Publicidad
Publicidad

7 consejos para prepararte ante la posible mudanza de secretarías

El plan de trasladar las dependencias federales fuera de la CDMX está sobre la mesa. Si formas parte de la estructura de gobierno, así tienes que blindar tus finanzas.
Mudanza.
Mudanza. El costo de vida fuera de la CDMX es más barato, va del 20% hasta el 80% tan solo en el precio de las rentas.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - Es posible mitigar la incertidumbre ante el cambio de residencia. Si eres parte de los burócratas a los que pretenden trasladar a otros estados debido a la descentralización de secretarías, debes considerar un reajuste en tus gastos y hacer un scouting en tu posible zona de residencia, sugieren expertos en finanzas personales.

Hasta el momento, el equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador no ha especificado el número de funcionarios que se desplazarán de la Ciudad de México hacia otros estados, ni ha detallado cómo será la migración o si habrá algún incentivo para los colaboradores que cambiarán de residencia. Lo único que se ha revelado es que el traslado comenzaría con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que se iría a Yucatán, y la Secretaría de Turismo, a Quintana Roo.

Es posible tener un estimado de la cifra de personas que se verán impactadas por esta decisión. En la Ciudad de México tres de cada 100 habitantes participan en puestos de la administración pública, 41% de ellos gana menos de 10,000 pesos, 21.5% tiene ingresos de 10,000 a 20,000 pesos y 37.5% tiene un sueldo mayor a los 20,000 pesos, según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Alejandro Saracho, experto en salud financiera, considera que la descentralización de las secretarías es positiva porque reactivará la economía de los estados. Mientras que Jordi Greenham, CEO del portal inmobiliario Homie.mx, dice que este movimiento debe estar acompañado de apoyos gubernamentales y adecuarse a la oferta inmobiliaria y de servicios para recibir a las personas que lleguen a dicha ciudad o estado. “No es un cambio inmediato”, resalta.

Publicidad

Si trabajas en alguna de las dependencias que podrían mudarse a otras entidades, los especialistas recomiendan que consideres los siguientes puntos:

1. Exploración

El primer paso es identificar a qué estado es posible que trasladen la dependencia en la que laboras. Regina Reyes-Heroles, autora de Vivir como reina y gastar como plebeya, sugiere cotizar tu mudanza con una compañía de mudanzas. “Eso te dará una idea de cuánto te costará moverte para allá”. A partir de esa cifra, es importante comenzar a hacer un presupuesto y a recortar gastos para ahorrar el dinero que te permitirá el cambio, dice.

Publicidad

2. Estilo de vida

El siguiente paso es investigar cuál es el costo de vida en ese lugar. “La manera de hacerlo es hablar con un amigo o familiar que viva ahí. También puedes ir de vacaciones un fin de semana y explorar las zonas residenciales y comerciales, conocer precios de productos, servicios, transporte y vivienda”, sugiere Saracho.

3. Redes sociales

Publicidad

Para hacer el scouting, puedes buscar grupos o foros en Facebook de gente que viva en aquellos estados o ciudades. A los mimebros puedes preguntarles qué zonas son seguras para vivir, dónde te recomiendan comprar o rentar y cuánto cuestan las colegiaturas (en caso de que tengas hijos), recomienda Sonia Sánchez-Escuer, creadora de la plataforma de finanzas personales BlogyLana.com.

4. Servicios

Publicidad

Si tienes hijos, tendrás que buscar una escuela similar a la que hoy están asistiendo. Y si tienes un familiar que necesita atención médica especializada, deberás buscar que el proveedor de dicho servicios de salud también esté cerca de tu nueva casa. “Hay que hacer un análisis de las circunstancias y necesidades personales”, dice Regina Reyes- Heroles.

5. Rentas

Los costos en provincia son más bajos que en la Ciudad de México. Jordi Greenham asegura que en ciudades como Guadalajara y Monterrey, el costo de la renta de vivienda es entre 20% y 30% menor al de la capital del país. “Estamos hablando de una vivienda de 80 a 120 m2, con un promedio de renta mensual de entre 8,000 y 10,000 pesos”, comenta.

Publicidad

Mientras que en Puebla, Querétaro y Tijuana, podrías encontrar vivienda en renta 40% o 50% más baja, es decir, unos 5,000 u 8,000 pesos mensuales, detalla el CEO de Homie.mx.

Y en ciudades como Mérida, por ejemplo, el costo de las rentas baja hasta 80%, equivalente a unos 5,000 pesos, explica Greenham.

6. Vivienda

Publicidad

Existen varios escenarios a prever según tu situación. Si cuentas con una propiedad o hipoteca en la Ciudad de México, podrías vender tu casa y comprar una nueva en el lugar donde es posible que se establezca tu trabajo. “Como esta nueva vivienda será más barata, tendrás un remanente que podrías ahorrar o usar para pagar adecuaciones o mudanza”, sugiere Saracho.

Reyes-Heroles considera que comprar una vivienda inmediatamente podría ser arriesgado. Sugiere no deshacerte de tu casa en la Ciudad de México y ponerla en renta, para que con esos recursos puedas pagar el alquiler en otra entidad. Cuando estés completamente seguro de la zona, la región, los vecinos y lo servicios, puedes considerar la opción de comprar un inmueble allá.

7. Mudanza

Publicidad

Realiza un inventario de cuántos muebles, autos y objetos personales tienes. Valora si te conviene venderlos y comprar nuevos en tu nueva residencia, así podrías ahorrarte el costo de mudanza, coinciden Sánchez-Escuer y Saracho.

“Cuando te mudas tienes que hacerte chiquito, tienes que deshacerte de esas cosas y moverte con el 30% de lo que tienes, si es posible. Al deshacerte de las cosas que no usas o que puedes reemplazar, generas flujo de efectivo que te sirve para mudarte o enfrentar gastos derivados del viaje”, comenta Saracho.

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad