edificio más alto de la Ciudad de México. Qué recorrido -para llegar hasta aquí; cuánta riqueza. En el gueto petrolero de Ciudad del -Carmen, Campeche, cuenta uno de sus habitantes, unas bombas de agua desplazan el -agua de las lluvias tropicales a barrios de menor categoría, los coches están -blindados y las mujeres importan de Estados Unidos sus trajes de gala. Y cuánto -por hacer, qué mundo raro de 140,000 empleados, donde los cintotecarios (lea y -entenderá) conviven con los mercados globales, la crisis financiera con los -vestigios de la administración de la abundancia, la gestión por procesos con, -ay, la política.

- Empecemos por el final, entonces, por el piso 44. Luis Ramírez Corzo -reflexiona, exhorta, matiza y hasta gruñe en la sala de Consejo sobre el -destino de la empresa que dirige desde noviembre de 2004, la novena compañía -petrolera integrada del mundo: “La situación es compleja y crítica”. El -sexenio ya termina y poco tiempo le queda al frente de la paraestatal. Quizá -por eso no tiene miedo a llamar a las cosas por su nombre: crisis, voracidad -fiscal, gobierno corporativo, nueva relación laboral, reforma constitucional. -Ideas muy parecidas a las que Expansión recogió entre los especialistas en un -intento de encontrar soluciones para la joya de la República. ¿Las de siempre? -Por fin, la cabeza de Pemex las defiende en público.

- El sueño de todo ingeniero petrolero, dirigir Pemex, implica una condena: la -de carecer de verdadero poder, herramientas y recursos para transformar una -compañía que vive al borde de la quiebra financiera. Si Ramírez logra que se -acepten sus propuestas, dejará en otra posición a su sucesor.

- Pemex desempeñó diversos papeles desde su creación, con la expropiación -de la industria en 1938: fue icono de la patria, caja chica del gobierno, fuente -de empleos, botín político, pero sobre todo fuente de inmensa riqueza. El -petróleo sirvió en 1982 y 1995 como garantía para superar las crisis de la -deuda externa. Hoy, la práctica de ordeñar sin medida a la vaca, la está -matando.

Publicidad

- En promedio, en los cinco años recientes pagó en impuestos 110% de su -utilidad operativa. En 2004 registró pérdidas netas por 2,300 millones de -dólares sobre unos ingresos de 64,000 millones, pese a que los precios del -crudo duplicaron los previstos.

- Esto ha impedido que la compañía busque petróleo al mismo ritmo que lo -produce. Sólo hay crudo para 10 años más, y el pozo Cantarell, fuente de tres -de cada cuatro barriles que produce México, iniciará pronto su agonía. En los -últimos dos años Pemex invirtió en exploración y producción alrededor de -10,000 millones de dólares anuales, lo que le permitió incrementar la -producción 14%. Pero para ser eficiente necesita mucho más: elevar la cifra a -14,500 millones, según la Secretaría de Energía.

- Esta crisis aumenta la dependencia de México del gas natural y las gasolinas -importadas. Y la situación irá a peor, porque la planta eléctrica reciente se -alimenta de gas natural y porque Pemex invierte muy poco en la refinación de -gasolinas (de baja rentabilidad frente a la producción de crudo). Se ha optado -por “el lado fácil” de “despilfarrar la riqueza petrolera”, dijo -recientemente el empresario Carlos Slim, que ha invertido en constructoras de -plataformas.

- La indignación se hace palpable en el medio de los negocios. Las empresas -pagan, cuando Pemex no lo subsidia, el gas natural a precios de importación –tratándose -de un insumo básico de las industrias del vidrio, siderúrgica, cementera, -minera, eléctrica y química–, mientras una gran reserva de gas y crudo -duerme enterrada en un territorio de 1,300 kilómetros cuadrados, dos veces el -tamaño de España.

Publicidad

- La crisis del medio ambiente también apremia. “El rezago de la empresa en -mantenimiento y actualización técnica es de 20 años”, señala Ramírez. -Esto causó en el último año 15 accidentes en la red de 60,000 kilómetros de -ductos, con el consecuente daño ocasionado a las personas y a sus viviendas, el -desalojo de cientos, así como la contaminación de ríos y manglares en los -estados petroleros de Veracruz y Tabasco.

- “La soberanía es utilizada por los políticos para confundir al pueblo de -México”, dice. Ahí están Brasil y Noruega, con sus Petrobras y Statoil, -respectivamente. Ambos países abrieron su riqueza a la explotación privada -pero se reservaron el control de las compañías. “Todos queremos un Pemex -fuerte, que no comprometa en lo absoluto el derecho sobre la propiedad de -nuestros hidrocarburos”.

- Estas son nuestras propuestas para un nuevo Pemex cuando la mezcla mexicana -de crudo ronda los 55 dólares el barril de precio. ¿Un argumento para demorar -los cambios? Al contrario: “El status quo ya es catastrófico”.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad