Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Stop

Tras dos años de crecimiento, las terminales automotrices se preparan para una anunciada desacelera

La industria automotriz latinoamericana está muy bien. Los registros de -autos nuevos crecieron 10% en 2005, y los de vehículos comerciales 17%. Pero -las ventas están llegando a un límite. Se espera que en 2006 el registro de -vehículos(tanto particulares como comerciales) crezca sólo 3.4 y 2.2%, -respectivamente, y que en 2007 se incremente al ritmo del PIB.

- En el caso de México la fortaleza de la industria automotriz seguirá -dependiendo de la confianza del consumidor estadounidense.

- Este panorama alentador responde a una mejora en el crecimiento económico en -la mayor parte de Latinoamérica, a aumentos de los salarios reales, a las tasas -de interés más bajas y a la creciente disponibilidad de crédito.

- En Brasil, corazón de gran parte de la industria automotriz de la región, -la producción de vehículos creció hasta llegar a los 2.04 millones de -unidades en los 10 primeros meses de 2005, un crecimiento de 11.8% con respecto -a 2004. En el mercado interno, los registros de nuevos vehículos aumentaron -8.8% y las exportaciones crecieron 29%.

- En el caso de Argentina, la producción aumentó 21.5% hasta octubre de este -año. Las ventas locales (incluyendo las importaciones) crecieron 31%, mientras -que las exportaciones siguieron casi al mismo nivel, unas 147,100 unidades.

- Donde se está viviendo un verdadero auge es en Chile, donde las ventas de -vehículos aumentaron 27.3% en los primeros nueve meses de 2005 y siguen -rompiendo récord.

Publicidad

- Otros dos casos de buen desempeño automotriz son Colombia, con un -crecimiento en la ventas de autos de 42%, y Venezuela, donde los ingresos -provenientes de las exportaciones de petróleo han hecho que los consumidores y -las empresas se abalancen a comprar nuevos vehículos. Se prevé que las ventas -de vehículos durante 2005 crecerá 89%.

- En comparación con el desempeño del resto de la región, la situación de -México parece ser la más débil: los registros de vehículos subieron sólo -4.1%, hasta octubre de este año. Sin embargo, debido a la leve caída de las -exportaciones (0.7%) y el alza de las importaciones (5.4%), la producción local -se mantuvo en 1.29 millones de unidades.

- Brasil sobre ruedas
-
En Brasil, las terminales automotrices lograron buenos resultados y fue la -fortaleza del real la que impulsó las ventas. Volkswagen elevó las ventas de -la región de Sudamérica/ Sudáfrica 23%, con lo que revirtió su pérdida -operativa de 10 millones de euros (11.83 mdd) de los primeros nueve meses de -2004, logrando una ganancia de 113 millones de euros (133.69 mdd) en 2005. Las -ventas de su modelo Fox (Lupo en México), totalmente desarrollado en Brasil, -van bien en toda América Latina. Sin embargo, la demanda de este modelo se -desplomó en México, con una baja de 17.3% y una pérdida de más de 2% de su -participación de mercado. Las diferencias en el tipo de cambio dan cuenta de -gran parte de esta caída, ya que mucho de los autos que Volkswagen vende en -México se abastecen en las líneas de producción de Brasil.

- General Motors (GM) reportó un aumento de 40% en sus ventas de la región de -América Latina/Medio Oriente, llegando a 8.2 mdd en los primeros nueve meses de -2005. En México, GM registró un alza de 0.5%, en los primeros 10 meses del -año. Aun así, la producción local bajó 14.1% (a 78,023 unidades), y las -exportaciones cayeron 17.3%, lo que refleja el exceso de confianza en las -importaciones como fuente de abastecimiento del mercado local.

- Las ventas en Sudamérica de Ford crecieron más de 50% como consecuencia de -la gran demanda, el alza de precios y de las fluctuaciones en el tipo de cambio. -Ford logró mayor participación de mercado tanto en México como en Brasil.

- En México, Nissan (con 20.4% del mercado) está compitiendo intensamente con -GM por el liderazgo, al mismo tiempo que cosecha éxitos en otros destinos. En -Chile, su pick-up Terrano es líder del mercado en el sector de los vehículos -comerciales livianos.

Publicidad

- Toyota, con nuevas plantas en México y Argentina, logró 2.9% de -participación en el mercado mexicano, 12% en Chile y 4% en Argentina.

- Racionalizar la producción
-
A pesar de la fortaleza del mercado, la capacidad ociosa de las terminales -automotrices sigue siendo un problema que las obliga a ser muy cautelosas al -momento de hacer más inversiones. Desde hace ya algún tiempo, las plantas han -estado racionalizando su producción. Por ejemplo, Volkswagen está creando en -México una plataforma para producir el Audi modelo Station Wagon (o All Road), -tras detener su producción este año en Brasil. Ford frenó el ensamblado de su -Land Rover Defender SUV en ese país, prefiriendo importar el vehículo desde -Inglaterra. PSA Peugeot-Citroën está siguiendo la tendencia de la industria de -usar a Brasil para fabricar vehículos pequeños y a Argentina para los modelos -más costosos. No obstante, tiene planes de expandir su producción en Brasil, -lo que mostraría que la compañía dejaría de producir automóviles con -motores de un litro, y cedería este importante segmento (57% de las ventas de -autos en Brasil) a Fiat, GM y Volkswagen.

- El futuro
-
En Latinoamérica, las ventas de coches seguirán creciendo entre 2006 y -2009, aunque a un ritmo mucho más lento.

- El freno principal será la fortaleza del real, ya que Brasil exporta casi un -tercio de su producción automotriz. Los principales exportadores son -Volkswagen, GM, Ford y Fiat y los destinos son los otros países sudamericanos, -México y Europa. Con la apreciación del real, caen las ventas al exterior. -Volkswagen ha dejado de exportar su modelo Gol a China, mercado donde ubicaba -50,000 vehículos al año. La firma anticipa una caída de hasta 40% en sus -exportaciones en 2006. Según GM, sus exportaciones caerán de 200,000 en 2005 a -160,000 unidades en 2006. Fiat también prevé una caída de 30,000 unidades en -sus ventas del año próximo.

- Sin la válvula de seguridad de las exportaciones, crecerán las presiones en -el mercado interno. Las terminales se enfrentarán a la disyuntiva de tener que -hacer descuentos para ganar participación de mercado o bien reducir -progresivamente la producción. De una manera o de otra, se verán afectados los -márgenes. Eso sí, otras terminales se beneficiarán con el encarecimiento de -las exportaciones brasileñas. En Argentina, Ford, Peugeot-Citroën, GM y Toyota -celebrarán la menor competencia de los coches Fiat y Volkswagen hechos en -Brasil. En México, Nissan estará feliz ante una competencia menor de autos -importados de las plantas brasileñas de Volkswagen, Ford y GM. Sin embargo, es -posible que el mercado automotriz mexicano tenga una baja repentina si no -aumenta el gasto de los consumidores en EU.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad