Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Negocio de faldas

Carmen Amezcua emprendió un negocio en el que ellas mandan y los hombres ejecutan.

Es pequeña, pero de clientes importantes. No tiene catálogo, pero vende lo -que fabrica. Es creativa, pero no diseña publicidad. Y a pesar de que 55 de sus -80 empleados son hombres, es una empresa de mujeres. En DATCH, ellas piensan y -ellos ejecutan.

- Desarrollo Audiovisual Técnico de Creatividad Humana es lo que quieren decir -sus siglas y es una firma sinaloense. La creó en 1994 su hoy directora, Carmen -María Amezcua, una comunicóloga egresada de la Universidad Autónoma de -Guadalajara, quien antes de incursionar en la publicidad trabajó por su cuenta -en la producción de videos de eventos sociales.

- Junto con los videos empezó a ofrecer servicios de agencia de publicidad y -de representación de productos. “Poco a poco nos dimos cuenta de que además -podíamos producirlos y así tener más volumen de facturación y trabajo, y -también ofrecer mejor servicio”, explica.

- Así llegó a lo que se dedican hoy en día: fabricar lo que el cliente -necesite; adaptándose a sus necesidades particulares con base en el diseño con -el que ya cuenta. “Por ejemplo, un hotel nos pide que les hagamos los muebles, -ellos nos traen el diseño y nosotros se los maquilamos. Yo no vendo diseño, -aunque sí doy asesoría. La empresa viene con su propia agencia y nosotros -plasmamos el diseño que trae”. Hacen impresiones digitales en diferentes -materiales, espectaculares, muebles y carpintería industrial en general, y -trabajan distintos materiales como aluminio y cristal. “Tuve que dejar de -hacer videos aunque no quería, pero vimos que no era tan rentable como otras -actividades y que el crecimiento iba a ser menor”, recuerda a Amezcua.

- Todo lo que ofrece a sus clientes es en buena parte pensado por mujeres. Hay -un equipo creativo que diseña, y otro ejecutor que maquila. Los operarios son -en su mayoría hombres, y sus jefas, mujeres. “Al principio esto sí causaba -problemas, la gente como que se resistía a tener jefa, pero ahora lo ven más -normal”, explica la propietaria, quien pertenece a la Asociación de Mujeres -Empresarias. Vacila cuando se le pregunta qué prefiere al contratar: “Lo -cierto es que para algunos puestos sí prefiero mujeres, porque si llevan una -casa o son madres solteras tienen más capacidad para hacer cosas, dan mejor -resultado”. En los puestos directivos hay cuatro mujeres y dos hombres, dato -llamativo para una sociedad en la que ellas ocupan menos posiciones de decisión -que los varones.

- Dime para quién trabajas...
-
En 2004 DATCH facturó 50 millones de pesos, y este año espera crecer entre -20 y 25%. Su cliente más importante desde hace 11 años y que supone 40% de sus -ventas, es Coppel, la cadena de tiendas con sede en Sinaloa. “Desde el -principio hemos crecido con ellos”, explica Amezcua. “Les hacemos -espectaculares, la decoración de las fachadas y la organización interior de -las tiendas, las estanterías”. Para DATCH es muy importante trabajar con una -empresa como Coppel. “Nosotros queremos cadenas nacionales que estén en -crecimiento y en constante cambio, y que tengan solvencia moral y económica”.

Publicidad

- Otro de sus clientes es la Desarrolladora Homex. “Nos han ayudado a -diseñar las señales de indicación dentro de los fraccionamientos y también -algunos banners publicitarios”, apunta José María Vlasich, director -corporativo de ventas de esta constructora también sinaloense con la que DATCH colabora hace más de tres años.

- Ni Coppel ni Homex, por citar un par de clientes, trabajan sólo con DATCH. -No hay muchas empresas que ofrezcan servicios integrales como ella, pero la -competencia es dura, sobre todo con las especializadas. “Hay empresas que -trabajan de forma parcial y pueden ofrecer un servicio más barato”, reconoce -Amezcua. En el caso de Homex, Vlasich lo explica así: “Homex abarca todo el -territorio nacional y necesitamos que el servicio esté cerca del -fraccionamiento que estamos desarrollando”.

- DATCH también trabaja para otras empresas regionales como Calzapato, un -distribuidor con alrededor de 35 tiendas, y Deportenis, con cerca de 55 y a -punto de expandirse a Estados Unidos. Adicionalmente participa en el desarrollo -turístico de Nuevo Altata. “En el caso de las constructoras trabajamos mucho -con los arquitectos en la imagen. Somos una empresa que ofrece servicios -impresos, pero también decoración”.

- Las intenciones de Carmen María Amezcua son crecer a nivel nacional y abrir -una oficina en Guadalajara. No obstante, la propietaria aclara que la empresa -busca pocos clientes, pero bien atendidos. “Queremos casarnos con las -empresas, crecer con ellas, ofrecerles todo lo que nos pidan”, explica. “Es -una relación a largo plazo, queremos ir lentos, pero seguros”.

- Al frente de su equipo, Amezcua apuesta al crecimiento con los pies en la -tierra y la misma inspiración con la que arrancó. “Yo nunca trabajé por -dinero. Hacía mi trabajo porque me gustaba y siempre intenté que tuviese la -misma calidad y el mejor servicio. El dinero vino como consecuencia”, asegura.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad