Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El vino que marca el principio del fin d

-

El tercer jueves de noviembre los amantes del vino y de Francia vivieron una emocionada expectación. En el primer minuto de ese día partieron de los poblados de la región más de un millón de cajas de Beaujolais Noveau, que se envían a París y de ahí de forma inmediata a todo el mundo. Para llegar a sus destinos, viajan en globo, helicóptero, Concorde y hasta balsa. Como su nombre lo indica, este vino es joven, pues la uva se cosecha, fermenta y embotella en cuestión de semanas.

-

La locura empezó en los bistros de Beaujolais y Lyon, cuando llegaba la nueva producción de los viñedos locales; las jarras se llenaban directo de las barricas. Su fama se extendió después de la Segunda Guerra Mundial a la ciudad luz y de ahí al planeta.

-

Se trata de un tinto parecido a un blanco, pues no tiene taninos; su sabor es afrutado y es excelente para tomarse fresco. Por su juventud se considera un nouveau, es decir, que se libera antes de la siguiente cosecha. En México contamos por primera vez con botellas de la casa Georges Duboeuf, el principal productor de la región.

Publicidad

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad