¿Y todo para qué?

-
Alejandro Ángeles

Diga lo que diga Teléfonos de México sobre sus tarifas, los usuarios seguimos sufriendo y tenemos servicios de telecomunicaciones de tercera clase.

La empresa, Cofetel y la SCT se echan la bolita cuando se trata de averiguar por qué en México no han despegado los servicios agregados (que, en otras latitudes, son simplemente servicios básicos).

El tan llevado y traído –y nunca más alejado– triple play no se ha consolidado. Ha habido simples escarceos, como el de Cablevisión en algunos puntos aislados del DF y los anecdóticos lanzamientos de algunas cableras en provincia o esfuerzos como los de Marcatel (en Monterrey) y Maxcom (en Puebla).

La prohibición a Telmex de hacer transmisiones de televisión por su red nos cuesta a los usuarios, seamos o no clientes de la empresa, hasta 400 MDD al año, según Ramiro Tovar, investigador del ITAM. Estamos subsidiando, añade, la inexistencia de un mercado, la ineficiencia y los pleitos entre la SCT y la Cofetel.

Si hubiera un mercado triple play, crecería enormemente la penetración de la televisión de paga y la publicidad en medios electrónicos y se desarrollaría más la producción televisiva en México.

Por ahora, los únicos ganadores son los operadores actuales, quienes cobran tarifas superiores a las de toda América Latina.

aangeles@expansion.com.mx

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
‘Welcome to America’, la portada de Time que retrata el dolor por una política
Te Recomendamos
×