Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Prepara tu declaración anual, evita errores y recibe antes tu devolución

Buscar y ordenar todas tus facturas de deducibles y revisar que no haya errores en la información que tiene sobre ti el SAT tiene ventajas.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión).- Aún faltan tres semanas para que se abra el plazo de presentación de la declaración anual de la renta, correspondiente al ejercicio fiscal de 2018. Pero, para que no te entren las prisas, te ofrecemos las claves que regirán el ejercicio de este año: desde las novedades, hasta quiénes son los obligados a presentarla.

Tenerlo todo listo con anticipación tiene ventajas. Rodrigo Ramírez Venegas, presidente de la Comisión Fiscal 3 del Colegio de Contadores Públicos de México, señala que el principal beneficio es obtener una devolución de forma más rápida, ya que la anticipación permite corregir a tiempo cualquier error y emitir correctamente la declaración. "Mientras más rápido presente mi declaración, antes tendré mi devolución", resume el especialista.

Esto es lo que no debes perder de vista.

Lo nuevo:
El Sistema de Administración Tributaria (SAT) integró este año una herramienta llamada Visor de nómina, con la que pretende revisar todos los comprobantes emitidos por el patrón, mejorar la captación y agilizar la declaración. Si bien hasta ahora aparecían los datos del contribuyente de manera precargada, había que esperar hasta el 1 de abril para revisar la información. Este año se podrá hacer de manera previa, explica Rodrigo Ramírez Venegas.

“Con esta herramienta puedes ir revisando los conceptos que ya tienes precargados para que los compares y no pase lo mismo del año pasado, cuando todo el mundo quería presentar su declaración y estaban mal algunos conceptos”, explica Ramírez. Resultado de ello, muchos contribuyentes tardaron en presentar su información y retrasaron su devolución.

Es importante revisar detalladamente esta información pues será la base para hacer el cálculo correspondiente en la declaración, menciona Daniel Martínez, vocero de la plataforma de consultoría fiscal Enconta. "Así, tanto el trabajador como el empleador podrán verificar que los datos sobre ingresos y retenciones estén correctos”, agrega.

Publicidad

Lea: ¿Quieres solicitar la devolución del IVA? Esta guía es para ti

Si existiera algún error, puedes solicitar los cambios a tu patrón para que queden listos antes del 30 de abril, fecha límite para que las personas físicas cumplan con su obligación fiscal.

Lo que no cambia:

Ramírez Venegas recuerda que aquellas personas físicas con salario superior a los 400,000 pesos anuales o que dejaron de trabajar antes del 31 de diciembre están obligadas a presentar su declaración.

También quienes generaron ingresos por prestar servicios profesionales de manera independiente a empresas o dependencias de gobierno, así como si realiza actividades empresariales o son propietarios de un inmueble en renta.

Lo que no debes olvidar:

Otro tema relevante son las deducciones, es decir, los gastos que según del SAT puedes restar de tus ingresos acumulables. Incluyen los honorarios médicos, dentales y por servicios profesionales en psicología y nutrición, así como los gastos hospitalarios y medicinas incluidas en facturas de hospitales.

Las colegiaturas en instituciones educativas privadas desde nivel preescolar hasta bachillerato y los gastos funerarios también entran en este derecho. Recuerda que el monto total de las deducciones personales (excepto gastos médicos por incapacidad y discapacidad, donativos, aportaciones voluntarias y aportaciones complementarias de retiro, así como estímulos fiscales) no puede exceder de cinco Unidades de Medida y Actualización (UMA) anuales (es decir 154,110 pesos) o del 15% total de tus ingresos.

Al cierre de 2018, el número de declaraciones anuales presentadas ante el SAT fue de 9,056,678, esto fue 570,239 más que lo registrado en 2017. Las personas físicas representaron 87.8% del total de las declaraciones presentadas. El resto son morales.

Cómo presentarla:

Recuerda que puedes hacerlo desde tu propia casa, solo debes conectarte a la plataforma del SAT y seguir estos pasos:

- Una vez en el portal del SAT, haz clic en el apartado Declaraciones. Selecciona la opción de Anual en el régimen de salarios.

- Una vez ahí, te solicitará tu RFC y tu contraseña o e.firma para continuar.

- En la primera pantalla viene seleccionado el ejercicio y el régimen en el que se tributa. Sin embargo, también se pueden agregar otras opciones, como declarar los ingresos por arrendamiento, actividad empresarial o servicios profesionales.

- En la siguiente pantalla se encuentra un desglose de nuestros ingresos, cuyas cantidades ya tuvieron que haber sido verificadas en el Visor de nómina para corroborar que están correctas.

- En caso de haber realizado alguna deducción personal, esa información aparece en la siguiente pestaña. Ahí podemos clasificar o añadir algunas facturas según los rubros.

- Por último, en la Determinación aparece el resumen de ingresos, retenciones y deducciones. Además, ahí se conoce si tienes un saldo a favor, en cuyo caso se solicitará tu cuenta CLABE para que se te sea depositado.

-Antes de enviar la declaración anual, verifica que todos los datos son correctos.

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad